No es cuento, es Historia – Inés Quintero

publicado el 11/08/12 por Laura Rodriguez en Libros Etiquetas:, ,

Play no-es-cuento-es-historia-ines-quintero

talcualdigital

  El pasado miércoles 8 de agosto, entrevistamos en nuestro programa de radio por el Circuito Éxitos a la destacada historiadora, Inés Quintero, a propósito de su libro más reciente “No es cuento, es historia”.

  César Miguel Rondón (CMR): Inés, este libro está concebido para la radio, son textos pequeños, breves. Tú confiesas en el prólogo: “No fue una tarea, fácil la primera vez que como historiadora me enfrenté a pensar y escribir historia en un formato diferente al que comúnmente utilizamos los historiadores, acostumbrados, por lo general, a escribir libros o artículos de cierta extensión”. Aquí estabas limitada a un tiempo, pero sin perder la densidad, ni el rigor que te supone como historiadora, como académica de la historia, el abordaje de cualquier  hecho histórico. ¿Qué fue eso?

    Inés Quintero (IQ): Como experiencia sensacional, muy difícil sobre todo porque 1250 caracteres se dice fácil, pero comprimir un texto que tenga sentido, que tenga contenido, que tenga reflexión y que además, a la gente le guste. El día de la presentación César  dijo una cosa muy sabrosa, que “No es cuento es historia” en alguna forma dice; “no te están montando un paquete”. Es parte de una reflexión. Y yo sí quiero insistir mucho sobre eso. Claro se lee muy fácil, se puede leer por cualquier página, uno lo abre y lee una historia breve. Lo más importante es que ninguna de esas historias es producto de mi mente acalorada. No es elucubración, no es invento, no es disparate. Es resultado de una investigación hecha expresamente con esa finalidad. Bueno, eso le da un carácter de que no es cuento, no es chisme, no es coba, es historia, ese es el sentido esencial de lo que quisimos hacer con el libro, y que inicialmente era para oírlo y ahora es para leerlo.

@queleer Bautizo Libro “No es cuento, es Historia”

CMR: Ahora, fíjate, escoges referencias muy puntuales, como si estuviésemos sacando botoncitos de una caja y regándolos de diversos colores. Pero todos van conformando un mosaico, donde desparramas los botoncitos con sus colores sobre la mesa y al final vas teniendo un mosaico muy curioso. Entonces, tú lo adviertes acá, es decir, así surgieron a la radio, pero para el libro fueron ordenados. Pero una vez que se ordenan desde otra perspectiva, uno empieza a descubrir detalles. Pesan más, por ejemplo, para esta historiadora radial, el héroe civil que el héroe militar.

  IQ: Absolutamente, sí. Yo creo que hubo una intencionalidad y ahí sí lo puedo decir ningún pudor. Hubo la intención de poner en la radio y después sobre el papel esos personajes inadvertidos de nuestras historia, inadvertidos porque no empuñaron un sable o porque simplemente, no fueron protagonistas de las gestas heroicas.  Aquí tenemos venezolanos comunes y corrientes. Yo siempre digo, que acercarse a una mujer que en medio de la guerra de independencia tenía que sacar una partida de viudez, te dice mucho más de lo que es la realidad venezolana. Que unos tipos  que estaban con unas pistolas echándose tiros. Esta pobre mujer había perdido el marido, había conseguido un levantico, se podía casar y resulta que sin la partida de viudez no podía contraer matrimonio. Imagínense sacar una partida de viudez ahorita es complicado,  en medio de una guerra de independencia podía ser una faena imposible.

  CMR: Ahora, sacas mucho las anécdotas de ese personaje favorito tuyo que es María Antonia Bolívar.

  IQ: Y eso que cuando teníamos el programa de radio y cuando elaboré el libro, no estaba la peineta todavía. Pero por ejemplo,  a mí me parece bien importante, porque hay una conexión directa de manera permanente entre la vida política del venezolano y su historia. Ahí por ejemplo, hay un micro sobre Guzmán Blanco, bueno la egolatría desenfrenada de Guzmán  y el tema de las estatuas, pero las estatuas se las tumbaron. Todo poder tiene su caída, tiene su final. Hay un micro también de Antonio Guzmán Blanco, cuando inventó que el voto fuese público y firmado para no tener sorpresas. Entonces, uno lo lee y dice, esto está bien a mi esto me dice algo, me suena.  Está la enfermedad de Cipriano Castro. Cipriano Castro enfermo y todo el mundo no hablaban sino de la enfermedad del presidente y un buen día coger un barquito para irse a curar los riñones y el compadre le dijo; no regreses que no vas, ¡no te vistas que no vas!.

  CMR: ¿Por qué nuestra historia es como tan reiterada?

  IQ: No. Es un guiño para que entendamos que si no la conocemos, nos pueden meter coba. Es parte del intento de hacerla viva, de hacerla cercana, de hacerla presente, de hacerla constante, que creo que es el papel que nos corresponde a nosotros los historiadores.

  CMR: Hay algo maravilloso, porque cuando enfrentamos, asumimos a los civiles, los civiles somos todos, nos conocemos y nos entendemos. Pero como nos han tratado de vender solo una historia militar, los militares son personajes para nosotros, los civiles, un poco difíciles de conocer. Entonces, del Mariscal de Ayacucho, sabemos que era un hombre muy joven, aguerrido militar, que logra la gran batalla de toda la gesta continental. Pero ¡qué anécdota más particular la de su boda!.

  Inés Quintero: Si Un noviazgo largo, con muy baja intensidad. Esos niños se comprometieron y tuvieron 6 años sin verse, hasta que finalmente se casaron por poder y por poder. Y finalmente cuando el Mariscal de Ayacucho llegó a cumplir su faena, bueno, habían transcurrido nada más y nada menos que  6 años del compromiso. Ella ya no sabía quién era ese señor!! Y bueno, pero hizo su trabajo.

  CMR: Además, un personaje con un carácter muy particular, porque era mentira que era sumiso a Bolívar.

IQ: También hay un intento dentro de los textos de desmitificar, desmentir, revisar y poner a la gente a pensar. Hay uno en particular que siempre genera mucha roncha que es; bueno, Bolívar no murió pobre, que broma, no murió pobre, como hacemos, pero eso no es malo. Uno se puede morir pobre o se puede morir rico o se puede morir con sus coroticos. Pero eso son el tipo de cosas que esta tan fijo en la conciencia del venezolano o se ha insertado de tal manera, que cuando  tú dices: siempre hemos pensado que Bolívar murió pobre, esto no es verdad.  Bolívar era dueño de las minas de Aroa.

CMR: Además las había planificado, como tú cuentas aquí, para tener un retiro cómodo en Europa.

  IQ: Un retiro cómodo sin CADIVI, con sus minas de Aroa, pero no las vendió. Y cuando uno lee el inventario de los coroticos que tenía Simón Bolívar allá en San Pedro Alejandrino, oye, perdóname, pero un señor que tenía varios manteles, cucharas de plata, vajillas, un corotaje. Perdóname, este señor no estaba pobre, pobre está uno ahorita en esta pelazón.

CMR:  Y todo esto, obviamente, porque “Esto no es cuento, esto es Historia”

Ines Quintero: Y el corolario de todo esto es: ¡Si te sabes tú historia no te la pueden cambiar!

  Gracias a Inés Quintero. “No es cuento, es Historia”



WP_Post Object
(
    [ID] => 4800
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2012-08-11 12:13:18
    [post_date_gmt] => 2012-08-11 12:13:18
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play" track="[email protected]"] [vc_separator]

[caption id="attachment_4810" align="alignleft" width="344"] talcualdigital[/caption]

  El pasado miércoles 8 de agosto, entrevistamos en nuestro programa de radio por el Circuito Éxitos a la destacada historiadora, Inés Quintero, a propósito de su libro más reciente “No es cuento, es historia”.

  César Miguel Rondón (CMR): Inés, este libro está concebido para la radio, son textos pequeños, breves. Tú confiesas en el prólogo: “No fue una tarea, fácil la primera vez que como historiadora me enfrenté a pensar y escribir historia en un formato diferente al que comúnmente utilizamos los historiadores, acostumbrados, por lo general, a escribir libros o artículos de cierta extensión”. Aquí estabas limitada a un tiempo, pero sin perder la densidad, ni el rigor que te supone como historiadora, como académica de la historia, el abordaje de cualquier  hecho histórico. ¿Qué fue eso?

    Inés Quintero (IQ): Como experiencia sensacional, muy difícil sobre todo porque 1250 caracteres se dice fácil, pero comprimir un texto que tenga sentido, que tenga contenido, que tenga reflexión y que además, a la gente le guste. El día de la presentación César  dijo una cosa muy sabrosa, que “No es cuento es historia” en alguna forma dice; “no te están montando un paquete”. Es parte de una reflexión. Y yo sí quiero insistir mucho sobre eso. Claro se lee muy fácil, se puede leer por cualquier página, uno lo abre y lee una historia breve. Lo más importante es que ninguna de esas historias es producto de mi mente acalorada. No es elucubración, no es invento, no es disparate. Es resultado de una investigación hecha expresamente con esa finalidad. Bueno, eso le da un carácter de que no es cuento, no es chisme, no es coba, es historia, ese es el sentido esencial de lo que quisimos hacer con el libro, y que inicialmente era para oírlo y ahora es para leerlo.

[caption id="attachment_4811" align="alignright" width="150"] @queleer Bautizo Libro "No es cuento, es Historia"[/caption]

CMR: Ahora, fíjate, escoges referencias muy puntuales, como si estuviésemos sacando botoncitos de una caja y regándolos de diversos colores. Pero todos van conformando un mosaico, donde desparramas los botoncitos con sus colores sobre la mesa y al final vas teniendo un mosaico muy curioso. Entonces, tú lo adviertes acá, es decir, así surgieron a la radio, pero para el libro fueron ordenados. Pero una vez que se ordenan desde otra perspectiva, uno empieza a descubrir detalles. Pesan más, por ejemplo, para esta historiadora radial, el héroe civil que el héroe militar.

  IQ: Absolutamente, sí. Yo creo que hubo una intencionalidad y ahí sí lo puedo decir ningún pudor. Hubo la intención de poner en la radio y después sobre el papel esos personajes inadvertidos de nuestras historia, inadvertidos porque no empuñaron un sable o porque simplemente, no fueron protagonistas de las gestas heroicas.  Aquí tenemos venezolanos comunes y corrientes. Yo siempre digo, que acercarse a una mujer que en medio de la guerra de independencia tenía que sacar una partida de viudez, te dice mucho más de lo que es la realidad venezolana. Que unos tipos  que estaban con unas pistolas echándose tiros. Esta pobre mujer había perdido el marido, había conseguido un levantico, se podía casar y resulta que sin la partida de viudez no podía contraer matrimonio. Imagínense sacar una partida de viudez ahorita es complicado,  en medio de una guerra de independencia podía ser una faena imposible.

  CMR: Ahora, sacas mucho las anécdotas de ese personaje favorito tuyo que es María Antonia Bolívar.

  IQ: Y eso que cuando teníamos el programa de radio y cuando elaboré el libro, no estaba la peineta todavía. Pero por ejemplo,  a mí me parece bien importante, porque hay una conexión directa de manera permanente entre la vida política del venezolano y su historia. Ahí por ejemplo, hay un micro sobre Guzmán Blanco, bueno la egolatría desenfrenada de Guzmán  y el tema de las estatuas, pero las estatuas se las tumbaron. Todo poder tiene su caída, tiene su final. Hay un micro también de Antonio Guzmán Blanco, cuando inventó que el voto fuese público y firmado para no tener sorpresas. Entonces, uno lo lee y dice, esto está bien a mi esto me dice algo, me suena.  Está la enfermedad de Cipriano Castro. Cipriano Castro enfermo y todo el mundo no hablaban sino de la enfermedad del presidente y un buen día coger un barquito para irse a curar los riñones y el compadre le dijo; no regreses que no vas, ¡no te vistas que no vas!.

  CMR: ¿Por qué nuestra historia es como tan reiterada?

  IQ: No. Es un guiño para que entendamos que si no la conocemos, nos pueden meter coba. Es parte del intento de hacerla viva, de hacerla cercana, de hacerla presente, de hacerla constante, que creo que es el papel que nos corresponde a nosotros los historiadores.

  CMR: Hay algo maravilloso, porque cuando enfrentamos, asumimos a los civiles, los civiles somos todos, nos conocemos y nos entendemos. Pero como nos han tratado de vender solo una historia militar, los militares son personajes para nosotros, los civiles, un poco difíciles de conocer. Entonces, del Mariscal de Ayacucho, sabemos que era un hombre muy joven, aguerrido militar, que logra la gran batalla de toda la gesta continental. Pero ¡qué anécdota más particular la de su boda!.

  Inés Quintero: Si Un noviazgo largo, con muy baja intensidad. Esos niños se comprometieron y tuvieron 6 años sin verse, hasta que finalmente se casaron por poder y por poder. Y finalmente cuando el Mariscal de Ayacucho llegó a cumplir su faena, bueno, habían transcurrido nada más y nada menos que  6 años del compromiso. Ella ya no sabía quién era ese señor!! Y bueno, pero hizo su trabajo.

  CMR: Además, un personaje con un carácter muy particular, porque era mentira que era sumiso a Bolívar.

IQ: También hay un intento dentro de los textos de desmitificar, desmentir, revisar y poner a la gente a pensar. Hay uno en particular que siempre genera mucha roncha que es; bueno, Bolívar no murió pobre, que broma, no murió pobre, como hacemos, pero eso no es malo. Uno se puede morir pobre o se puede morir rico o se puede morir con sus coroticos. Pero eso son el tipo de cosas que esta tan fijo en la conciencia del venezolano o se ha insertado de tal manera, que cuando  tú dices: siempre hemos pensado que Bolívar murió pobre, esto no es verdad.  Bolívar era dueño de las minas de Aroa.

CMR: Además las había planificado, como tú cuentas aquí, para tener un retiro cómodo en Europa.

  IQ: Un retiro cómodo sin CADIVI, con sus minas de Aroa, pero no las vendió. Y cuando uno lee el inventario de los coroticos que tenía Simón Bolívar allá en San Pedro Alejandrino, oye, perdóname, pero un señor que tenía varios manteles, cucharas de plata, vajillas, un corotaje. Perdóname, este señor no estaba pobre, pobre está uno ahorita en esta pelazón.

CMR:  Y todo esto, obviamente, porque “Esto no es cuento, esto es Historia”

Ines Quintero: Y el corolario de todo esto es: ¡Si te sabes tú historia no te la pueden cambiar!

  Gracias a Inés Quintero. "No es cuento, es Historia"

[post_title] => No es cuento, es Historia - Inés Quintero [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => no-es-cuento-es-historia-ines-quintero [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2012-08-11 12:17:22 [post_modified_gmt] => 2012-08-11 12:17:22 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://cesarmiguelrondon.com/?p=4800 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 1 [filter] => raw )

One Response to “No es cuento, es Historia – Inés Quintero”


José Antonio Román G
8 diciembre, 2016 Responder

He leído unos cuantos libros de Inés Quintero. Todos excelentes. Es una escritora de letra suave y fina. Muy buena pluma. Sus libros sobre Historia de Venezuela y personajes muy buenos. Acabo de terminar de leer No es Cuento, es Historia. Extraordinario. Hechos que desconociamos totalmente. Los Esclavos, Los y las mantuanas, Mujeres célebres etc etc Quisiera saber su correo electrónico para escribirle y contactarla. Me interesan algunos libros, por ej. La Palabra Ignorada, Permitame contarles, y otros títulos

Dejar un comentario


error: Content is protected !!