Dime cómo suenas – Luis Yslas Prado

publicado el 6/08/19 por Michelle Rodríguez en También Sucede Etiquetas:, , , ,

Publicado en: Papel Literario

Por: Luis Yslas Prado

Dime cómo suenas - Luis Yslas Prado

Le pido al panadero que me dé dos soles de pan y una mantequilla. Cuando voy a pagar me pregunta si soy venezolano.

Y añade: “Lo digo por el acento”. No es la primera vez que me lo preguntan aquí en Lima.

¿Cómo resumir un largo trayecto existencial de ida y vuelta: mi nacimiento, en Lima, en 1972, mi viaje a Caracas cuando tenía siete años, las casi cuatro décadas que viví en Venezuela, y mi regreso al Perú en 2017? Son muchos años, muchas historias… y una cola de clientes que aguardan su turno.

Así que respondo: “El acento ya me delató” y me despido con la incómoda sensación de haber sido inexacto. O evasivo. Ahora pienso que tal vez sea el acento nuestro signo más inequívoco de pertenencia, por lo que la identidad no sería otra cosa que una determinada pronunciación: un sonido familiar. Sin embargo, para muchos migrantes nuestra entonación no solo indica de dónde somos. También las inflexiones que el tiempo del exilio va imprimiendo en nuestro modo de hablar revelan, en su combinación sonora, el tránsito musical hacia otros posibles arraigos. Vamos siendo según el modo como sonamos. Y aunque las modulaciones varíen con los años y las mudanzas, la patria siempre será una voz que nos delata



WP_Post Object
(
    [ID] => 67688
    [post_author] => 34
    [post_date] => 2019-08-06 07:32:02
    [post_date_gmt] => 2019-08-06 11:32:02
    [post_content] => 

Publicado en: Papel Literario

Por: Luis Yslas Prado

Dime cómo suenas - Luis Yslas Prado

Le pido al panadero que me dé dos soles de pan y una mantequilla. Cuando voy a pagar me pregunta si soy venezolano.

Y añade: “Lo digo por el acento”. No es la primera vez que me lo preguntan aquí en Lima.

¿Cómo resumir un largo trayecto existencial de ida y vuelta: mi nacimiento, en Lima, en 1972, mi viaje a Caracas cuando tenía siete años, las casi cuatro décadas que viví en Venezuela, y mi regreso al Perú en 2017? Son muchos años, muchas historias... y una cola de clientes que aguardan su turno.

Así que respondo: “El acento ya me delató” y me despido con la incómoda sensación de haber sido inexacto. O evasivo. Ahora pienso que tal vez sea el acento nuestro signo más inequívoco de pertenencia, por lo que la identidad no sería otra cosa que una determinada pronunciación: un sonido familiar. Sin embargo, para muchos migrantes nuestra entonación no solo indica de dónde somos. También las inflexiones que el tiempo del exilio va imprimiendo en nuestro modo de hablar revelan, en su combinación sonora, el tránsito musical hacia otros posibles arraigos. Vamos siendo según el modo como sonamos. Y aunque las modulaciones varíen con los años y las mudanzas, la patria siempre será una voz que nos delata

[post_title] => Dime cómo suenas - Luis Yslas Prado [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => dime-como-suenas-luis-yslas-prado [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2019-08-06 01:33:45 [post_modified_gmt] => 2019-08-06 05:33:45 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=67688 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw )

Dejar un comentario


error: Content is protected !!