Largometrajes, Series y Miniseries para cine y tv

César Miguel Rondón es uno de los escritores de televisión (novelas, miniseries, seriados y largometrajes) más prestigiosos de Hispanoamérica; destacándose, además, como productor y director. Sus novelas se han transmitido con rotundo éxito en países de América, Europa y Asia: República Dominicana, Paraguay, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Panamá, Perú, El Salvador, Puerto Rico, Chile, España, Reino Unido, Rusia, Europa Central, Eslovenia, Filipinas e Indonesia, entre otros. Además ha recibido los más importantes reconocimientos en Venezuela y el exterior.

A continuación una reseña breve de sus largometrajes, Series y Miniseries para cine y tv

LA CULPA DE ISMENIA (Venevisión, Venezuela) (1981)
Miniserie de 3 capítulos de 60 min. Original de César Miguel Rondón e Ibsen Martínez.

Es una historia de misterio y suspenso. A una vieja y lujosa casona llega una joven y hermosa institutriz. Su misión: hacerse cargo de los pequeños de la casa ante la ausencia temporal de los padres. La vieja abuela, una matrona cargada de secretos y maleficios, será su principal rival, contando siempre con la obediencia a ciegas del chofer y la criada de la casa. Buena parte del enigma está en descubrir quiénes de ellos estás vivos, quiénes no.

 

LA OTRA HISTORIA DE AMOR (Venevisión, Venezuela) 1981
Miniserie de 10 capítulos de 60 min. Original de César Miguel Rondón e Ibsen Martínez.

Concebida como una irreverente parodia de las más clásicas telenovelas, “La Otra Historia de Amor” fue el primer éxito televisivo que conoció Rondón. Mezclando los patrones tradicionales de humor y melodrama del cine latinoamericano (Cantinflas, Luis Sandrini), la historia narra el enamoramiento sin fin ni sentido de un modesto vigilante nocturno con la más rutilante de las estrellas de la canción popular. Quiere la casualidad (o el destino) que en una noche de angustias ella llegue hasta la caseta del vigilante pidiendo auxilio. La circunstancia ya será suficiente para que nuestro héroe lance, cual moderno Quijote, toda la artillería de su disparatado amor. Y, lo más insólito, hasta el final permanecerá convencido de que logró su objetivo.

 

EL DIÁCONO* (1983) Miniserie de 6 capítulos de 60 min.
Original de César Miguel Rondón.

Un joven diácono, a punto de ordenarse, conoce a una mujer que le sacudirá todos los cimientos de su existencia. Después de mucho dolor y reflexión decide sacrificarlo todo por ella. Pero una circunstancia trágica volverá a llenarle el alma de dudas. Dicen que los caminos del Señor son insondables; los del amor también…

 

TE AMARÉ HASTA LA MUERTE (Venevisión, Venezuela)
(1983) Miniserie de 3 capítulos de 60 min. Original de César Miguel Rondón.

La frase puede ser un lugar común, repetida hasta el cansancio y sin comprobación alguna. Pero en esta historia la frase cobra una cruda y terrible realidad cuando Lucrecia, la esposa muerta de Lorenzo, regresa desde la muerte para, en la que fue su casa, su cocina, su cuarto conyugal, atormentar (¿también hasta la muerte?) a Leticia, la joven, inocente y desprevenida nueva esposa de su marido. Las soluciones para un drama tan terrible y extremo suelen ser, a veces, igual de extremas y terribles, escalofriantes.

 

MI AMIGO EL PIRATA* (1984) Largometraje para TV.
90 min. Original de César Miguel Rondón.

Amena y apasionante historia infantil que mezcla las duras realidades de la vida urbana de hoy, marcada por los riesgos que implica una delincuencia desatada que puede atacar en la más apacible esquina, con todas las fantasías y aventuras de las mejores historias de piratas al estilo de Robert L. Stevenson. En la gran ciudad de hoy los delincuentes existen, y los piratas, con parche en el ojo y pata de palo, también…

 

EL BOXEADOR. (Venevisión, Venezuela) (1984).
Miniserie de 10 capítulos de 60 min. Original de César Miguel Rondón.

A sus 35 años el Tato Urruticoechea es el fracaso en dos piernas. Todo lo que ha emprendido en la vida ha fallado. Excepto su hija Tita, de 7 años, la única razón que tiene para cargarse de ánimos para enfrentar el nuevo día. Se desempeña como dependiente en una tienda de comida rápida, y redondea algo del ingreso familiar animando como payaso las fiestas de niños ricos, donde roba dulces y juguetes para llevarle a su pequeña. Pero lo que realmente le permite un dinero un poco más grueso entre tanta miseria es el boxeo: viejo y fracasado profesional, se arriesga algunas noches en peleas criminales donde suele terminar destrozado, derrotado y bañado en sangre. Un mal día, un grupo de empresarios inescrupulosos decide contratarlo para enfrentarlo en una pelea importante a un joven prospecto que aspira a mayores. Sólo le piden que aguante un poco para ganar más dinero en las apuestas. Pero Tato, entendiendo que es su última oportunidad, decide jugarse el todo por el todo, así sea la vida, con tal de regalarle un instante de orgullo y dignidad a su hija.
El Boxeador, a lo largo de sus 10 capítulos, se convirtió en un suceso que conmovió hondamente a la teleaudiencia venezolana.

 

EL ENVIADO (Venevisión, Venezuela) (1989).
Seriado de 21 episodios de 30 min. Original de César Miguel Rondón. Producido y Dirigido por César Miguel Rondón.

Ángel María Montiel era un humilde plomero en la petrolera ciudad de Cabimas, al occidente de Venezuela. Una tarde se quedó dormido en el banco de una plaza. Y el ángel de la muerte, que merodeaba por el lugar, se lo llevó por error. Así, Angelito, como le conocieron en vida, terminó en una oficina burocrática del Infierno, donde el señor Camargo, un tozudo y amargado burócrata (demasiado parecido a los de la tierra) se encargaba de despachar a los “ángeles de la muerte”. De esta manera, cada episodio de El Enviado comienza con la misma rutina: Camargo reclamándole a Angelito todas sus torpezas y fracasos, y encomendándole nuevas misiones. En cada capítulo, Angelito, caracterizado según la circunstancia, es enviado a la tierra para “llevarse” a un elegido. Pero, ángel al fin, siempre se arrepiente y, solidario con la víctima, termina pidiéndole que se desentienda, que él, la muerte, ha vuelto a fallar.
Concebido como un melodrama capaz de cautivar por igual tanto a los más pequeños como a los adultos, fuertemente marcado por la ternura y el humor, El Enviado, ya desde sus primeros episodios, pasó a convertirse en uno de los programas favoritos de la televisión venezolana.

 

LOS ULTIMOS HEROES. (RCTV, Venezuela) (1989).
Miniserie de 10 capítulos de 60 min. Original de César Miguel Rondón.

Protagonizada por la popular agrupación musical juvenil “Menudo”, cuenta la historia de un grupo de jóvenes que vive una aventura inolvidable en un campamento vacacional donde la magia, la música y el suspenso conviven con el drama y el feliz misterio que significa el despertar del amor adolescente.

 

MADRES. (RCTV, Venezuela) (1989).
Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón.

Inspirada en un hecho de la vida real, la historia está narrada en retrospectiva según la conversación que sostienen, compartiendo una noche de cárcel, dos mujeres que no se conocen pero que resultaron desgraciadas por la misma circunstancia: María Auxiliadora, una distinguida mujer de clase media, en sus medianos treinta, quien lo ha hecho todo por tener un hijo; y María Primitiva, una humilde muchacha que escasamente llega a sus veinte, quien recién acaba de dar a luz a su primogénita y no tiene cómo mantenerla. Están presas porque se les acusa, a la segunda, de vender a su hija, y a la primera de comprarla. Sin embargo, la situación no es tan simple como lo hace ver el escándalo que, desatado por la prensa y la televisión, ha conmovido a la sociedad. La solitaria conversación en esa noche de cárcel revela circunstancias terribles que estremecen.
Desde su primera puesta en pantalla, Madres conmovió de tal manera que dio pie para que el formato de los largometrajes de tv (o “unitarios”), se asumiese como una fórmula viable y atractiva para la televisión venezolana. Madres fue el primero de estos programas, el que inició e impuso el estilo.

 

BUEN CORAZÓN. (RCTV, Venezuela) (1990).
Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón.

La historia transcurre en una larga noche en los pasillos de un hospital. Ella es la atormentada madre de una muchacha de 18 años que se debate entre la vida y la muerte a la espera de un corazón. Él es el padre de un joven de 18 años que ha llegado de emergencia por un terrible accidente de tránsito. Los dos no se conocen, pero la angustia, el temor terrible ante lo que pueda ocurrir, el dolor lacerante que supone la eventual pérdida de un hijo, los unen en un amasijo de sentimientos como si esa noche fueran los dos únicos seres vivos sobre la tierra. Al final, como suele ocurrir entre los hombres y las mujeres, una vez que la vida llega a sus abismos, la solución de uno sólo está en la entrega de otro; los únicos milagros seguros y posibles son los que facilita el amor.

 

LA VIUDA NEGRA. (RCTV, Venezuela) (1990)
Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón.

Inspirada en hechos de la vida real, la historia nos narra la tragedia de Larry Dole, ciudadano norteamericano, veterano de Vietnam, experto en equipos militares, que viene a una población costeña de Venezuela para encargarse del mantenimiento de los sistemas eléctricos de los submarinos de la Armada. Es un hombre solitario, con todo tipo de cicatrices de guerra en el cuerpo y en la memoria. Pronto convierte en rutina su visita, al finalizar la jornada, a “El Gato Enmochilao”, un bar de mala muerte donde armaban su escándalo los boleros de despecho y las ficheras hábiles para exprimirle los últimos centavos a hombres desangelados. Y Larry Dole sucumbió ante la más perversa y cautivadora de todas ellas, Betty. Pero ella estaba casada con Rosario, un delincuente con amplio prontuario, que por esas mismas fechas salió de la cárcel con un plan tan terrible como ambicioso, en el cual Betty era su cómplice y su instrumento.
Al igual que la tragedia que la inspiró, La Viuda Negra también estremeció a la opinión pública una vez que fue puesta en pantalla con los más altos niveles de audiencia para un programa de este tipo.

 

VOLVER A TI. (RCTV, Venezuela) (1990).
Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón.

¿Cuánto dura el amor? ¿Es cierto que puede sobrepasar el paso del tiempo, de todos los tiempos? Algunas respuestas a estas interrogantes quizás asomen en esta historia. Concebida como una mezcla de realidad con ciencia-ficción, “Volver a ti” narra la aventura en el tiempo de Emilia, una activista política contra la dictadura que azotó a Venezuela en la década de los 50. Una soleada mañana, en una acción clandestina, la avioneta en que Emilia viajaba desaparece en los cielos. Cuando despierta, desconcertada y adolorida en el Cerro El Ávila -que bordea a Caracas- ya han transcurrido 30 años de su desaparición, aunque ni su cuerpo ni su memoria acusan el paso del tiempo. Toca entonces bajar del cerro, bajar a la realidad. Todo ha cambiado, la ciudad, el país, el hombre que amó y el hijo que nunca conoció…

 

LA RAYA DE CAL. (RCTV, Venezuela) (1990).
Miniserie de 10 capítulos de 60 min. Original de César Miguel Rondón e Ibsen Martínez.

Ambientada en el mundo del béisbol profesional, la historia cuenta las ambiciones de un joven humilde, habilidoso shorstop, promesa indudable de las Grandes Ligas, que ve en riesgo su futuro profesional cuando cae en las redes de la hermosa, joven y rica hija del propietario del equipo al cual pertenece. Ella, como tantas veces ocurrió antes, se encapricha con él. Y poco valdrán los consejos y advertencias del veterano coach del equipo -otrora joven también promisorio que lo perdió todo al caer en los embrujos de la bella- porque nuestro protagonista encuentre la verdad de la vida y de la pelota, en estos casos no siempre redonda…

 

INOCENTE EN LÍNEA. (RCTV, Venezuela) (1991)
Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón. Producida y dirigida por César Miguel Rondón.

Desarrollada sobre el esquema clásico de la “novela negra”, esta historia, narrada en primera persona por nuestro protagonista, el Detective de Homicidios Frankie Gamboa, nos cuenta el terrible drama de Dámaso Aguirre, un hombre condenado por el asesinato de su esposa. Gamboa pronto se convence de la inocencia de Aguirre, y se lanza a una carrera contra el tiempo, contra todos los inconvenientes y adversidades, incluyendo las decisiones de sus superiores, para rescatar de los infiernos de una cárcel venezolana a un hombre que, según su intuición y olfato de pesquisa, es inocente en línea.
Tal fue el impacto de esta historia en el público, que no sólo gozó de altísimos niveles de audiencia, sino que logró el mayor número de repeticiones para un programa de este tipo.

 

VIA CRUCIS EN EL BARRIO. (RCTV, Venezuela) (1991).
Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón.

También inspirada en hechos reales, esta historia nos narra lo acontecido en una comunidad de religiosas en la provincia venezolana. Una monja muere en extrañas circunstancias, y, ante la desidia e indiferencia de las autoridades, dos religiosas de la comunidad, convencidas de que se trata de un asesinato, deciden convertirse en virtuales detectives para, obsesionadas por la verdad, llegar al fondo de lo ocurrido. El empeño, sin embargo, pone en peligro sus propias vidas cuando terminan pisando los escabrosos terrenos del crimen y el narcotráfico. Una historia real, magnífica y apasionante, donde el tesón y la fé de las Hermanas Carmelitas retan los mayores obstáculos y peligros.

 

SOLA. (RCTV, Venezuela) (1991). Largometraje para televisión de 90 min.. Original de César Miguel Rondón.

¿Qué es la soledad para una mujer? ¿La ausencia de un compañero, un esposo, un amante, un amigo? ¿La falta de hijos? ¿La carencia de una familia real que apoye cuando es debido? ¿La falta de un buen vecino, de una amiga solidaria? Quizás. Pero Aurora tiene todo eso y, sin embargo, es una mujer sola. Muy sola en la larga noche que narra nuestra historia. Su esposo y sus hijos han salido por el fin de semana; el edificio también luce vacío. Aurora, entonces, empieza a ser víctima de sus peores fantasmas, o de la realidad… A su apartamento entra alguien en lo más oscuro de la noche, y cualquier grito, en medio de tanta soledad, es completamente inútil…

 

AMARTE. (Marte Televisión. Venezuela) (1991).
Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón. Producción y dirección de César Miguel Rondón.

Contada desde la barra del restaurante que tanto frecuentaron, alzando las copas por el último trago en la última tarde, la historia se construye sobre la conversación final que sostuvieron Fernanda Pimentel y Jacinto Galavís, dos seres anónimos y comunes, ciudadanos “de a pie y del montón”, que vivieron, contra todo pronóstico y sospecha, la más intensa y apasionada historia de amor que jamás hubiesen imaginado. Se conocieron escasos meses atrás en un juego de béisbol donde participaba el hijo de Fernanda y Jacinto se desempeñaba como umpire. Ella, divorciada y con dos niños, trabajaba en una agencia de viajes. El, mecánico de automóviles, buen esposo y dedicado padre, ocupaba sus sábados arbitrando juegos de béisbol infantil. El amor los tomó por sorpresa cuando ninguno de los dos esperaba más de él. Ella, marcada por un cáncer terminal, asumía con resignación y sin ninguna expectativa, solo la tristeza y el dolor, sus últimos días. Pero él, desbordado y agradecido por todo el amor que súbitamente ella le despertó, decidió llenárselos con toda la dicha y felicidad que ella nunca conoció. Nuestra historia cuenta ese último y magnífico brindis de amor.

 

LA MUJER EN LA PLAYA. (Marte Televisión, Venezuela) (1992). Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón.

Vuelve a escena Frankie Gamboa, detective de homicidios. Esta vez el caso que le ocupa se inicia con el descubrimiento del cadáver de una hermosa mujer en una playa no muy concurrida. Se trata de una joven actriz, a medio camino hacia la consagración de la fama, vinculada en vida con mundos diversos: la televisión, la publicidad, la política, las finanzas y el narcotráfico. Las pesquisas de Gamboa le apuntan hacia los estadios más altos del poder, de cualquier poder. Los peligros son inmensos. Están en riesgo no sólo la verdad, sino su carrera y su vida misma.

 

EL CABALLO EN LA SALA. (Venevisión, Venezuela) (1993).
Largometraje de 90 min. Original de César Miguel Rondón.

¿Es posible que los fantasmas en la mente de un escritor se conviertan en su más terrible realidad? Algo parecido es lo que le ocurre al protagonista de nuestra historia, un escritor exitoso que, de súbito, se ve acosado por sus personajes y sus circunstancias en la misma sala de su casa. ¿Hasta adónde es verdad o mentira lo que ha escrito? ¿Hasta dónde tiene control sobre sus propias creaciones? ¿En qué momento cobra vida propia un personaje inconforme con la historia que le han escrito? ¿Es la máquina de escribir un escudo suficientemente efectivo? ¿Cómo defenderse de un caballo del siglo XVIII y su jinete que, con sed de venganza, aparecen en la propia sala de casa, en las postrimerías del siglo XX?

 

BESO DE MANGO* (1994) Largometraje para tv.
90 minutos de duración. Original de César Miguel Rondón.

El clásico infantil de “La Bella Durmiente” inspira de lejos este relato ubicado en la Venezuela rural de los años veinte del siglo pasado: en efecto, el beso del amado sí puede rescatar de la muerte a la enamorada que lo espera. La hija quinceañera de un próspero hacendado es entregada en matrimonio, contra su voluntad, a un hombre cruel y sin escrúpulos que le triplica la edad. Ella, enamorada perdidamente de un joven peón de la hacienda, decide entregarse a la tristeza, y muere de amor, literalmente, a las pocas semanas de su matrimonio. El padre, respetándole su última voluntad, la entierra a los pies del inmenso mango que marca los límites de la hacienda. Allí, a escondidas, ella solía encontrarse con su joven enamorado. Y él, a pocas horas del entierro, con los primeros luceros de la noche, decide desenterrarla para entregarle el último beso que no le dio en vida. La enamorada, superada la catalepsia que la había postrado, se despierta en un estertor tan mágico como inesperado. Y, pasados el susto y la emoción, los dos jóvenes se entregan a esa otra dimensión de la vida que les regaló la falsa muerte. Así, escondidos entre los muchos e inmensos árboles de la hacienda, los jóvenes enamorados se dedican a travesuras inimaginables con las que vengan todos los daños sufridos. Risas para unos, tormentos para otros, los llamados “Fantasmas del Bosque” entran en acción.

 

LA ROCOLA DE ORO* (1994) Largometraje para televisión. 90 minutos de duración. Original de César Miguel Rondón.

Pedro Flores es uno de los grandes compositores del Caribe. En su inmenso repertorio destaca “Linda”, el desgarrado bolero que cuenta todas las cartas que el anciano enamorado escribió para la jovencita altanera que un mal día lo abandonó para nunca más volver. En El Palacio de Oro, un modesto y destartalado bar en las afueras de Santurce, don Pedro escucha lo mejor de su repertorio, repetido hasta la saciedad por borrachos despechados que alimentan la rocola -¡la vellonera!- calificada aquí “de oro” para irónicamente estar acorde con el muy deslucido lugar. En semejante repertorio destaca “La Hija de la Vecina”, bomba desfachatada que narra las penurias de una muchachita que huyó de su casa y del vecindario con quien no debía. Y don Pedro sabe bien que la muchachita en cuestión no es otra que Linda, la misma que sucumbiría luego en sus brazos y sus boleros. La misma circunstancia sería contada, muchos años después, en otro puerto -Liverpool-, por otro gran compositor: John Lennon, el responsable de “She’s leaving home”, una canción que narra una historia semejante donde otra adolescente también huyó de casa. Y Lennon, por arbitrios de la música y del Caribe, también está presente en la noche de nuestra historia ante La Rocola de Oro, y es él nuestro muy singular e inesperado narrador. Esa noche, en el bar, Minerva, la mesonera de siempre, reveló por fin su verdadera identidad: la Linda añorada de todos los boleros.

 


x
Recibe en tu correo

Recibe en tu correo lo más interesante de nuestra página