¿A quién le creemos?

publicado el 26/03/13 por Laura Rodriguez en Editoriales Etiquetas:, , , , ,

Play 

  La señora Tibisay Lucena vuelve a protagonizar la noticia. Y vuelve a protagonizar no precisamente por buenas razones. La acusa nada menos que su compañero en el rectorado del Consejo Nacional Electoral, Vicente Díaz, de no propiciar el equilibrio dentro del órgano electoral. ¿Por qué? Pues porque Tibisay Lucena, muy diligentemente, salió ayer de forma expedita a condenar y prohibir unos anuncios de una ONG llamada Mujeres por la Libertad.

  La nota en el Universal dice:

   Las organizaciones no gubernamentales y las asociaciones civiles no pueden hacer propaganda electoral, dijo la señora Lucena: “Quiero decir firmemente, la normativa electoral es muy clara en quiénes están autorizados para contratar avisos y piezas de propaganda. Las asociaciones civiles y las organizaciones no gubernamentales no están autorizadas”.

   Informó que fue ordenada la suspensión inmediata de avisos publicados por la organización Mujeres por la Libertad en varios medios impresos de circulación nacional. Y exigió a las organizaciones abstenerse de contratar propaganda electoral y a los medios de comunicación publicarlas.

  Los argumentos de Vicente Díaz contra esta decisión son:

  Uno: Estamos en pre campaña. Por lo tanto no hay campaña electoral. Dos: Los anuncios en cuestión no llaman a votar por nadie. Entonces, mal se pueden considerar anuncios electorales.

  ¿Qué dicen estos anuncios?

  Tengo acá tres de estos. Los anuncios están conformados por un grupo de varias fotografías en un recuadro, bajo el titulo “¿A quién le creemos?”.

  Tenemos una fotografía de Ernesto Villegas fechada el 24 de diciembre del 2012, donde se lee: El Presidente está cumpliendo con rigurosidad reposo absoluto, -eso dice Villegas. A lado de esta fotografía está una de Nicolás Maduro con la misma fecha 24 de diciembre del 2012, donde se lee: El Comandante está caminando, ejerciendo y haciendo algunos ejercicios. Evidentemente, hay una contradicción abierta entre lo que dijeron, el mismo día 24 de diciembre, el Ministro Villegas y el entonces Vicepresidente Maduro.

  En el otro recuadro, 16 de enero del 2013, Villegas dice: El Presidente se encuentra en situación estacionaria. El mismo día 16 de enero del 2013, dice Maduro: Nuestro Comandante está remontando la cuesta. Evidentemente, hay contradicción entre lo que dicen estos dos personeros, Villegas y Maduro. Ese es el anuncio. No se está llamando a votar por absolutamente nadie.

  En el otro anuncio tenemos una fotografía de Maduro, el 15 de enero de 2013: El Presidente de la República acaba de designar Ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores a Elías Jaua Milano. Al lado de la foto anterior, con fecha del 8 de febrero de 2013, dice Maduro: Este conjunto de acciones económicas fueron evaluadas y aprobadas por el Comandante. Más abajo, el 12 de marzo de este año, sale Argenis Chávez, el hermano de Hugo Chávez, diciendo: Pasamos momentos difíciles cuando nos enteramos del derrame que en la operación sufrió el Presidente de la República. Si es cierto lo que dice Argenis Chávez, son falsas, entonces, las dos afirmaciones previas de Nicolás Maduro. ¿A quién le creemos?

  El otro anuncio son solo dos fotografías. Una del 20 de febrero del 2013, aparece Nicolás Maduro afirmando: Chávez me dijo creo que ha llegado el momento de que yo regrese a la Patria. Luego hay una cita para el General Jacinto Pérez Arcay, el 15 de marzo de este año, afirmando: Llegaste de Cuba, muerto.

  En fin, estos son los anuncios que han levantado la polvareda. Lo importante, se queja Vicente Díaz, es que mientras Tibisay Lucena es muy diligente para castigar esto, no lo es para condenar las cadenas presidenciales para llamar abiertamente al voto por el candidato del Psuv. No llamó a capítulo al Almirante Molero cuando dijo que había que votar por Maduro para darle en la madre a los fascistas.

  Mientras la señora Lucena se hace de la vista gorda, el señor Maduro continúa su campaña de amenazas. Porque hasta ahora lo único que ha hecho es amenazar. La más reciente dice que se va a radicalizar: “Lo que podrían provocar señores de la oposición, es que la revolución cambie de carácter y que pase de pacífica y democrática a otras formas de luchas constitucionales. Nos radicalizaríamos en la búsqueda del respeto de la soberanía del pueblo”.  Amenazas y amenazas.

  Y, para cerrar, algo realmente insólito. Maduro acusa de xenófobos a lo que le criticaron por haber cantado el himno de Cuba. Y dice: Ustedes van a ver, por ejemplo, esta noche se va a cantar el himno de Colombia en el estadio Cachamay. ¡Maduro Maduro no es lo mismo! ¡Dios!

  ¿Y ese es el hombre que nos va a gobernar?



4 Respuestas a “¿A quién le creemos?”


Endrix M. Farfán Torres
26 marzo, 2013 Responder

Estamos al borde del avísmo, de ganar Maduro, daremos un paso al frente…

jorge blanco
31 marzo, 2013 Responder

Nunca se va a la guerra pensando ser derrotado, sino con la intencion de vencer y dejar la vida en el campo de batalla. El esfuerzo de Capriles es comendable y que estas haciendo para
ayudarlo a ganar?

jorge blanco
31 marzo, 2013 Responder

Nunca se va a la guerra pensando ser derrotado, sino con la intencion de vencer y dejar la vida en el campo de batalla. El esfuerzo de Capriles es comendable y que estas haciendo para
ayudarlo a ganar?

Elena Casas
2 abril, 2013 Responder

César Miguel eso es la realidad, a quien le creemos? Pero los twist cuantas personas lo leen? Debería la oposición trillar sobre eso , en panfletos que se distribuyan con los jóvenes, etc. Pero que este mas en la calle

Dejar un comentario


x
Recibe en tu correo

Recibe en tu correo lo más interesante de nuestra página