De la piquiña y el traidor

publicado el 2/03/12 por Laura Rodriguez en Editoriales

Play de-la-piquina-y-el-traidor

“Estoy recuperándome aceleradamente”, así titula el Correo del Orinoco.

El Periodiquito de Maracay titula “Chávez dijo que está fino”.  El Presidente promete estar entre nosotros más temprano que tarde.

Mientras, hay gente que por lo visto, no termina de creer muy bien en la salud del Presidente o en todo caso, prefieren cortar por lo sano y prepararse para cualquier eventualidad.

Adán Chávez ha lanzado duras acusaciones contra un eventual traidor. El Semanario Las Verdades de Miguel se pregunta: ¿Dónde está el traidor?

Sólo Adán lo sabe.

El Diario Tal Cual,  en el editorial de los viernes, que firma Laureano Márquez, habla de Adán y la Traición. Prefieren no hablar del Adán barinense, sino del Adán bíblico, pero el parangón que establece Márquez con el tema de la traición está muy claro.

En páginas adentro, el columnista Simón Bocanegra, escribe bajo el título: “Los generales de Alejandro Magno”:

“Les da piquiña que digamos que somos amigos”. La frase es de Diosdado Cabello, codo con codo con Elías Jaua, sonrisas anchas y desafiantes, saliendo del Parlamento, donde horas antes Jaua había declarado que Diosdado era su “nuevo mejor amigo”.

Este minicronista se pregunta a quién o quiénes será que les da “piquiña”, a quién va dirigido ese dardo. A la gente de la oposición no puede ser. Diosdado sabe que a los adversarios del chavismo les sabe a fruta quién es amigo de quién en el campo opuesto.  

Pero no hay que elucubrar mucho: los que se están rascando la picazón tienen que ser gente del mismo bando.

Adán tiene que ser uno de ellos, puesto que el hermanísimo se atrevió a sugerir la posibilidad de un Páez en el chavismo, ¿y quién si no Diosdado tiene puntos para calzar ese, que es el peor insulto en el lenguaje chavista? En este mundo chavista se están produciendo los típicos acomodos y reacomodos que se dan en la corte de todos los mandatarios absolutos, cuando no hay sucesor a la vista y del destino del jefe no se sabe nada pero se intuye algo.

–          Así es la situación, leemos:

Son los generales de Alejandro Magno peleándose por el imperio que aquel construyó. De hecho, si a algo se parece hoy la corte de Chávez es a la de los Borgia.

Los cuchillos centellean ahora que el factor que mantuvo unido a ese grupo heterogéneo y con poco en común, como no sea el afán de poder y de raspar la olla, no las tiene todas consigo.

Desde Cuba el Presidente insiste que está bien, pero aquí están  a puñales como los Borgia, según el Diario Tal Cual.

El gran titular del Semanario Quinto Día, reza : “La salud de Chávez y su futuro político” según un análisis de Associated Press. Ya se  habla de los eventuales sucesores. Incluso, en la fotografía de la primera página se nos dice cual es la situación: Chávez en el centro y eventualmente, se decide entre Adán y lo que él representa, y Diosdado Cabello y lo que él representa.

¿Como irá a terminar ese pleito interno?

Por lo pronto, ya el cóndor no volvió a levantar el vuelo, ahora dice que pasea por los pasillos. Oiremos entonces “pasillaneando”.



WP_Post Object
(
    [ID] => 1218
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2012-03-02 16:28:29
    [post_date_gmt] => 2012-03-02 16:28:29
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play" track="[email protected]"] [vc_separator]

“Estoy recuperándome aceleradamente”, así titula el Correo del Orinoco.

El Periodiquito de Maracay titula “Chávez dijo que está fino”.  El Presidente promete estar entre nosotros más temprano que tarde.

Mientras, hay gente que por lo visto, no termina de creer muy bien en la salud del Presidente o en todo caso, prefieren cortar por lo sano y prepararse para cualquier eventualidad.

Adán Chávez ha lanzado duras acusaciones contra un eventual traidor. El Semanario Las Verdades de Miguel se pregunta: ¿Dónde está el traidor?

Sólo Adán lo sabe.

El Diario Tal Cual,  en el editorial de los viernes, que firma Laureano Márquez, habla de Adán y la Traición. Prefieren no hablar del Adán barinense, sino del Adán bíblico, pero el parangón que establece Márquez con el tema de la traición está muy claro.

En páginas adentro, el columnista Simón Bocanegra, escribe bajo el título: “Los generales de Alejandro Magno”:

“Les da piquiña que digamos que somos amigos". La frase es de Diosdado Cabello, codo con codo con Elías Jaua, sonrisas anchas y desafiantes, saliendo del Parlamento, donde horas antes Jaua había declarado que Diosdado era su "nuevo mejor amigo". 

Este minicronista se pregunta a quién o quiénes será que les da "piquiña", a quién va dirigido ese dardo. A la gente de la oposición no puede ser. Diosdado sabe que a los adversarios del chavismo les sabe a fruta quién es amigo de quién en el campo opuesto.  

Pero no hay que elucubrar mucho: los que se están rascando la picazón tienen que ser gente del mismo bando. 

Adán tiene que ser uno de ellos, puesto que el hermanísimo se atrevió a sugerir la posibilidad de un Páez en el chavismo, ¿y quién si no Diosdado tiene puntos para calzar ese, que es el peor insulto en el lenguaje chavista? En este mundo chavista se están produciendo los típicos acomodos y reacomodos que se dan en la corte de todos los mandatarios absolutos, cuando no hay sucesor a la vista y del destino del jefe no se sabe nada pero se intuye algo.

-          Así es la situación, leemos:

Son los generales de Alejandro Magno peleándose por el imperio que aquel construyó. De hecho, si a algo se parece hoy la corte de Chávez es a la de los Borgia.

Los cuchillos centellean ahora que el factor que mantuvo unido a ese grupo heterogéneo y con poco en común, como no sea el afán de poder y de raspar la olla, no las tiene todas consigo.

Desde Cuba el Presidente insiste que está bien, pero aquí están  a puñales como los Borgia, según el Diario Tal Cual.

El gran titular del Semanario Quinto Día, reza : “La salud de Chávez y su futuro político” según un análisis de Associated Press. Ya se  habla de los eventuales sucesores. Incluso, en la fotografía de la primera página se nos dice cual es la situación: Chávez en el centro y eventualmente, se decide entre Adán y lo que él representa, y Diosdado Cabello y lo que él representa.

¿Como irá a terminar ese pleito interno?

Por lo pronto, ya el cóndor no volvió a levantar el vuelo, ahora dice que pasea por los pasillos. Oiremos entonces “pasillaneando”.
    [post_title] => De la piquiña y el traidor
    [post_excerpt] => 
    [post_status] => publish
    [comment_status] => open
    [ping_status] => closed
    [post_password] => 
    [post_name] => de-la-piquina-y-el-traidor
    [to_ping] => 
    [pinged] => 
    [post_modified] => 2012-03-02 16:28:29
    [post_modified_gmt] => 2012-03-02 16:28:29
    [post_content_filtered] => 
    [post_parent] => 0
    [guid] => http://cesarmiguelrondon.com/?p=1218
    [menu_order] => 0
    [post_type] => post
    [post_mime_type] => 
    [comment_count] => 2
    [filter] => raw
)

2 Responses to “De la piquiña y el traidor”


Luis Gerardo Venegas Guerrero
2 marzo, 2012 Responder

Yo preferiría oír "Bailaré sobre tu tumba" de Sinisetro Total!

Daniel López
2 marzo, 2012 Responder

¿Qué puede hacer un cóndor, águila, halcón o como se llame por los pasillos? Será esperar que lo rosticen… Lo que les importa el poder, pura y simplemente.

Dejar un comentario


error: Content is protected !!