Después de La Planta

publicado el 21/05/12 por Laura Rodriguez en Editoriales

Play despues-de-la-planta

  Durante el fin de semana corrieron muchos tuits a propósito de la situación en el retén de La Planta. Aparentemente, todo solucionado pues, ya no había mayor inconveniente. Sin embargo, el día sábado, todavía había allí mucho Guardia Nacional y el tránsito estaba bloqueado.

  Recuerdo un tuit en el día de ayer, de María Isoliett Iglesias, la reportera que cubrió para El Universal los sucesos en el penal, quien estuvo, inclusive, aquí en el programa, que reclamaba: fotos, cuentas de cuántas armas se encontraron, balas, municiones, droga, en fin…

  El director de teatro Héctor Manrique quería la foto también, “para ver”. Además, a ello nos han acostumbrado las autoridades, cuando la Guardia Nacional hace un decomiso de droga exhibe la droga capturada, las armas capturadas, en fin…

  ¿Por qué esto no ocurrió ayer en el penal?

  Estamos hablando de más de mil quinientos presos de altísima peligrosidad, que tuvieron en jaque al Gobierno Nacional, paralizaron por completo la ciudad capital, en una situación de guerra. Plomo iba, plomo venía.

  Ayer la señora Iris Varela apeló al espectáculo mediático. Hizo un show: soltó una paloma de la paz. Curiosamente, reseña hoy la prensa, que la paloma no quería volar. Pero, más allá del espectáculo y la imagen de la señora Varela con la paloma en sus manos, lo fundamental está en ¿qué ocurrió allí? ¿qué ocurrió en ese penal y por qué se dio esa crisis?

  Se dio una misa ecuménica y la misa ecuménica estuvo llena de pancartas pro gobierno y la señora Varela ha dicho: “ No hemos trasladado el problema a otras cárceles, porque en el Rodeo todo está listo para esperarlos y albergarlos con dignidad”.

  Por ahora, dicen que investigarán a los custodios de La Planta. Aunque el diario El Universal deja la duda abierta en su titular de hoy en primera página: “Sin comisionar la investigación a los guardias que cuidaban La Planta”.

  Para todos los que siguieron de cerca el proceso, -y lo escucharon ustedes en los foros que realizamos en el programa la semana pasada-, era evidente la complicidad de agentes de la Guardia Nacional. No hay manera de que entren armas largas en ese penal, donde las mujeres y los visitantes son humillados en las requisas: desnudan a las mujeres, las obligan a hacer saltos de rana, les revisan sus partes íntimas. Allí no se esconde una  Kalachnikoff. Además, estas armas largas se supone las controla el Gobierno Nacional y las municiones, por los visto, vienen de Cavim. Si de verdad se quisiera hacer una investigación seria, se apuntaría a ciertos puntos muy específicos y medulares del problema. Sin embargo, uno queda con la duda  si en efecto se investigará.

  Por lo pronto se nos ha dicho que los “pranes”, los líderes, se fueron a la prisión que solicitaron, la Penitenciaria General de Venezuela en San Juan de los Morros. ¿Por qué esta cárcel en particular? Vaya usted a saber.

  El detalle es: ¿Se fueron con las drogas? ¿Se fueron con las armas? ¿Se fueron con el dinero? Porque eso era lo que exigían llevarse.

  Presos peculiares, sin duda alguna, los que tenemos en Venezuela. Ministra carcelaria peculiar, sin duda alguna, la que tenemos en Venezuela.



WP_Post Object
(
    [ID] => 3005
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2012-05-21 15:21:29
    [post_date_gmt] => 2012-05-21 15:21:29
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play" track="[email protected]"] [vc_separator]

  Durante el fin de semana corrieron muchos tuits a propósito de la situación en el retén de La Planta. Aparentemente, todo solucionado pues, ya no había mayor inconveniente. Sin embargo, el día sábado, todavía había allí mucho Guardia Nacional y el tránsito estaba bloqueado.

  Recuerdo un tuit en el día de ayer, de María Isoliett Iglesias, la reportera que cubrió para El Universal los sucesos en el penal, quien estuvo, inclusive, aquí en el programa, que reclamaba: fotos, cuentas de cuántas armas se encontraron, balas, municiones, droga, en fin…

  El director de teatro Héctor Manrique quería la foto también, “para ver”. Además, a ello nos han acostumbrado las autoridades, cuando la Guardia Nacional hace un decomiso de droga exhibe la droga capturada, las armas capturadas, en fin…

  ¿Por qué esto no ocurrió ayer en el penal?

  Estamos hablando de más de mil quinientos presos de altísima peligrosidad, que tuvieron en jaque al Gobierno Nacional, paralizaron por completo la ciudad capital, en una situación de guerra. Plomo iba, plomo venía.

  Ayer la señora Iris Varela apeló al espectáculo mediático. Hizo un show: soltó una paloma de la paz. Curiosamente, reseña hoy la prensa, que la paloma no quería volar. Pero, más allá del espectáculo y la imagen de la señora Varela con la paloma en sus manos, lo fundamental está en ¿qué ocurrió allí? ¿qué ocurrió en ese penal y por qué se dio esa crisis?

  Se dio una misa ecuménica y la misa ecuménica estuvo llena de pancartas pro gobierno y la señora Varela ha dicho: “ No hemos trasladado el problema a otras cárceles, porque en el Rodeo todo está listo para esperarlos y albergarlos con dignidad”.

  Por ahora, dicen que investigarán a los custodios de La Planta. Aunque el diario El Universal deja la duda abierta en su titular de hoy en primera página: “Sin comisionar la investigación a los guardias que cuidaban La Planta”.

  Para todos los que siguieron de cerca el proceso, -y lo escucharon ustedes en los foros que realizamos en el programa la semana pasada-, era evidente la complicidad de agentes de la Guardia Nacional. No hay manera de que entren armas largas en ese penal, donde las mujeres y los visitantes son humillados en las requisas: desnudan a las mujeres, las obligan a hacer saltos de rana, les revisan sus partes íntimas. Allí no se esconde una  Kalachnikoff. Además, estas armas largas se supone las controla el Gobierno Nacional y las municiones, por los visto, vienen de Cavim. Si de verdad se quisiera hacer una investigación seria, se apuntaría a ciertos puntos muy específicos y medulares del problema. Sin embargo, uno queda con la duda  si en efecto se investigará.

  Por lo pronto se nos ha dicho que los “pranes”, los líderes, se fueron a la prisión que solicitaron, la Penitenciaria General de Venezuela en San Juan de los Morros. ¿Por qué esta cárcel en particular? Vaya usted a saber.

  El detalle es: ¿Se fueron con las drogas? ¿Se fueron con las armas? ¿Se fueron con el dinero? Porque eso era lo que exigían llevarse.

  Presos peculiares, sin duda alguna, los que tenemos en Venezuela. Ministra carcelaria peculiar, sin duda alguna, la que tenemos en Venezuela.

[post_title] => Después de La Planta [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => despues-de-la-planta [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2012-05-21 15:21:29 [post_modified_gmt] => 2012-05-21 15:21:29 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://cesarmiguelrondon.com/?p=3005 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 2 [filter] => raw )

2 Responses to “Después de La Planta”


Magín Serfaty
21 mayo, 2012 Responder

Aquí se perdió de vista absolutamente todo. ¿Que pasó con los fugados del mes de abril, no y que eran 600?¿Que pasó con la falta de director,la falta de listas,el trafico de drogas y las fiestas y las pernoctas todos los fines de semana?¿Es que el ministro de la Defensa, que tiene tiempo para inaugurar y entregar casas,no tiene tiempo para responder como fusiles,municiones y explosivos que son guardia ,custodia y responsabilidad exclusiva de su Ministerio esten en la Planta y en las demas prisiones de Venezuela?Ay Dios mío, nos siguen viendo la cara de p…
Saludos.

Como siempre César Miguel exclente editorial, muy acertado todo lo que escribes acerca de este problema que afecta a toda la sociedad venezolana!.. Que gusto leer artículos de esta calidad y con criterio!

Dejar un comentario


error: Content is protected !!