Edulcorar la realidad

publicado el 19/08/14 por Ana Forero en Editoriales Etiquetas:, , ,

  Usted ha visto las vallas en todas las avenidas y las calles del país: “Maduro es pueblo”. (¿Será que no es pueblo y hay que restregarlo e insistir en el tema?) Aparece jugando beisbol, aparece con la banda presidencial, aparece riendo por aquí, riendo por allá. Esa campaña cuesta dinero. Las campañas de, por ejemplo, el personaje “Cheverito”, que recorre el país promoviendo dizque turismo, cuestan dinero. El gobierno, pues, gasta mucho, quizás demasiado promocionando su imagen. Informa El Nacional: “El Ejecutivo gastó 13 veces más en comunicación que en el año 2013”. ¡13 veces más! No se conformaron con gastar el doble, que ya sería una desmesura,  sino 13 veces más.

  ¿Por qué gastan tanto dinero en campañas de propaganda? Lo justifican así:

“…la necesidad de desarrollar campañas comunicacionales que divulguen acciones tomadas por el gobierno nacional, en la satisfacción de necesidades cotidianas (…); asimismo, de los logros alcanzados y apunta a logro del objetivo institucional de afianzar la política de comunicación, información y publicidad del gobierno nacional, garantizando la cobertura y divulgación de su gestión”.

  Estas palabras enrevesadas que escasamente dicen algo, son el justificativo que a nivel de la Asamblea Nacional dieron para justificar que en julio se aprobaran recursos para una campaña de promoción de la gestión del gobierno que supera en 26,5% el presupuesto del MINCI para el 2014.

   Mientras se gasta este dineral en recordarnos que Maduro es pueblo,  la señora Ponce nos envía el siguiente tuit: “Ayer, ya ingresada en la clínica no pude ser operada por falla en los gases anestésicos”. Recordemos el testimonio quye ayer nos dio el doctor Nerio Bracho, Presidente de la Sociedad Venezolana de Anestesiología, sobrfe las severas dificultades que están teniendo los anestesiólogos para poder realizar su trabajo. Días atrás los cardiólogos intervencionistas habían dado también una manifestación semejante. Estamos en una crisis terrible de salud pero para esto no hay dinero. Ha reconocido el Ministro Francisco Armada que sí hay escasez de medicamentos, van a ver cómo resuelven. Pero eso no parece prioritario, lo prioritario es mantener la imagen del régimen. Allí se van grandes cantidades de dinero. Las que sean.

  Mientras, ¿qué tenemos? Hablando de los logros del gobierno, leo en la primera página de El Universal: “El Ministro del Interior Justicia y Paz, General Miguel Rodríguez Torres, explicó que en el delito que han logrado mayor reducción es en el secuestro, pues hasta la fecha sólo han sido denunciados 117 casos lo que representa una disminución del 52,3% en comparación con el mismo periodo del 2013”

  No deja de destilar algo de cinismo esta frase: “sólo han sido denunciados 117 casos”. ¡Qué maravilla! Sólo han denunciado 117 secuestros. Sabemos que son pocos los que se denuncian con relación a los que se cometen en la realidad, ¿pero no le parece al Ministro-General que esos 117 casos, de ser cierta la cifra, son muchísimos casos? “76% de los homicidios son consecuencia de enfrentamientos”. Es decir, se matan entre criminales, entre bandas o entre bandas y policías. Pero se matan. Se matan en balaceras. Y las noticias vienen cargadas de niños que perdieron la vida porque fueron víctimas entre un enfrentamiento aquí y un enfrentamiento allá.

  Pareciera que con este tipo de cinismo se trata de disminuir la gravedad del problema. Pero no importa, para eso tendrá bastante dinero Delcy Rodríguez para edulcorarnos la realidad.



WP_Post Object
(
    [ID] => 23779
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2014-08-19 10:44:16
    [post_date_gmt] => 2014-08-19 15:14:16
    [post_content] => [sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/edulcorar-la-realidad[/sonido]

  Usted ha visto las vallas en todas las avenidas y las calles del país: “Maduro es pueblo”. (¿Será que no es pueblo y hay que restregarlo e insistir en el tema?) Aparece jugando beisbol, aparece con la banda presidencial, aparece riendo por aquí, riendo por allá. Esa campaña cuesta dinero. Las campañas de, por ejemplo, el personaje “Cheverito”, que recorre el país promoviendo dizque turismo, cuestan dinero. El gobierno, pues, gasta mucho, quizás demasiado promocionando su imagen. Informa El Nacional: “El Ejecutivo gastó 13 veces más en comunicación que en el año 2013”. ¡13 veces más! No se conformaron con gastar el doble, que ya sería una desmesura,  sino 13 veces más.

  ¿Por qué gastan tanto dinero en campañas de propaganda? Lo justifican así:

“…la necesidad de desarrollar campañas comunicacionales que divulguen acciones tomadas por el gobierno nacional, en la satisfacción de necesidades cotidianas (…); asimismo, de los logros alcanzados y apunta a logro del objetivo institucional de afianzar la política de comunicación, información y publicidad del gobierno nacional, garantizando la cobertura y divulgación de su gestión”.

  Estas palabras enrevesadas que escasamente dicen algo, son el justificativo que a nivel de la Asamblea Nacional dieron para justificar que en julio se aprobaran recursos para una campaña de promoción de la gestión del gobierno que supera en 26,5% el presupuesto del MINCI para el 2014.

   Mientras se gasta este dineral en recordarnos que Maduro es pueblo,  la señora Ponce nos envía el siguiente tuit: “Ayer, ya ingresada en la clínica no pude ser operada por falla en los gases anestésicos”. Recordemos el testimonio quye ayer nos dio el doctor Nerio Bracho, Presidente de la Sociedad Venezolana de Anestesiología, sobrfe las severas dificultades que están teniendo los anestesiólogos para poder realizar su trabajo. Días atrás los cardiólogos intervencionistas habían dado también una manifestación semejante. Estamos en una crisis terrible de salud pero para esto no hay dinero. Ha reconocido el Ministro Francisco Armada que sí hay escasez de medicamentos, van a ver cómo resuelven. Pero eso no parece prioritario, lo prioritario es mantener la imagen del régimen. Allí se van grandes cantidades de dinero. Las que sean.

  Mientras, ¿qué tenemos? Hablando de los logros del gobierno, leo en la primera página de El Universal: “El Ministro del Interior Justicia y Paz, General Miguel Rodríguez Torres, explicó que en el delito que han logrado mayor reducción es en el secuestro, pues hasta la fecha sólo han sido denunciados 117 casos lo que representa una disminución del 52,3% en comparación con el mismo periodo del 2013”

  No deja de destilar algo de cinismo esta frase: “sólo han sido denunciados 117 casos”. ¡Qué maravilla! Sólo han denunciado 117 secuestros. Sabemos que son pocos los que se denuncian con relación a los que se cometen en la realidad, ¿pero no le parece al Ministro-General que esos 117 casos, de ser cierta la cifra, son muchísimos casos? “76% de los homicidios son consecuencia de enfrentamientos”. Es decir, se matan entre criminales, entre bandas o entre bandas y policías. Pero se matan. Se matan en balaceras. Y las noticias vienen cargadas de niños que perdieron la vida porque fueron víctimas entre un enfrentamiento aquí y un enfrentamiento allá.

  Pareciera que con este tipo de cinismo se trata de disminuir la gravedad del problema. Pero no importa, para eso tendrá bastante dinero Delcy Rodríguez para edulcorarnos la realidad.

[post_title] => Edulcorar la realidad [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => edulcorar-la-realidad [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2014-08-19 10:44:16 [post_modified_gmt] => 2014-08-19 15:14:16 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=23779 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw )

Dejar un comentario


error: Content is protected !!