El hombre del magnicidio

publicado el 19/08/13 por Laura Rodriguez en Editoriales Etiquetas:, ,

Play El hombre del magnicidio

  Sin duda, uno de los personajes más oscuros, siniestros y nefastos, de todos estos casi 15 años de régimen chavista es el periodista y abogado José Vicente Rangel. Hombre destacado en los tiempos de la república civil, siempre estuvo aliado a la izquierda y en varias oportunidades fue candidato presidencial. Luego, de la mano de Luis Miquilena, se incorpora plenamente al régimen. Recuerdo haberle entrevistado -cuando todavía le entrevistaba-, poco después de la victoria de Chávez en el año 99. Le pregunté si iría al Gobierno y me dijo: “No, nada más alejado del poder que yo, nada más alejado del Gobierno que yo”. Sin embargo, par de semanas después de haberme declarado eso, estaba allí estrenándose como canciller y entrando en el poder que nunca abandonaría por el resto de estos lustros.

  Ahora, sin un cargo oficial destacado, conocido, tiene su programa de televisión en Televen todos los domingos, donde prácticamente dice lo mismo todos los domingos: publica resultados de alguna encuestadora, de estas que siempre favorecen al régimen, y, además de ello, habla de magnicidio. Habla siempre en términos altisonantes de una conspiración que viene. A una oposición prácticamente en bancarrota económica, que está buscando un medio para completar un real, la acusa de comprar no sé cuántos aviones último modelo para bombardear Venezuela; y además de esto, insiste en que viene un magnicidio. Magnicidio antes para Chávez y ahora magnicidio para Maduro.

  El titular de hoy de El Nuevo País destaca: “José Vicente insiste, magnicidio queda pa’ diciembre”. El doctor Rangel  dice que los asesinos están listos para atentar contra Maduro.

 A ver, qué tal si el ministro Rodríguez Torres, que es experto en cuestiones de inteligencia y todavía maneja la policía política, termina de poner preso de una vez al señor Rangel para que le diga: Dígame todo lo que sabe. Si usted sabe todo esto sobre el magnicidio y los magnicidas, hasta además sabe que decidieron posponer el plan, bueno, diga usted, ¿quiénes son esos magnicidas? ¿Dónde viven? ¿Qué comen? ¿Dónde se encuentran? ¿Quién los financia? No, eso nunca va a ocurrir porque todo esto forma parte de una charada.

  Ayer entrevistó, ahora sumándose al discurso anticorrupción, al diputado Andrés Eloy Méndez, y este diputado se lleva el gran titular en el diario Vea: “Hugo Chávez fue el hombre más honesto que ha estado en Miraflores”. La frase es, sin duda, temeraria. No es este el momento para establecer una suerte de jerarquización, para decir quién fue el más honesto y quién fue el menos honesto. Pero si luego de gobernar 14 años el país, hemos entrado en unos niveles de corrupción que jamás había visto la república, es evidente que Hugo Chávez no ha sido, de ninguna manera, ni de lejos, el hombre más honesto que ha pasado por Miraflores.

  A propósito de Rangel y de esta lucha contra la corrupción, ¿qué tal si lo investigan a él mismo, o a su hijo, por ejemplo?

 



WP_Post Object
(
    [ID] => 14856
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2013-08-19 15:47:52
    [post_date_gmt] => 2013-08-19 15:47:52
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play"
track="El hombre del [email protected]"] [vc_separator]

  Sin duda, uno de los personajes más oscuros, siniestros y nefastos, de todos estos casi 15 años de régimen chavista es el periodista y abogado José Vicente Rangel. Hombre destacado en los tiempos de la república civil, siempre estuvo aliado a la izquierda y en varias oportunidades fue candidato presidencial. Luego, de la mano de Luis Miquilena, se incorpora plenamente al régimen. Recuerdo haberle entrevistado -cuando todavía le entrevistaba-, poco después de la victoria de Chávez en el año 99. Le pregunté si iría al Gobierno y me dijo: “No, nada más alejado del poder que yo, nada más alejado del Gobierno que yo”. Sin embargo, par de semanas después de haberme declarado eso, estaba allí estrenándose como canciller y entrando en el poder que nunca abandonaría por el resto de estos lustros.

  Ahora, sin un cargo oficial destacado, conocido, tiene su programa de televisión en Televen todos los domingos, donde prácticamente dice lo mismo todos los domingos: publica resultados de alguna encuestadora, de estas que siempre favorecen al régimen, y, además de ello, habla de magnicidio. Habla siempre en términos altisonantes de una conspiración que viene. A una oposición prácticamente en bancarrota económica, que está buscando un medio para completar un real, la acusa de comprar no sé cuántos aviones último modelo para bombardear Venezuela; y además de esto, insiste en que viene un magnicidio. Magnicidio antes para Chávez y ahora magnicidio para Maduro.

  El titular de hoy de El Nuevo País destaca: “José Vicente insiste, magnicidio queda pa’ diciembre”. El doctor Rangel  dice que los asesinos están listos para atentar contra Maduro.

 A ver, qué tal si el ministro Rodríguez Torres, que es experto en cuestiones de inteligencia y todavía maneja la policía política, termina de poner preso de una vez al señor Rangel para que le diga: Dígame todo lo que sabe. Si usted sabe todo esto sobre el magnicidio y los magnicidas, hasta además sabe que decidieron posponer el plan, bueno, diga usted, ¿quiénes son esos magnicidas? ¿Dónde viven? ¿Qué comen? ¿Dónde se encuentran? ¿Quién los financia? No, eso nunca va a ocurrir porque todo esto forma parte de una charada.

  Ayer entrevistó, ahora sumándose al discurso anticorrupción, al diputado Andrés Eloy Méndez, y este diputado se lleva el gran titular en el diario Vea: “Hugo Chávez fue el hombre más honesto que ha estado en Miraflores”. La frase es, sin duda, temeraria. No es este el momento para establecer una suerte de jerarquización, para decir quién fue el más honesto y quién fue el menos honesto. Pero si luego de gobernar 14 años el país, hemos entrado en unos niveles de corrupción que jamás había visto la república, es evidente que Hugo Chávez no ha sido, de ninguna manera, ni de lejos, el hombre más honesto que ha pasado por Miraflores.

  A propósito de Rangel y de esta lucha contra la corrupción, ¿qué tal si lo investigan a él mismo, o a su hijo, por ejemplo?

  [post_title] => El hombre del magnicidio [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => el-hombre-del-magnicidio [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2015-03-30 18:18:32 [post_modified_gmt] => 2015-03-30 22:48:32 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=14856 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 3 [filter] => raw )

3 Responses to “El hombre del magnicidio”


glorita vivas
19 agosto, 2013 Responder

Lo único que le pido a Dios es que lo cuide y nadie se atreva a hacerle mal porque ud es una voz muy respetada en esta Venezuela humillada y maltratada

Pavel Peraza
19 agosto, 2013 Responder

Sin duda el lema que mejor calza a JV Rangel en su vida es Cuanto hay pa`eso? aprendido por el hijo

Carlos Saavedra
27 agosto, 2013 Responder

C.M. Rondon, posee sin lugar a dudas esa habilidad de decir con pocas palabras, y con una claridad meridiana, lo que muchos mortales, quisieramos decir, con esas o parecidas palabras. Felicitaciones. Pienso que es un privilegio poseer, en estos momentos un privilegio y una luz en las tinlieblas. No creo que su FUERTE,sea justamente la salsa. Un aplauso mas.

Dejar un comentario


error: Content is protected !!