El rostro del régimen

publicado el 11/09/15 por Ana Forero en Editoriales Etiquetas:, , , , ,

  Ayer 10 de septiembre del año 2015, el régimen mostró su rostro más miserable, su rostro más dictatorial, arbitrario y fascista. Ayer fue condenado Leopoldo López a 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas. Casi 14 años de cárcel. Saldría en libertad en el año 2029.

  Es difícil, de verdad, como venezolano, poder aceptar un hecho como este de manera tranquila y con cierta ecuanimidad. Es difícil no indignarse, no alterarse ante abusos de esta magnitud. El problema, honestamente, no está en esa condena abusiva, injusta, arbitraria, sin ningún tipo de asidero legal. El problema está en que el día miércoles, en su programa de televisión, el presidente de la Asamblea Nacional ya había dicho que de ninguna manera este personaje, en alusión a López, podía ser liberado. Y que su condena debía ser superior a los 11 años, porque a él –presidente de la Asamblea- le parecía, que 11 años era muy poco, que debía ser condenado por muchos más, casi de por vida.

  Sabemos que el poder judicial del país no es independiente. Sabemos que depende del Poder Ejecutivo, y, más que del Poder Ejecutivo, pareciera que depende directamente de el presidente de la Asamblea Nacional. Leopoldo López no fue condenado ayer, Leopoldo López fue condenado el miércoles, públicamente y en televisión.

  José Miguel Vivancos, director para las Américas de Human Rigths Watch, afirmó: Esta sentencia es una farsa, no se ha cumplido el debido proceso. El Poder Judicial en Venezuela no es independiente del Poder Ejecutivo”. Citada en El Nacional, la señora Roberta Jacobson, Subsecretaria de Estado Adjunto del Departamento de Estado de los Estados Unidos, dijo: “Profundamente preocupada por la condena de Leopoldo López. Llamamos al gobierno a proteger la democracia y los Derechos Humanos en Venezuela”. Y recordemos que la conversación telefónica entre el Secretario de Estado John Kerry y la Canciller Delcy Rodríguez, nos enteramos después desde Estados Unidos, fue para hablar precisamente de Leopoldo López.

  El gobierno, el régimen, evidenció ayer, como decíamos, su rostro más miserable, su rostro fascista. Y no solo por la condena sino por los hechos imperdonables, inaceptables e injustificables que ocurrieron en las afueras del Palacio de Justicia. No fue una manifestación pacífica como pretende hacer ver, tramposamente, el diario Vea hoy en su primera página. No fue una organización pacifica, el Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado, como se hacen llamar. Fueron hordas que llegaron para agredir, para golpear y patear, con palos, piedras y botellas. Hubo un muerto, el señor Horacio Blanco, militante de Voluntad Popular. Manuela Bolívar, también militante de este partido, fue golpeada salvajemente. Le advirtió a los malandros que la atacaron: “¡Estoy embarazada!” Y con más saña aún los delincuentes se le fueron encima.

  Por eso ayer el régimen mostró su peor rostro, su rostro malandro, su rostro delictivo, su rostro fascista, su rostro dictatorial.



WP_Post Object
(
    [ID] => 32023
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2015-09-11 10:49:19
    [post_date_gmt] => 2015-09-11 15:19:19
    [post_content] => [sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/el-rostro-del-regimen[/sonido]

  Ayer 10 de septiembre del año 2015, el régimen mostró su rostro más miserable, su rostro más dictatorial, arbitrario y fascista. Ayer fue condenado Leopoldo López a 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas. Casi 14 años de cárcel. Saldría en libertad en el año 2029.

  Es difícil, de verdad, como venezolano, poder aceptar un hecho como este de manera tranquila y con cierta ecuanimidad. Es difícil no indignarse, no alterarse ante abusos de esta magnitud. El problema, honestamente, no está en esa condena abusiva, injusta, arbitraria, sin ningún tipo de asidero legal. El problema está en que el día miércoles, en su programa de televisión, el presidente de la Asamblea Nacional ya había dicho que de ninguna manera este personaje, en alusión a López, podía ser liberado. Y que su condena debía ser superior a los 11 años, porque a él –presidente de la Asamblea- le parecía, que 11 años era muy poco, que debía ser condenado por muchos más, casi de por vida.

  Sabemos que el poder judicial del país no es independiente. Sabemos que depende del Poder Ejecutivo, y, más que del Poder Ejecutivo, pareciera que depende directamente de el presidente de la Asamblea Nacional. Leopoldo López no fue condenado ayer, Leopoldo López fue condenado el miércoles, públicamente y en televisión.

  José Miguel Vivancos, director para las Américas de Human Rigths Watch, afirmó: Esta sentencia es una farsa, no se ha cumplido el debido proceso. El Poder Judicial en Venezuela no es independiente del Poder Ejecutivo”. Citada en El Nacional, la señora Roberta Jacobson, Subsecretaria de Estado Adjunto del Departamento de Estado de los Estados Unidos, dijo: “Profundamente preocupada por la condena de Leopoldo López. Llamamos al gobierno a proteger la democracia y los Derechos Humanos en Venezuela”. Y recordemos que la conversación telefónica entre el Secretario de Estado John Kerry y la Canciller Delcy Rodríguez, nos enteramos después desde Estados Unidos, fue para hablar precisamente de Leopoldo López.

  El gobierno, el régimen, evidenció ayer, como decíamos, su rostro más miserable, su rostro fascista. Y no solo por la condena sino por los hechos imperdonables, inaceptables e injustificables que ocurrieron en las afueras del Palacio de Justicia. No fue una manifestación pacífica como pretende hacer ver, tramposamente, el diario Vea hoy en su primera página. No fue una organización pacifica, el Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado, como se hacen llamar. Fueron hordas que llegaron para agredir, para golpear y patear, con palos, piedras y botellas. Hubo un muerto, el señor Horacio Blanco, militante de Voluntad Popular. Manuela Bolívar, también militante de este partido, fue golpeada salvajemente. Le advirtió a los malandros que la atacaron: “¡Estoy embarazada!” Y con más saña aún los delincuentes se le fueron encima.

  Por eso ayer el régimen mostró su peor rostro, su rostro malandro, su rostro delictivo, su rostro fascista, su rostro dictatorial.

[post_title] => El rostro del régimen [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => el-rostro-del-regimen [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2015-09-11 10:49:19 [post_modified_gmt] => 2015-09-11 15:19:19 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=32023 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 2 [filter] => raw )

2 Responses to “El rostro del régimen”


rafael martinez
11 septiembre, 2015 Responder

No hay pruebas que demuestren que Leopoldo López ordenó matar en las guarimba, pero es notorio que Chávez y sus gorilas golpistas en el 92 tenían tropas a su mando, a quienes ordenaron disparar, muchos venezolanos fueron heridos y asesinados por esos disparos ¿ donde está la justicia? A Leopoldo lo sentencian 13 años y los gorilas apenas cumplieron un par de años, en celdas aseadas y con comodidades y luego fueron sobreseídos, hoy en día se la dan de demócratas como nuestro flamante gobernador zuliano quien ordenó allanar las habitaciones del gobernador Álvarez Paz , delante de su esposa e hijos, fusiles en mano lo amenazaron para que se rindiera. Se las dan bolivarianos ´pero Bolívar dijo “maldito el soldado que use las armas contra su propio pueblo” ¡cosas veredes Sancho!

CARLOS CASTILLO
11 septiembre, 2015 Responder

SE VIO SU VERDADERO ROSTRO

Dejar un comentario


error: Content is protected !!