La isla que vamos siendo

publicado el 24/01/14 por Laura Rodriguez en Editoriales Etiquetas:, , , , ,

  Hoy en la primera página de El Universal: “Denuncian que por fallas vencen los productos en Lácteos Los Andes. Distribuidores de la empresa estatal denunciaron en un remitido publico que el desabastecimiento de los productos de la marca lácteos Los Andes, se debe “a la mala gestión general de la empresa”.

  La mala gestión general de una empresa estatal, de las tantas que expropió el Gobierno. Este Gobierno tiene una gran característica: donde pone la mano pone la torta. Empresa que funciona y es intervenida por el Gobierno deja de funcionar de manera impecable. Por ejemplo, los Centrales Azucareros. Resulta que los Centrales Azucareros están empacando el azúcar importado. Funcionan así en todo.

  En la actualidad tenemos un severo, un gravísimo problema económico y el Gobierno actúa ante él como si no fuera su culpa, como si no fuera responsable de ese fracaso económico. Actúa como si fuese algo heredado. ¿Cómo va a heredar algo un Gobierno que ya tiene 15 años en el poder? Serían tres Gobiernos de los de antes. Y, ante estas circunstancias, el Gobierno decide actuar de manera represiva, arrogante, prepotente, asumiendo que hay un enemigo del Gobierno y no del país que les ha puesto en esta situación.

  Veamos las declaraciones del Presidente de la República. Últimas Noticias: “Desde hoy rige la nueva Ley de Precios Justos. Maduro aseguró que con la entrada en vigencia de la norma, se acabará el pan de piquito. Viene la segunda ofensiva económica”.

  Le citan en El Correo del Orinoco: “Hoy se oficiará la Ley de Costos y Precios Justos para proteger al pueblo -¿Protegerlo de qué?- No se le va a dar ni un solo dólar más a una empresa fantasma de esa burguesía parasitaria, así pataleen, lloren, griten, se tiren al piso”.

  Señor Maduro, quien entrega los dólares es su Gobierno, y la responsabilidad está en quien entrega los dólares. Eso que usted denunció como “cadivismo”, pues es responsabilidad de ustedes. Han debido investigar suficientemente a esas empresas fantasmas de maletín que se llevaron, según Giordani: “20 mil millones de dólares”. Ahora bien, ¿por qué todavía no revelan los nombres de las empresas fantasmas? ¿Por qué todavía no conocemos a los portadores de esos mágicos maletines? ¿Será que están muy vinculados al régimen? Porque allí hay una red de corrupción y de conchupancia que se sospecha muy grave.

  En medio de todo esto, mientras el Presidente dijo el miércoles 15 ante la Asamblea Nacional, que habría “6,30 para todo el año”, pues ya es evidente que no fue verdad. Su verdad no duró ni siquiera una semana. En El Nuevo País, la MUD dice: “El Gobierno devaluó. Julio Borges, en nombre de la coalición opositora, aclaró que “Hoy el salario de los venezolanos vale exactamente la mitad”.

  Y, mientras, nos vamos quedando cada vez más aislados. Por ejemplo, en El Universal: “Los bonos de la deuda caen tras los anuncios cambiarios. El Global 27 cayó 2 puntos porcentuales hasta el nivel más bajo desde noviembre del 2011. La firma Jefferies dice los ajustes anunciados parecen muy graduales para tener algún impacto significativo en la estanflación y los desequilibrios fiscales y de bienes externos”. Al lado de lo anterior: “Más aerolíneas suspenden la venta de boletos. Mientras el Gobierno y las aerolíneas negocian la entrega de las divisas pendientes al sector, Air Canada y Tame  anunciaron la suspensión de venta de boletos. Agentes de viaje reportaron que TAP, –la línea portuguesa-, salió del sistema. Ya días atrás lo había hecho Air Europa”. En El Nacional nos hablan también de Iberia y de Lufthansa.

  A este paso va a llegar un momento en que no vamos a tener líneas internacionales que vengan a nuestro país. ¿Qué va a decirle eso al mundo? ¿Qué va a entender el mundo cuando a este país, otrora un país muy privilegiado, no pueda venir ni salir nadie?

  El Gobierno, entonces, quizás se sienta feliz: sin ser una isla seremos un país bloqueado, como Cuba.



WP_Post Object
(
    [ID] => 18358
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2014-01-24 16:14:28
    [post_date_gmt] => 2014-01-24 16:14:28
    [post_content] => [soundcloud id='131155041']

  Hoy en la primera página de El Universal: “Denuncian que por fallas vencen los productos en Lácteos Los Andes. Distribuidores de la empresa estatal denunciaron en un remitido publico que el desabastecimiento de los productos de la marca lácteos Los Andes, se debe “a la mala gestión general de la empresa”.

  La mala gestión general de una empresa estatal, de las tantas que expropió el Gobierno. Este Gobierno tiene una gran característica: donde pone la mano pone la torta. Empresa que funciona y es intervenida por el Gobierno deja de funcionar de manera impecable. Por ejemplo, los Centrales Azucareros. Resulta que los Centrales Azucareros están empacando el azúcar importado. Funcionan así en todo.

  En la actualidad tenemos un severo, un gravísimo problema económico y el Gobierno actúa ante él como si no fuera su culpa, como si no fuera responsable de ese fracaso económico. Actúa como si fuese algo heredado. ¿Cómo va a heredar algo un Gobierno que ya tiene 15 años en el poder? Serían tres Gobiernos de los de antes. Y, ante estas circunstancias, el Gobierno decide actuar de manera represiva, arrogante, prepotente, asumiendo que hay un enemigo del Gobierno y no del país que les ha puesto en esta situación.

  Veamos las declaraciones del Presidente de la República. Últimas Noticias: “Desde hoy rige la nueva Ley de Precios Justos. Maduro aseguró que con la entrada en vigencia de la norma, se acabará el pan de piquito. Viene la segunda ofensiva económica”.

  Le citan en El Correo del Orinoco: “Hoy se oficiará la Ley de Costos y Precios Justos para proteger al pueblo -¿Protegerlo de qué?- No se le va a dar ni un solo dólar más a una empresa fantasma de esa burguesía parasitaria, así pataleen, lloren, griten, se tiren al piso”.

  Señor Maduro, quien entrega los dólares es su Gobierno, y la responsabilidad está en quien entrega los dólares. Eso que usted denunció como “cadivismo”, pues es responsabilidad de ustedes. Han debido investigar suficientemente a esas empresas fantasmas de maletín que se llevaron, según Giordani: “20 mil millones de dólares”. Ahora bien, ¿por qué todavía no revelan los nombres de las empresas fantasmas? ¿Por qué todavía no conocemos a los portadores de esos mágicos maletines? ¿Será que están muy vinculados al régimen? Porque allí hay una red de corrupción y de conchupancia que se sospecha muy grave.

  En medio de todo esto, mientras el Presidente dijo el miércoles 15 ante la Asamblea Nacional, que habría “6,30 para todo el año”, pues ya es evidente que no fue verdad. Su verdad no duró ni siquiera una semana. En El Nuevo País, la MUD dice: “El Gobierno devaluó. Julio Borges, en nombre de la coalición opositora, aclaró que “Hoy el salario de los venezolanos vale exactamente la mitad”.

  Y, mientras, nos vamos quedando cada vez más aislados. Por ejemplo, en El Universal: “Los bonos de la deuda caen tras los anuncios cambiarios. El Global 27 cayó 2 puntos porcentuales hasta el nivel más bajo desde noviembre del 2011. La firma Jefferies dice los ajustes anunciados parecen muy graduales para tener algún impacto significativo en la estanflación y los desequilibrios fiscales y de bienes externos”. Al lado de lo anterior: “Más aerolíneas suspenden la venta de boletos. Mientras el Gobierno y las aerolíneas negocian la entrega de las divisas pendientes al sector, Air Canada y Tame  anunciaron la suspensión de venta de boletos. Agentes de viaje reportaron que TAP, -la línea portuguesa-, salió del sistema. Ya días atrás lo había hecho Air Europa”. En El Nacional nos hablan también de Iberia y de Lufthansa.

  A este paso va a llegar un momento en que no vamos a tener líneas internacionales que vengan a nuestro país. ¿Qué va a decirle eso al mundo? ¿Qué va a entender el mundo cuando a este país, otrora un país muy privilegiado, no pueda venir ni salir nadie?

  El Gobierno, entonces, quizás se sienta feliz: sin ser una isla seremos un país bloqueado, como Cuba.

[post_title] => La isla que vamos siendo [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => la-isla-que-vamos-siendo [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2014-01-24 16:14:28 [post_modified_gmt] => 2014-01-24 16:14:28 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=18358 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 3 [filter] => raw )

3 Responses to “La isla que vamos siendo”


Reynaldo
24 enero, 2014 Responder

Como siempre justo en el clavo.

abelardo oseches
24 enero, 2014 Responder

Estimado Cesar Miguel Rondón, los comentarios hechos no tienen desperdicio: Donde está la lista de los “deportistas” que según la Ex-Ministra Benitez, “supuestamente” se “prestaron” 60 millones de dolares de manera irregular?; pues la lista no apareció pero la ministra salió inmediatamente del cargo.

Me llama poderosamente la atención lo reseñado por el diario el Universal en su edición del día de hoy 24 en referencia a lo dicho por la Ministra “Fosforito” ……………
“La ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, admitió que en los penales del país existen discotecas para la distracción de los internos.

Dijo que esta situación “es una perversión y lo que ha hecho la gestión del Gobierno revolucionario es acabar con esas discotecas, cerrarlas y a las pruebas me remito. Quien lo quiere ver que lo vea y si no que siga engañado”.

Las discotecas, según resaltó la ministra, son “herencia de la Cuarta República”.

La preguntas serían:
a.- en 15 años no se pudo hacer nada?
b.- si es cierto que están acabando con ellas, por qué salen fotos de las últimas remodelaciones?
c.- quienes tienen la responsabilidad de evitar esas situaciones?, La dirección del penal, la Guardia Nacional, la dirección de prisiones y la MInistra como cabeza de todos
HASTA CUANDO LA IV REPÚBLICA?!!!!!!!!!!!

Corrígame si estoy equivocado pero creo haber leído que el Super Ministro Ramirez dijo que la deuda con el Banco Central sería pagada con el oro que PDVSA extrae. Si eso lo dijo, es un exabrupto porque cómo puede pagar una deuda con una materia prima que es del Estado. El que diga, por ejemplo, que PDVSA comercializaría el oro y que de sus ganancias pagaría la deuda, eso si esta bien pero como va a pagar con algo que no le pertenece. Pensemos por un momento que sería el pago de esa manera y logra saldar la deuda total, al día siguiente podría decir que ya que ha pagado todo, puede solicitar nuevos créditos o sencillamente que todo el oro que se extraiga, le será vendido al Banco Central, total, ya el precedente quedó al serle reconocida la forma de pago. Me gustaría conocer la veracidad de esta “supuesta locura” (no espero menos de todos ellos) y sus comentarios

Vicente Sánchez
26 enero, 2014 Responder

A Laura Rodríguez la informaron a medias, con respecto a Lácteos Los Andes. No solamente sus productos se vencen por fallas, no sólo sus propios Distribuidores denuncian que esto se debe a “una mala gestión de la Empresa”.

Hace como tres semanas, compré los 2 litros permitidos larga duración de leche descremada de Lácteos Los Andes. Confieso que me alegró volvieran a producir leche. Mi sorpresa al día siguiente: Al desayunar, se me ocurrió leer los textos legales: Distribuido por Lácteos los Andes. Producido por Lácteos Centroamericanos, en la REPUBLICA DE NICARAGUA !!!

Claro, si el gobierno dispone ahora de divisas a 6,30, no así las empresas privadas, estamos claros que el precio de las dos o tres empresas privadas que producen y venden en Venezuela leche descremada larga duración, no van a poder competir con el precio de la producida en Nicaragua, con todas las dificultades que viven nuestras empresas privadas hoy por hoy, tanto por el horario de trabajo reducido, así como el alto costo que representa cumplir con los actuales requisitos legales…

Hasta le pueden caer encima con la nueva Ley de Costos y Precios Justos, con las sanciones que al inmediato juicio de los funcionarios apliquen con su sola visita. Sin discusión, reconsideración ni defensa alguna, tal como reza la nueva Ley.

En el mejor de los casos esta va a ser una fuente más de corruptela: mayor ingreso del funcionario, para vivir a la empresa.

La guinda que encabeza esta torta: Se pone en riesgo a estas empresas lácteas criollas, va a generar gran desempleo, mientras en la industria láctea nicaragüense, cubrimos sus costos, sus puestos de trabajo y claro su lucro, con nuestros $.

Esto nos lleva a concluir: Será cierta la prédica oficial de que tenemos que producir más en el país, para recuperar nuestra débil economía, la grave escasez de alimentos y la altísima inflación, la mayor de nuestro continente? Quién creerá esto?

Lo lógico, lo sensato, es que ante cualquier proyecto de Ley, estuvieran presentes las partes interesadas: La oficial, la laboral y la empresarial, a fin de sancionar leyes que protejan los esfuerzos de TODOS. Esto no se está llevando a cabo.

La cuarta república, con todos los vicios y errores cometidos, llegaba a acuerdos que lograban poner en el mercado todos los productos de primera necesidad. Los agricultores, ganaderos y distribuidores lograban poner a la disposición de la población venezolana a precios razonables, sus necesidades alimenticias. Sin escasez, sin tanta inflación, sin importar tan exageradamente. Pareciera que el negocio de quienes pueden importar, se limita a quienes negocian con el gobierno, que por cierto, nunca presentó los listados de estas empresas “fantasmas”, como se le requirió. Motivos? Son de ellos mismos.

La frase de que la economía venezolana está “en caída libre”, como dijo Montaner, no es exagerada. Es hoy muy rigurosa.

Lo que no me explico, concluyendo, es porqué esta sucediendo todo esto y nadie exige igualdad de oportunidades para poder sobrevivir, nadie tiene acceso a las decisiones oficiales que castigan al pueblo, a las empresas, y muy en especial a las madres, que para acercar un mínimo de alimentos a sus hijos, invierten horas al día, y sin total garantía de adquirirlos.

Todo esto me recuerda las transmisiones de boxeo de Miguel Thoddé, cuando desde Japón comentaba: “Izquierda del venezolano, derecha del venezolano, otra izquierda del venezolano…se cayó el venezolano”. Apaguen las luces, pues.

Vicente Sánchez

Dejar un comentario


error: Content is protected !!