Las lecciones del 6D

publicado el 7/12/15 por Ana Forero en Editoriales Etiquetas:, , , , , , ,

  Amanece un día distinto. Será porque no hay clases, será porque hay feriado bancario, será porque el país se trasnochó. En todo caso las calles bien tempranito estaban desiertas. No había ninguna turbulencia, no salió ningún “pueblo” a reclamar nada, el país amaneció en paz, muy en paz; me atrevo a decir que satisfecho, tranquilo y feliz.

El 6 de diciembre de 2015 pasará a la historia porque es la fecha en la que se la ha propinado la primera derrota contundente a esta pesadilla que hemos vivido los venezolanos llamada revolución bolivariana.

El pueblo salió a votar de manera masiva, tranquilo y en paz. Pero pasó el día a ciegas. Fue vergonzosa la cobertura que le dio la mayoría de los medios radioeléctricos a los importantes acontecimientos de ayer. Venevisión, por ejemplo, dio asco en sus transmisiones: un silencio total para lo que no fueran voces del oficialismo.

Pero los venezolanos se las arreglaron buscando en internet, en las redes sociales; y es de destacar la magnífica iniciativa de la sala de prensa de la Unidad, medios que permitieron llevar alguna información al pueblo, al país ansioso por saber lo que estaba ocurriendo.

Con el paso de las horas todo cambió. A las 3:43pm ya el Vicepresidente Arreaza se había delatado con un tuit que borró casi de inmediato: “Allende gobernó con mayoría opositora en el parlamento”. Era la primera confesión.

Después vinieron las medidas absurdas e ilegales, el desespero. La rectora Sandra Oblitas prorrogando inútilmente el cierre de las mesas porque ya todo estaba cantado.

Ocurrió entonces una intervención del general Padrino López. Flanqueado por el Alto Mando, destacó que el país había votado en paz, que el Plan República había hecho su trabajo y que ahora solo nos quedaba esperar por la señora Lucena. Fue un exhorto nada velado para que el CNE cumpliera, ya sin más dilaciones, con su responsabilidad.

Pasaban las horas y horas y eso que llaman el carómetro ya revelaba demasiado. Por fin, pasada la medianoche, se dijeron los primeros resultados en los que la MUD duplicaba la votación del PSUV. Se estima que la MUD puede llegar hasta 113 diputados, lo cual sería una mayoría calificada impresionante.

Ante esto, ¿cómo reaccionó el Presidente de la República? Da pena comentarlo, pero el presidente no estuvo a la altura de la lección cívica y democrática que dio el país. No puede decir Maduro que ganó la guerra económica o que ganó la contrarrevolución. Señor Maduro, por una vez en su vida ponga los pies en la tierra y asuma la realidad: ganó el pueblo, ganó la democracia.

Lo comentamos varias veces antes de la fecha electoral: usted, torpemente, convirtió esta elección en un plebiscito. Usted es el gran derrotado. Usted, Maduro, y todo lo que representa este proyecto. Así como gran derrotado es también Diosdado Cabello, el ya virtual ex presidente de la Asamblea Nacional.

Saliendo Cabello de la Asamblea vendrá otra radicalmente distinta. Una asamblea civil, nada cuartelaría. Una asamblea para debatir, para ponerle límites y controles a la desmesura del Poder Ejecutivo. Definitivamente vendrá una Venezuela distinta.

¿Qué lecciones nos quedan del día de ayer?

1.- Que nada sustituye al voto como verdadero instrumento de nosotros los ciudadanos civiles que somos mayoría. Nada por encima del voto, ni siquiera con las marramucias del CNE.

2.- Que intimidar, amenazar, no le cabe a un gobernante. El presidente y sus seguidores más cercanos no hicieron sino amenazar al venezolano, tratando de amedrentarlo e intimidarlo. A un pueblo no se le amenaza, porque un pueblo siempre sabe dar la cara. Esa es la verdadera victoria, esa es la verdadera lección.

Y 3: Democracia, democracia, democracia, solo así podremos poner orden de nuevo en el país.

Queridos venezolanos, comparto inmensamente esta mañana liviana y feliz. Que Dios nos bendiga a todos.



WP_Post Object
(
    [ID] => 34094
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2015-12-07 10:55:14
    [post_date_gmt] => 2015-12-07 15:25:14
    [post_content] => [sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/las-lecciones-del-6d[/sonido]

  Amanece un día distinto. Será porque no hay clases, será porque hay feriado bancario, será porque el país se trasnochó. En todo caso las calles bien tempranito estaban desiertas. No había ninguna turbulencia, no salió ningún “pueblo” a reclamar nada, el país amaneció en paz, muy en paz; me atrevo a decir que satisfecho, tranquilo y feliz.

El 6 de diciembre de 2015 pasará a la historia porque es la fecha en la que se la ha propinado la primera derrota contundente a esta pesadilla que hemos vivido los venezolanos llamada revolución bolivariana.

El pueblo salió a votar de manera masiva, tranquilo y en paz. Pero pasó el día a ciegas. Fue vergonzosa la cobertura que le dio la mayoría de los medios radioeléctricos a los importantes acontecimientos de ayer. Venevisión, por ejemplo, dio asco en sus transmisiones: un silencio total para lo que no fueran voces del oficialismo.

Pero los venezolanos se las arreglaron buscando en internet, en las redes sociales; y es de destacar la magnífica iniciativa de la sala de prensa de la Unidad, medios que permitieron llevar alguna información al pueblo, al país ansioso por saber lo que estaba ocurriendo.

Con el paso de las horas todo cambió. A las 3:43pm ya el Vicepresidente Arreaza se había delatado con un tuit que borró casi de inmediato: “Allende gobernó con mayoría opositora en el parlamento”. Era la primera confesión.

Después vinieron las medidas absurdas e ilegales, el desespero. La rectora Sandra Oblitas prorrogando inútilmente el cierre de las mesas porque ya todo estaba cantado.

Ocurrió entonces una intervención del general Padrino López. Flanqueado por el Alto Mando, destacó que el país había votado en paz, que el Plan República había hecho su trabajo y que ahora solo nos quedaba esperar por la señora Lucena. Fue un exhorto nada velado para que el CNE cumpliera, ya sin más dilaciones, con su responsabilidad.

Pasaban las horas y horas y eso que llaman el carómetro ya revelaba demasiado. Por fin, pasada la medianoche, se dijeron los primeros resultados en los que la MUD duplicaba la votación del PSUV. Se estima que la MUD puede llegar hasta 113 diputados, lo cual sería una mayoría calificada impresionante.

Ante esto, ¿cómo reaccionó el Presidente de la República? Da pena comentarlo, pero el presidente no estuvo a la altura de la lección cívica y democrática que dio el país. No puede decir Maduro que ganó la guerra económica o que ganó la contrarrevolución. Señor Maduro, por una vez en su vida ponga los pies en la tierra y asuma la realidad: ganó el pueblo, ganó la democracia.

Lo comentamos varias veces antes de la fecha electoral: usted, torpemente, convirtió esta elección en un plebiscito. Usted es el gran derrotado. Usted, Maduro, y todo lo que representa este proyecto. Así como gran derrotado es también Diosdado Cabello, el ya virtual ex presidente de la Asamblea Nacional.

Saliendo Cabello de la Asamblea vendrá otra radicalmente distinta. Una asamblea civil, nada cuartelaría. Una asamblea para debatir, para ponerle límites y controles a la desmesura del Poder Ejecutivo. Definitivamente vendrá una Venezuela distinta.

¿Qué lecciones nos quedan del día de ayer?

1.- Que nada sustituye al voto como verdadero instrumento de nosotros los ciudadanos civiles que somos mayoría. Nada por encima del voto, ni siquiera con las marramucias del CNE.

2.- Que intimidar, amenazar, no le cabe a un gobernante. El presidente y sus seguidores más cercanos no hicieron sino amenazar al venezolano, tratando de amedrentarlo e intimidarlo. A un pueblo no se le amenaza, porque un pueblo siempre sabe dar la cara. Esa es la verdadera victoria, esa es la verdadera lección.

Y 3: Democracia, democracia, democracia, solo así podremos poner orden de nuevo en el país.

Queridos venezolanos, comparto inmensamente esta mañana liviana y feliz. Que Dios nos bendiga a todos.

[post_title] => Las lecciones del 6D [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => las-lecciones-del-6d [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2015-12-07 10:55:14 [post_modified_gmt] => 2015-12-07 15:25:14 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=34094 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 22 [filter] => raw )

22 Responses to “Las lecciones del 6D”


ligia tabosky
7 diciembre, 2015 Responder

Gracias Sr. Cesar Miguel cada vez que lo oigo me doy cuenta de cuanto quiere a Vzla., gracias muchas gracias
!!!

cesar salas
7 diciembre, 2015 Responder

como siempre muy acertado sr Cesar Miguel amen Dios Bendiga aVENEZUELA GLORIA AL BRAVO PUEBLO.

Antonio
7 diciembre, 2015 Responder

Dios lo bendiga Sr Rondón. Gracias por ser ese espacio mesurado en las trincheras de la democracia. Dios permita pueda continuar su impecable labor.

Como es de costumbre Sr. Cesar; usted nos documenta día a día con sus extraordinarios editoriales; como bien lo dijo, hoy es un día FELIZ para toda VENEZUELA, por que ganamos todos. Hoy comienza la nueva VENEZUELA DEMOCRATICA, donde nuestros nuevos legisladores revindicaran las necesidades de todos los venezolanos; aun y cuando el Sr. MADURO siga siendo el presidente. Por ultimo gracias a usted por ser la voz del reclamo de los todos los ciudadanos, a través de sus editoriales… DIOS BENDIGA A VENEZUELA!!!!!

VENEZUELA ES TU FAMILIA Y A LA FAMILIA HAY QUE AMARLA, CON TODOS LOS DEFECTOS, NADIE HABLA MAL DE SU FAMILIA
7 diciembre, 2015 Responder

En esa cola de la mesa tres

Distinto, hoy fue distinto… desperté movida por una fuerza demasiado poderosa; esa que solo sentí aquel 18/03/2.005, cuando tenía que poner el alma en cristalizar el milagro de traer una vida al mundo; eso que se siente como un don divino, una sabe que puede cambiar historias cuando le toca entregar la vida por un hijo de Dios. No sé dónde cabe ese sentimiento, porque parece reventar la piel, de la presión dentro; no viví el cansancio típico de levantarse un domingo, me arregle con una emoción, como para recibir un premio de la academia; salí con el mismo entusiasmo que pondría al buscar a mi familia en Maiquetía, después de este largo despecho; caminaba con la seguridad, de mostrarle a mi hijo que el camino hacia la máquina, era el sendero a una esperanza y la tinta en el dedo, la mancha que limpia la conciencia.

Esta vez llegue a un lugar distinto, ese mismo donde cada día hábil, dejo a mi hijo para nutrirse de conocimiento; esta vez tenía un halo diferente, había un cielo iluminado, era la energía del supremo definitivamente. En ese sitio donde un organismo “equilibrado y objetivo”, le pedía a una ciudadana que se quitara la gorra con la bandera de VENEZUELA; pues, según ella era proselitismo (en una contingencia en que esa bandera es como una espada, un escudo); todos vestíamos una sonrisa tricolor ¿cómo haría ella para quitarnos eso?; finalmente conocí lo que es una cola sabrosa, una espera festiva; nadie se quejaba, aplaudíamos a los ancianos, agradeciendo su esfuerzo y voluntad.

Ahí comprendí que la misión se había cumplido; me di cuenta, que nosotros no supimos hasta ahora el peso y el valor de los símbolos patrios; que nadie ama aquello por lo que no ha luchado y que las cosas que se logran fácil no se valoran; ahí con los ojos aguarapa ’os le dije por quincuagésima vez a mi hijo, algo que esta vez tenía negrillas en mayúscula sostenida: VENEZUELA ES TU FAMILIA Y A LA FAMILIA HAY QUE AMARLA, CON TODOS LOS DEFECTOS, NADIE HABLA MAL DE SU FAMILIA; aunque sepas que hay problemas, aunque estés seguro de que no es la mejor, aunque algún miembro no haga honor a sus valores, aunque nunca falta quien cojee de una pata…fue entonces, cuando supe que la lección fue recibida; que nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido y que si amas algo, tienes que verlo perdido para valorarlo. Yo creo que mi sabio padre; nos transmitió siempre el amor por esta tierra que lo cobijo; pero, entiendo que los sentimientos no son heredables y que hay lecciones que solo se aprenden con sacrificio y esfuerzo.

Acabamos de pisar el primer escalón de un largo sendero, no va a ser sencillo, ni rápido; pero, somos parte del trabajo que hay que hacer y después de este primer granito, debemos confiar a ciegas en Dios, cambiar las acciones, abrir el corazón, la mente y fortalecer el espíritù, el cambio debe darse de adentro hacia afuera.

Necesitaba compartir contigo la experiencia de ayer!EmojiEmoji

anilda
7 diciembre, 2015 Responder

Hermoso…voy a publicarlo en Facebook

Maria Eugenia Martín
8 diciembre, 2015 Responder

Excelente testimonio. Espero que todos y cada uno de los venezolanos que somos democráticos obremos de la misma manera. Sus últimas palabras que no se queden en deseos sino en acciones, el cambio debe darse de adentro hacia afuera.

pedro martinez
7 diciembre, 2015 Responder

Excelente

Astrid
7 diciembre, 2015 Responder

Que bello Cesar, después de 21 años fuera de Venezuela podre regresar con mis hijos y enseñarles donde nací, donde jugué y donde pase los mejores tiempos de mi vida. Dios bendiga al “BRAVO PUEBLO”

Eritk E. Romero A.
7 diciembre, 2015 Responder

Amen. Cesar Miguel siempre tan sencillo y descriptivo de nuestra realidad. Yo tambien estoy feliz de saber que los amaneceres que vienen serán diferentes para todos en Venezuela.

Carmen G
7 diciembre, 2015 Responder

Querido Cesar, una vez mas, gracias por tu etica, por tu mesura, y tu claridad para analizar y enseñarnos a hacerlo,….siempre dejandonos saber, que ” hay una luz al final del tunel “,……..tienes todo el cariño ,de los que cada mañana te escuchamos.Que Dios te bendiga ¡

LEIDA FLOREZ
7 diciembre, 2015 Responder

Simplemente Gracias sr Rondón por permitirme en las mañana informarme de la mejor manera…. adoro sus carcajadas…. soy una gocha fanatica de las mañanas gracias a ti…. que Dios lo bendiga

Elena Aurora Urdaneta
7 diciembre, 2015 Responder

Gracias, Sr: César Miguel, es por personas con la dignidad y la formación de ud. que todavía nos atrevemos a creer que no todo está perdido, gracias, gracias, gracias, compartimos la paz y la alegría de este nuevo despertar.

anilda
7 diciembre, 2015 Responder

Gracias, mi querido César Miguel Rondón!

johanna
8 diciembre, 2015 Responder

Te amo Senor César Miguel Rondón! amorrr de admiración profunda y sincera! gracias por tanta clase, por tanta educación e inteligencia a la hora de poner en precisas palabras los sentimientos de tantos que no tenemos tu don. Estamos felices ante esta nueva esperanza! gracias! gracias! por ser un roble!!! ejemplo de ética y profesionalismo!

Raimundo Serrano
8 diciembre, 2015 Responder

Mas que expresiones, sentimientos. Mucha alegría y mucha inquietud. Mañanas que vendrán con mejores y mayores espectativas. Con la fe y la esperanza del aprendizaje saber que ,solo al verla perdida , salimos masivamente a rescatarla. Con la única arma que podemos esgrimir: el voto y ejerciendo la acción que nos hace libres; ser soberanos y libres de conciencia. La tarea es dura, pero hay que hacerla, porque no hay peor tarea que aquella que no se hace. Ojala en lo adelante, nuestras mañanas sean así de tranquilas , como la del 7/12/2015. Viva la DEMOCRACIA. Viva VENEZUELA !!!

Victor V.
8 diciembre, 2015 Responder

Sr Cesar de verdad que sus editoriales son la mejor enseñanza diara que nos deja a los oyentes diarios de su prestigioso programa, me atreveria a decirle que lo que paso el 6D, ud vaticino lo que iba a pasar en su editorial titulado EL PAIS Y LA VINOTINTO, cuando lo escuche aumento mucho mi optismismo….no se equivoco en lo que iba a pasar el dia de las votaciones….sinceramente muchas gracias Sr Cesar por excelentes editoriales …..exitos

Oscar Veliz
8 diciembre, 2015 Responder

Ahora es que hay VENEZUELA para rato!!! se dio ya el primer paso y si Dios quiere continuaremos hacia adelante. GRACIAS!!! Sr Rondon por ser como es. Por ayudarnos todas las mañana a ver la luz al final del tunel con sus excelentes comentarios.

Jose Riobueno
8 diciembre, 2015 Responder

Que buena editorial. Aunque apenas hoy estoy leyendo. Sr. Rondón es de admirar su amor por este país. Mis saludos desde San Antonio de Los Altos.

Felix Fernández
8 diciembre, 2015 Responder

La consigna es que construyamos juntos un nuevo país. Si, pero eso no quiere decir el olvido de la Justicia. Hay muchas cuentas pendientes que reclamar; muchas afrentas que precisan reparación. No se puede construir un país sin limpiar las cloacas taponadas por la inmundicia de tantos años. Hay que levantar todas las alfombras, y el que tenga porquería bajo la suya, que afronte las consecuencias sin ningún tipo de piedad. El que ha delinquido, la cárcel es su destino. El que ha prevaricado, el que ha truncado vidas y carreras de compatriotas por el simple “delito” de pensar diferente, la cárcel es su destino.
Solo haciendo pagar uno a uno los delitos cometidos, podrá resurgir Venezuela de sus cenizas. Mientras haya algún delincuente de estos enquistado en la Administración o paseando tranquilamente por las calles, será como una piedra en el zapato de la Democracia, y mientras esta no se retire, la Democracia cojeará permanentemente
Y estos indivíduos… e individuas, encarnan absolutamente todos los delitos que se puedan cometer. Ustedes serán las primeras piedras en extraer del zapato de la Democracia

soledad
8 diciembre, 2015 Responder

Sr, cesar Miguel Rondón, Un saludo afectuoso para Ud. La felicidad que todos o la mayoría compartimos. Algo me preocupa, es que nadie que tiene poder absoluto en un país, deje que la oposición, tome ese lugar, me preocupa , por que hay un mes que no tenemos control. Me preocupa que ellos tengan una carta oculta, que nos pueda perjudicar. Y deben estar muy pero muy pendiente de los pasos que darán ellos. Un saludo afectuoso para Ud.
.

alitas737
9 diciembre, 2015 Responder

Excelente como todos tus Editoriales. Ahora sigamos adelante, esto es sólo un paso. Mucho nos queda por hacer para construir a la nueva Venezuela, para atras ni para coger impulso. Feliz día, semana y todo lo que nos quede por vivir.

Dejar un comentario


error: Content is protected !!