¡Qué viva la mediocridad!

publicado el 9/07/15 por Ana Forero en Editoriales Etiquetas:, , ,

  Quien nunca ha pasado por una universidad no puede entender lo sagrado que esto significa. Una universidad es cuestión de orgullo para quien ha pasado por allí. Una universidad es la culminación de toda una vida de estudios, aunque los estudios nunca culminan, ciertamente. Una universidad reúne lo mejor de un país, y, sobre todo, es la mejor manifestación de lo que ese país puede ser en el futuro.

  “Nuestras universidades están bajo asedio”, como leo en El Nacional en su primera página. Dice: Con la consigna no a la intervención de las universidades, estudiantes de la Universidad Central pidieron al Consejo Universitario una posición contundente ante la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que ordena a las universidades autónomas  inscribir a los 240 mil bachilleres asignados por la Opsu.

  ¿Quiénes son estos bachilleres? Bachilleres que no hicieron los meritos para poder entrar en las universidades. Todas las universidades tienen sus pruebas de admisión. Entrar a una universidad es cuestión de mérito. Si se activa el mérito desde los estudios de primaria, el estudiante se prepara para ser lo mejor, para sacar buenas notas, para aprender cada día más. Y esa ansia de saber, esa ansia de superarse, le permitirá llegar lo más alto posible en su vida profesional. Por eso las universidades son exigentes, porque las universidades son lo máximo del saber, la academia, el futuro.

  Pero si usted desprecia el conocimiento, si usted desprecia el saber, entonces a usted lo que le queda es aupar lo contrario al mérito, que es la mediocridad. La revolución se ha caracterizado porque nunca ha tenido a los estudiantes de su lado. No ha habido una sola elección en una universidad nacional, donde la revolución no haya sido derrotada por el estudiantado.

  Ahora tratan de llenarla de estudiantes que no reunieron los meritos del caso. Esa es una manera de invadir, esa es una manera de agredir, una manera de quebrantar por completo a la universidad y su autonomía. Pero, insisto, quien nunca hizo del saber una meta, quien nunca pasó por una universidad, no puede (o no quiere) entender la gravedad de lo que está en juego.

  Desde un primer día este régimen se caracterizó  por incitar a la mediocridad. Recuerde usted que una de las primeras medidas de Hugo Chávez fue cambiar la meritocracia a la hora de los ascensos militares: ya no ascendían los primeros de una promoción sino los últimos. Prefiero a los mediocres, antes que tener que bregar con los mejores, pareciera ser la consigna.

  Y ya que tocamos el tema militar, en el Correo del Orinoco, la Artillería del Pensamiento, leo que el Vicepresidente Jorge Arreaza le dice al nuevo Alto Mando Militar que le corresponde una labor histórica. ¿Por qué? Según Arreaza, “a Maduro le han aplicado una dosis de conspiración tal vez superior en cuanto a la concentración de sus elementos, que cualquiera que haya sufrido el Comandante de Hugo Chávez”. Esta prosa farragosa lo que quiere decir es que ha habido más encono contra Maduro. ¿Pero no será más bien, Vicepresidente, que el presidente Maduro tiene menos meritos, habilidades y condiciones que el presidente Chávez?

  Más alguna guerra viene. Diario Vea: “Fortalecer al pueblo ante enemigos históricos”. La reflexión fue del Vicepresidente Jorge Arreaza durante su intervención ayer en el homenaje al Comandante Hugo Chávez a 40 años de su graduación en la Academia Militar y 30 años de la promoción Centauros. Y al nuevo Alto Mando militar le dijo: “Les corresponde una labor histórica porque en estos próximos meses veremos muchas victorias populares”.

  ¿Qué quiere decir Arreaza con esto? En páginas interiores se amplía el concepto: “Nosotros vamos a ganar esta guerra  -¿cuál guerra?-, vamos a triunfar y vamos a poner en su justo lugar a aquellos que están arremetiendo contra el pueblo. A este nuevo Alto Mando le corresponde una labor histórica porque en estos próximos meses veremos muchas victorias populares. Veremos la victoria allí concreta contra nuestros enemigos históricos que están tratando de crear las condiciones para ellos volver al poder, así que nos corresponde seguir fortaleciendo a este pueblo para que esto no ocurra.”

  ¡Ah! La guerra es contra la oposición. Pero el panorama político nacional ha cambiado tanto que, según lo dicen todas las encuestas, ya no se debe hablar de gobierno y oposición. Se debe hablar es del gobierno y el país. Entonces la guerra del gobierno es contra el país. A situación tan trágica y lamentable nos ha traído un gobierno reconcomiado y acomplejado, alentado por la venganza y la mediocridad.



WP_Post Object
(
    [ID] => 30483
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2015-07-09 10:27:14
    [post_date_gmt] => 2015-07-09 14:57:14
    [post_content] => [sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/que-viva-la-mediocridad[/sonido]

  Quien nunca ha pasado por una universidad no puede entender lo sagrado que esto significa. Una universidad es cuestión de orgullo para quien ha pasado por allí. Una universidad es la culminación de toda una vida de estudios, aunque los estudios nunca culminan, ciertamente. Una universidad reúne lo mejor de un país, y, sobre todo, es la mejor manifestación de lo que ese país puede ser en el futuro.

  “Nuestras universidades están bajo asedio”, como leo en El Nacional en su primera página. Dice: Con la consigna no a la intervención de las universidades, estudiantes de la Universidad Central pidieron al Consejo Universitario una posición contundente ante la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que ordena a las universidades autónomas  inscribir a los 240 mil bachilleres asignados por la Opsu.

  ¿Quiénes son estos bachilleres? Bachilleres que no hicieron los meritos para poder entrar en las universidades. Todas las universidades tienen sus pruebas de admisión. Entrar a una universidad es cuestión de mérito. Si se activa el mérito desde los estudios de primaria, el estudiante se prepara para ser lo mejor, para sacar buenas notas, para aprender cada día más. Y esa ansia de saber, esa ansia de superarse, le permitirá llegar lo más alto posible en su vida profesional. Por eso las universidades son exigentes, porque las universidades son lo máximo del saber, la academia, el futuro.

  Pero si usted desprecia el conocimiento, si usted desprecia el saber, entonces a usted lo que le queda es aupar lo contrario al mérito, que es la mediocridad. La revolución se ha caracterizado porque nunca ha tenido a los estudiantes de su lado. No ha habido una sola elección en una universidad nacional, donde la revolución no haya sido derrotada por el estudiantado.

  Ahora tratan de llenarla de estudiantes que no reunieron los meritos del caso. Esa es una manera de invadir, esa es una manera de agredir, una manera de quebrantar por completo a la universidad y su autonomía. Pero, insisto, quien nunca hizo del saber una meta, quien nunca pasó por una universidad, no puede (o no quiere) entender la gravedad de lo que está en juego.

  Desde un primer día este régimen se caracterizó  por incitar a la mediocridad. Recuerde usted que una de las primeras medidas de Hugo Chávez fue cambiar la meritocracia a la hora de los ascensos militares: ya no ascendían los primeros de una promoción sino los últimos. Prefiero a los mediocres, antes que tener que bregar con los mejores, pareciera ser la consigna.

  Y ya que tocamos el tema militar, en el Correo del Orinoco, la Artillería del Pensamiento, leo que el Vicepresidente Jorge Arreaza le dice al nuevo Alto Mando Militar que le corresponde una labor histórica. ¿Por qué? Según Arreaza, “a Maduro le han aplicado una dosis de conspiración tal vez superior en cuanto a la concentración de sus elementos, que cualquiera que haya sufrido el Comandante de Hugo Chávez”. Esta prosa farragosa lo que quiere decir es que ha habido más encono contra Maduro. ¿Pero no será más bien, Vicepresidente, que el presidente Maduro tiene menos meritos, habilidades y condiciones que el presidente Chávez?

  Más alguna guerra viene. Diario Vea: “Fortalecer al pueblo ante enemigos históricos”. La reflexión fue del Vicepresidente Jorge Arreaza durante su intervención ayer en el homenaje al Comandante Hugo Chávez a 40 años de su graduación en la Academia Militar y 30 años de la promoción Centauros. Y al nuevo Alto Mando militar le dijo: “Les corresponde una labor histórica porque en estos próximos meses veremos muchas victorias populares”.

  ¿Qué quiere decir Arreaza con esto? En páginas interiores se amplía el concepto: “Nosotros vamos a ganar esta guerra  -¿cuál guerra?-, vamos a triunfar y vamos a poner en su justo lugar a aquellos que están arremetiendo contra el pueblo. A este nuevo Alto Mando le corresponde una labor histórica porque en estos próximos meses veremos muchas victorias populares. Veremos la victoria allí concreta contra nuestros enemigos históricos que están tratando de crear las condiciones para ellos volver al poder, así que nos corresponde seguir fortaleciendo a este pueblo para que esto no ocurra.”

  ¡Ah! La guerra es contra la oposición. Pero el panorama político nacional ha cambiado tanto que, según lo dicen todas las encuestas, ya no se debe hablar de gobierno y oposición. Se debe hablar es del gobierno y el país. Entonces la guerra del gobierno es contra el país. A situación tan trágica y lamentable nos ha traído un gobierno reconcomiado y acomplejado, alentado por la venganza y la mediocridad.

[post_title] => ¡Qué viva la mediocridad! [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => que-viva-la-mediocridad [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2015-07-09 10:27:14 [post_modified_gmt] => 2015-07-09 14:57:14 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=30483 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 7 [filter] => raw )

7 Responses to “¡Qué viva la mediocridad!”


Carlos Garcia
9 julio, 2015 Responder

Lo peor es que estos nuevos alumnos que entran a las Universidades serias sin examen de admision, los agarra el nivel academico y lo mas seguro es que deserten de tanto raspar semestres y malgasten un cupo que bien pudo aprovechar alguioen que si queria y tenia ganas de salir adelante. No creo que sea un premio a la mediocridad sino mas bien un daño a la sociedad.

Mariana Albornoz
9 julio, 2015 Responder

Un gran saludo de parte de una admiradora y asidua escucha, no soy de escribir notas pero en esta oportunidad quería comunicar una gran inquietud y apesar de tratar de resumir, es larga. Soy orgullosamente Ing. Agrónomo egresada en 1990 de la UCV, Para la época que inicié mis estudios, pude ver como en los primeros semestres varios de mis compañeros se retiraron, ya que no pudieron superar los exámenes, ni las exigencias de el pensun de estudio incluso, en la mitad de carrera. Actualmente uno de mis hijos está cursando el primer semestre de enfermería en la UDO y a pesar de ser un grupo relativamente pequeño y estar cursando materias introductorias de relativamente poca dificultad, ya varios se están retirando al no poder pasar los exámenes. Esta introducción es porque imagino que esto es lo que va a ocurrir con parte (por no decir muchos) de los jóvenes que están ingresando por medio de la Opsu. lo lamentable es que el régimen esta dividiendo a nuestra juventud, ya que el joven que esta entrando vía Opsu y ve un futuro (habrá que ver cuanto de estos jóvenes se presenta en las universidades a estudiar), pensarán, como es posible que le quiten el derecho de estudiar otros estudiantes que están encontra de esta medida, así el régimen divide y enfrenta. Por esta razón quisiera plantearle una humilde idea, ya que se tiene la oportunidad de tener una gran cantidad de jóvenes se les puede ayudar a que se superen con la ayuda de toda la comunidad universitaria, no dejarle el paquete a los profesores que ya bastante trabajo tienen por un misero sueldo, aquí se tendría que unir toda la universidad, con estudiantes que tengan la disposición de hacerlo mediante cursos propedeuticos donde se les oriente aquellos que no tengan la capacidad y se les oriente, hacer cursos, eventos deportivos, arte, incluso y muy importante posibilidades de emprender sin cursar toda una larga carrera. Que pasará con estos jóvenes que les han dado esta oportunidad así no sea del todo merecida y que se les niegue o en el primer semestre abandonen por malas notas, serán más resentidos sociales, más jóvenes sub-empleados o en vías a la delincuencia. Se debe tener mucho cuidado para no seguirle el juego al régimen. Mariana Albornoz

Merchy
9 julio, 2015 Responder

Mediocridad en todos los ámbitos es lo que nos depara el futuro como los ciudadanos no tomemos debida conciencia de lo que se avecina.

mapejorge
9 julio, 2015 Responder

como siempre muy acertado

Juan J Malaver V
11 julio, 2015 Responder

La mediocridad es la carta de presentación de la robolucion. El mediocre siempre le echa la culpa a los demás y nunca se equivoca.

franklin escalona
11 julio, 2015 Responder

buenas noches, soy egresado del Instituto Universitario de Tecnología del Estado Portuguesa IUTEP Soy TSU Mtto de Equipos Electromecánicos, luego el tecnológico fue elevado o ascendido a universidad politécnica donde me volví a graduar de ingeniero en mantenimiento, créanme que no realicé ninguna prueba de admisión para ingresar en la universidad porque estudié en el turno de la noche …sin embargo le puse mucho empreño, tengo muy buenos conocimientos en mi area profesional..pienso que los profesionales deben ser aceptados no porque vengan egresados de la UCV UCAB USB ULA UCLA UDO LUZ POLITECNICO sino mas bien por el grado de competencias que logren demostrar ….he trabajado con profesionales egresados de esas universidades y he visto que son buenos pero también me he dado cuenta que yo también lo soy , la situación es, sin ánimos de defender este sistema, es que puedes dejar entrar a los bachilleres, la cuestión radica en la capacidad que ellos tengan de afrontar una carrera sea cual fuese esa carrera

Héctor Márquez
31 julio, 2015 Responder

claro que la Universidad es para los Bachilleres, pero por ninguna razón un Br.de10 pts. puede desplazar a un Br. de 19 o 20 pts. y es lo que está pasando.

Dejar un comentario


error: Content is protected !!