Y ahora la investigación…

publicado el 29/08/12 por Laura Rodriguez en Editoriales Etiquetas:, , ,

Play y-ahora-la-investigacion

  En la primera página del diario El Mundo, se nos anuncia un trabajo de la AFP, la France Presse: “Chávez en dura prueba a 40 días del 7 de Octubre”. El análisis señala que el accidente de Amuay obliga al Presidente a buscar culpables para seguir ileso. En este reportaje entrevistan a varias personas, entre ellas, A Luis Vicente León, Nicmer Evans, en fin… Lo Puntual es: Este accidente le hace daño al Presidente en la campaña electoral y está obligado, según Evans, por ejemplo, a poner nombres y apellidos a los responsables antes del 7 de Octubre.

  Ahora bien, dada esta realidad, el Presidente, – lo dice uno de los suyos-, ¿hacia dónde empieza a apuntar la situación?

  A ver. Reparemos en el Diario VEA, el gran titular de hoy cita a Chávez afirmando: “Saboteadores del 2002 arremeten contra PDVSA”.  “Estos voceros y esta oposición, sobre todo la tecnocracia petrolera que ahora arremete contra nosotros y contra los trabajadores de PDVSA, fueron los mismos que sabotearon la industria petrolera, paralizaron la refinería de Amuay y la dañaron (…) Chávez denunció que voceros de la oposición siguen insistiendo que explotaron algunas esferas de gas. “No explotó, ninguna esfera…”

  Ahora bien, el Presidente empieza a apuntar hacia el antiguo personal de PDVSA. En la misma primera página del Diario VEA, vienen unas declaraciones del intelectual norteamericano James Petras, quien se define como anti-imperialista, dice: “Explosión de Amuay un acto terrorista para desestabilizar al Gobierno venezolano”. – Esto lo está declarando desde el exterior, creo que está en Montevideo.

  Para el intelectual estadounidense, la explosión en la refinería de Amuay (…) es parte de una campaña terrorista con fines desestabilizadores, la cual requiere medidas contundentes de parte del Gobierno venezolano. –  Le pide a Chávez decretar Estado de Emergencia para detener las elecciones tras el sabotaje auspiciado por el imperialismo estadounidense que voló la Planta de Amuay.

  El Presidente tiene que buscar responsables y ya empezó a apuntar sus baterías, – él y su gente-, precisamente hacia dónde o parecieran estar los responsables.

  Todos insisten en el hedor, el fuerte olor a gas que hubo antes de la explosión ¿Días antes? ¿Horas antes? No se sabe, pero hubo un olor antes.

  El Presidente, apelando a una lógica, sencillamente incalificable, dice: – Lo leo tal cual como está citado en la primera página del diario El Universal- “No es como siguen diciendo algunos que había gas allí, una cosa que se cae por su propio peso. Qué e el barrio olía a gas, bueno en el barrio no hubo ninguna explosión (…) Menos mal que eso es falso”.

  Señor Presidente, el olor se fue de la refinería al barrio y allí olió. ¿Usted cree que la víctimas estaban dónde? El grueso estaba en la refinería. Pero, por ejemplo, la primera página del diario El Nacional, nos muestra la fotografía de familiares buscando entre los escombros de las casas… Claro, que el barrio no explotó, si es que en el barrio no está la refinería.

  Pero, el Presidente tiene que descartar que hubo olor a gas, por una razón muy sencilla, porque si hubo olor a gas, quiere decir que sí hubo una fuga y si hubo una fuga, el problema estuvo allá adentro y fue un problema, dicen, de mantenimiento.

  “El olor a gas se confirmó en dos registros el día que ocurrió la explosión”. Leo en El Universal: Varios indicios confirman que entre el viernes y la madrugada del sábado, instante en el que ocurrió la explosión en Amuay, se detectaron dos momentos en los que predominó el olor a gas. En la mañana se trató de Dióxido de Azufre y en la madrugada fue gas propano, el causante del estallido.

  En el diario El Nacional leo: Juan Fernández, empleado de Puramin C. A. fábrica de lubricantes, informó que la empresa ordenó el desalojo del personal por la acumulación de gases poco antes de la explosión. Reneduar Jiménez, operador de suministros del centro refinador, intentaba cerrar una válvula poco antes del estallido.

  Recordarán ustedes el famoso PIN, macabro, lamentable del trabajador de Puramin C.A. que en la tarde del viernes escribió “Olor a gas, nos estamos muriendo…”

  Pero hacia allá definitivamente no van a ir las investigaciones, ya el Presidente indicó hacia dónde hay que apuntar, hacia la oposición y ya tiene su teórico, el norteamericano Petras, quien al igual que su paisana, la señora Golinger, apuntan al sabotaje. Lo curioso es que la señora Golinger dijo que era sabotaje desde la misma mañana del día sábado. En fin…Lo último, CICPC también entrará a investigar ¿Saben de petróleo? No sabemos.



WP_Post Object
(
    [ID] => 5245
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2012-08-29 18:37:18
    [post_date_gmt] => 2012-08-29 18:37:18
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play" track="[email protected]"] [vc_separator]

  En la primera página del diario El Mundo, se nos anuncia un trabajo de la AFP, la France Presse: “Chávez en dura prueba a 40 días del 7 de Octubre”. El análisis señala que el accidente de Amuay obliga al Presidente a buscar culpables para seguir ileso. En este reportaje entrevistan a varias personas, entre ellas, A Luis Vicente León, Nicmer Evans, en fin… Lo Puntual es: Este accidente le hace daño al Presidente en la campaña electoral y está obligado, según Evans, por ejemplo, a poner nombres y apellidos a los responsables antes del 7 de Octubre.

  Ahora bien, dada esta realidad, el Presidente, - lo dice uno de los suyos-, ¿hacia dónde empieza a apuntar la situación?

  A ver. Reparemos en el Diario VEA, el gran titular de hoy cita a Chávez afirmando: “Saboteadores del 2002 arremeten contra PDVSA”.  “Estos voceros y esta oposición, sobre todo la tecnocracia petrolera que ahora arremete contra nosotros y contra los trabajadores de PDVSA, fueron los mismos que sabotearon la industria petrolera, paralizaron la refinería de Amuay y la dañaron (…) Chávez denunció que voceros de la oposición siguen insistiendo que explotaron algunas esferas de gas. “No explotó, ninguna esfera…”

  Ahora bien, el Presidente empieza a apuntar hacia el antiguo personal de PDVSA. En la misma primera página del Diario VEA, vienen unas declaraciones del intelectual norteamericano James Petras, quien se define como anti-imperialista, dice: “Explosión de Amuay un acto terrorista para desestabilizar al Gobierno venezolano”. – Esto lo está declarando desde el exterior, creo que está en Montevideo.

  Para el intelectual estadounidense, la explosión en la refinería de Amuay (…) es parte de una campaña terrorista con fines desestabilizadores, la cual requiere medidas contundentes de parte del Gobierno venezolano. -  Le pide a Chávez decretar Estado de Emergencia para detener las elecciones tras el sabotaje auspiciado por el imperialismo estadounidense que voló la Planta de Amuay.

  El Presidente tiene que buscar responsables y ya empezó a apuntar sus baterías, - él y su gente-, precisamente hacia dónde o parecieran estar los responsables.

  Todos insisten en el hedor, el fuerte olor a gas que hubo antes de la explosión ¿Días antes? ¿Horas antes? No se sabe, pero hubo un olor antes.

  El Presidente, apelando a una lógica, sencillamente incalificable, dice: - Lo leo tal cual como está citado en la primera página del diario El Universal- “No es como siguen diciendo algunos que había gas allí, una cosa que se cae por su propio peso. Qué e el barrio olía a gas, bueno en el barrio no hubo ninguna explosión (…) Menos mal que eso es falso”.

  Señor Presidente, el olor se fue de la refinería al barrio y allí olió. ¿Usted cree que la víctimas estaban dónde? El grueso estaba en la refinería. Pero, por ejemplo, la primera página del diario El Nacional, nos muestra la fotografía de familiares buscando entre los escombros de las casas… Claro, que el barrio no explotó, si es que en el barrio no está la refinería.

  Pero, el Presidente tiene que descartar que hubo olor a gas, por una razón muy sencilla, porque si hubo olor a gas, quiere decir que sí hubo una fuga y si hubo una fuga, el problema estuvo allá adentro y fue un problema, dicen, de mantenimiento.

  “El olor a gas se confirmó en dos registros el día que ocurrió la explosión”. Leo en El Universal: Varios indicios confirman que entre el viernes y la madrugada del sábado, instante en el que ocurrió la explosión en Amuay, se detectaron dos momentos en los que predominó el olor a gas. En la mañana se trató de Dióxido de Azufre y en la madrugada fue gas propano, el causante del estallido.

  En el diario El Nacional leo: Juan Fernández, empleado de Puramin C. A. fábrica de lubricantes, informó que la empresa ordenó el desalojo del personal por la acumulación de gases poco antes de la explosión. Reneduar Jiménez, operador de suministros del centro refinador, intentaba cerrar una válvula poco antes del estallido.

  Recordarán ustedes el famoso PIN, macabro, lamentable del trabajador de Puramin C.A. que en la tarde del viernes escribió “Olor a gas, nos estamos muriendo…”

  Pero hacia allá definitivamente no van a ir las investigaciones, ya el Presidente indicó hacia dónde hay que apuntar, hacia la oposición y ya tiene su teórico, el norteamericano Petras, quien al igual que su paisana, la señora Golinger, apuntan al sabotaje. Lo curioso es que la señora Golinger dijo que era sabotaje desde la misma mañana del día sábado. En fin…Lo último, CICPC también entrará a investigar ¿Saben de petróleo? No sabemos.

[post_title] => Y ahora la investigación... [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => y-ahora-la-investigacion [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2012-08-29 18:37:18 [post_modified_gmt] => 2012-08-29 18:37:18 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://cesarmiguelrondon.com/?p=5245 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw )

Dejar un comentario


error: Content is protected !!