¿Quién gana?-Luis Vicente León

publicado el 16/03/14 por Ana Forero en El espacio de mis amigos Etiquetas:, , ,

Por: Luis Vicente León

… llevan a toda la lucha opositora, que tanto costó articular y enseriar,Lusi Vicente directo al precipicio

A un mes del inicio de esta batalla campal entre diferentes sectores de la sociedad venezolana, muchos han preguntado ¿quién gana? Mi respuesta es: ¡nadie!

Demos unos segundos para que ustedes se descarguen y los invito a que me echen la culpa por la rabia que genera esta respuesta. Si les sirve de terapia, valdrá la pena leer los insultos, de ambos bandos, que veré en un momento en mi Twitter. Lo asumo con espíritu de sacrificio, si al menos eso les hace sentir mejor… porque no será con los resultados de esta convulsión que podrán sentirse así.

Empecemos por la población: ha perdido lo más importante de todo: la vida de hermanos venezolanos que nos enlutan a todos por igual y por quienes lloramos, incluso sin conocer.

Siguiendo por el Gobierno. La crisis social en la que está sumergido el país, mezclada con los embates de una crisis económica severa, que ya estaba cocinada por su modelo inadecuado antes de estos eventos, ha generado un impacto negativo en la popularidad del Presidente. La recuperación que había logrado como consecuencia del populismo económico antes de las municipales se evapora. Por otra parte, su imagen internacional se deteriora, perdiendo años de esfuerzos y plata para adornar y maquillar su revolución en el resto del mundo. Más allá de la confusión que siempre genera un conflicto y sus motivadores, es evidente que ningún país democrático puede ver presentable a un gobierno que en vez de dialogar reprime fieramente, mientras muestra que lo único que no es escaso en su país son las bombas lacrimógenas, los perdigones y ahora también las balas. Que defiende grupos paramilitares armados que en realidad son una panda de malandros, guapos y apoyados, que dejan muerte por donde pasan. Un gobierno que muestra con orgullo su control férreo de las instituciones, evidencia de la pulverización de la separación de poderes. Que logra la censura y autocensura de los medios con leyes aberrantes, adquisiciones y amenazas. Puede que mucha gente ingenua se crea las peroratas que se usan para camuflar esta realidad, pero la evidencia es demoledora internacionalmente, más allá de los países aliados del chavismo, que tampoco se comen el cuento, pero lo defienden bajo la premisa del hoy por ti y mañana por mí.

Uno asumiría entonces, por análisis espejo, que la oposición toma ventaja de la crisis. Y se equivoca. Los números muestran una oposición también debilitada y con su credibilidad en el piso. La evaluación que las mayorías hacen de su acción en este momento es negativa, pues si bien respaldan su derecho a protestar, no lo hacen con las guarimbas y barricadas masoquistas y anárquicas, en lo que éstas han derivado, afectando la matriz de opinión y contaminando la protesta y la confianza en el liderazgo opositor como alternativa de cambio. La división entre moderados y radicales, mezclada con la lucha de egos entre sus líderes, pulveriza las alianzas opositoras y pone granadas a su articulación. Los líderes moderados se debilitan frente a su propio mercado político más radical, que lo sienten débiles y colaboracionistas, mientras los líderes radicales son vistos por la oposición racional como unos irresponsables loquitos de carretera que, por una mezcla de prepotencia, ignorancia y apetitos personales; llevan a toda la lucha opositora, que tanto costó articular y enseriar, directo al precipicio. Y los estudiantes, nuestra mejor parte como país (y a la única que apuesto), quedan presos, sin querer, de las fuerzas que le rodean, enlodados por una violencia que no es de ellos, ni buscan, ni quieren.

Esta batalla entonces huele a caña de azúcar, pero no por lo dulce, sino por la molienda de liderazgos que van a pasar por ese trapiche… y de los que probablemente quedará el bagazo.

@luisvicenteleon



WP_Post Object
(
    [ID] => 19868
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2014-03-16 18:32:59
    [post_date_gmt] => 2014-03-16 18:32:59
    [post_content] => 

Por: Luis Vicente León

... llevan a toda la lucha opositora, que tanto costó articular y enseriar,Lusi Vicente directo al precipicio

A un mes del inicio de esta batalla campal entre diferentes sectores de la sociedad venezolana, muchos han preguntado ¿quién gana? Mi respuesta es: ¡nadie! Demos unos segundos para que ustedes se descarguen y los invito a que me echen la culpa por la rabia que genera esta respuesta. Si les sirve de terapia, valdrá la pena leer los insultos, de ambos bandos, que veré en un momento en mi Twitter. Lo asumo con espíritu de sacrificio, si al menos eso les hace sentir mejor... porque no será con los resultados de esta convulsión que podrán sentirse así. Empecemos por la población: ha perdido lo más importante de todo: la vida de hermanos venezolanos que nos enlutan a todos por igual y por quienes lloramos, incluso sin conocer. Siguiendo por el Gobierno. La crisis social en la que está sumergido el país, mezclada con los embates de una crisis económica severa, que ya estaba cocinada por su modelo inadecuado antes de estos eventos, ha generado un impacto negativo en la popularidad del Presidente. La recuperación que había logrado como consecuencia del populismo económico antes de las municipales se evapora. Por otra parte, su imagen internacional se deteriora, perdiendo años de esfuerzos y plata para adornar y maquillar su revolución en el resto del mundo. Más allá de la confusión que siempre genera un conflicto y sus motivadores, es evidente que ningún país democrático puede ver presentable a un gobierno que en vez de dialogar reprime fieramente, mientras muestra que lo único que no es escaso en su país son las bombas lacrimógenas, los perdigones y ahora también las balas. Que defiende grupos paramilitares armados que en realidad son una panda de malandros, guapos y apoyados, que dejan muerte por donde pasan. Un gobierno que muestra con orgullo su control férreo de las instituciones, evidencia de la pulverización de la separación de poderes. Que logra la censura y autocensura de los medios con leyes aberrantes, adquisiciones y amenazas. Puede que mucha gente ingenua se crea las peroratas que se usan para camuflar esta realidad, pero la evidencia es demoledora internacionalmente, más allá de los países aliados del chavismo, que tampoco se comen el cuento, pero lo defienden bajo la premisa del hoy por ti y mañana por mí. Uno asumiría entonces, por análisis espejo, que la oposición toma ventaja de la crisis. Y se equivoca. Los números muestran una oposición también debilitada y con su credibilidad en el piso. La evaluación que las mayorías hacen de su acción en este momento es negativa, pues si bien respaldan su derecho a protestar, no lo hacen con las guarimbas y barricadas masoquistas y anárquicas, en lo que éstas han derivado, afectando la matriz de opinión y contaminando la protesta y la confianza en el liderazgo opositor como alternativa de cambio. La división entre moderados y radicales, mezclada con la lucha de egos entre sus líderes, pulveriza las alianzas opositoras y pone granadas a su articulación. Los líderes moderados se debilitan frente a su propio mercado político más radical, que lo sienten débiles y colaboracionistas, mientras los líderes radicales son vistos por la oposición racional como unos irresponsables loquitos de carretera que, por una mezcla de prepotencia, ignorancia y apetitos personales; llevan a toda la lucha opositora, que tanto costó articular y enseriar, directo al precipicio. Y los estudiantes, nuestra mejor parte como país (y a la única que apuesto), quedan presos, sin querer, de las fuerzas que le rodean, enlodados por una violencia que no es de ellos, ni buscan, ni quieren. Esta batalla entonces huele a caña de azúcar, pero no por lo dulce, sino por la molienda de liderazgos que van a pasar por ese trapiche... y de los que probablemente quedará el bagazo. @luisvicenteleon

[post_title] => ¿Quién gana?-Luis Vicente León [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => quien-gana-luis-vicente-leon [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2014-03-16 18:32:59 [post_modified_gmt] => 2014-03-16 18:32:59 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=19868 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 8 [filter] => raw )

8 Responses to “¿Quién gana?-Luis Vicente León”


Ronald
16 marzo, 2014 Responder

Luis Vicente tu articulo es realmente crudo y triste pero al final es una grab realidad, lejos de lo que uno piensa y quisiera que ocurra pero la realidad es realmente otra

[email protected]
17 marzo, 2014 Responder

Aunque no se vea luz hoy aun, lo importante es que se ve que la gente se canso, que esta harta y quiere un pais mejor..que sabe que tienen de ser bien manejado..No es cuestion de un mes, tomara mas, pero ya era hora que reaccionaran..Yo, con el dolor de mi corazon me fui del pais hace 5 a#os, porque veia ya la decadencia en todos los aspectos dia a dia, pero veia que todo el mundo estaba tan feliz, que no me quedo otra..me sentia solo contra un pais que seguia en el mar de la felicidad, en esos momento con Chavez..Hoy lo veo con angustia, pero con esperanza..

Juan B. González
17 marzo, 2014 Responder

Este tipo de artículos deberían ser una de las tantas fuentes de información y de análisis que debería nutrir los debates y servir de insumos para planear las acciones por parte de nuestros dirigentes democráticos, claro esté en el supuesto de que se reúnen para hacer para eso de las estrategias y de las acciones. Con el cuento de Maduro vete ya se ha puesto un manto, se han tapado los graves problemas del país, en donde solo señalaré la escasez como un ejemplo de lo que quiero mostrar. Ya ni siquiera el BCV ha querido señalarlo en su informe de la inflación de febrero y eso es un síntoma de que lo que viene es grea. Ahora bien esto de la escasez, de la inflación, de la inseguridad, de la falta de insumos en los hospitales, que la gente se regresa con la plata desde los mercados….etc, lo saben también nuestros dirigentes. Si nuestros dirigentes, que sumados todos (concejales, alcaldes, gobernadores y diputados) suman una buena cantidad de líderes que, más allá de quejarse de la mala conducción de las protestas, deberían ponerse al frente de ellas y llevarlas hacia el camino que creen es el correcto. Al señor Luis Vicente León le disculpo que solo nos muestre su análisis porque él es analista, pero a mis lideres políticos no le disculpo que hagan o repitan esos análisis como que si debieran ser otros los que deben tomar las decisiones que se desprenden de ellos. Como he repetido en otros escritos…No me imagino a Rómulo Betancourt declarando por los medios, sino dirigiendo este proceso

Diego J. J.
17 marzo, 2014 Responder

Luis, pero producto de esta protesta anárquica (de la que no estoy de acuerdo) el mundo se ha dado cuenta de lo que pasa en el país, gracias a esta, el gobierno se quita la mascara. Recuerda que antes de esto, para el resto del mundo eramos cuatro loquitos burgueses que salíamos a marchar, así estuviera un millón de personas en la calle, que son pueblo, de toda clase social , porque todos sufrimos la escasez, la delincuencia, etc. Tienes razón, todos perdemos… en tranquilidad, en vidas de venezolanos, en desempleo, bueno en todo… pero creo que en el ajedrez político, pierde el régimen, ante su pueblo y ante el mundo, ya no hay careta de demócrata, y el mundo esta reaccionando, tímidamente, pero para el régimen ya no es lo mismo…

Decir que las guarimbas son responsabilidad de la oposición es inexacto y no puede ser un elemento que mida la aprobación de este sector del país, por que si bien los que están en ellas pueden votar por los candidatos de la oposición o incluso pueden formar parte de ese +40% que no vota. Nadie ha visto o leído o visto a HCR o a LL o a cualquier otro líder que participa de la MUD apoyar esta expresión de protesta. Es más en el caso de HCR las ha cuestionado expresamente delante de cientos de miles de personas (Concentración El Marqués). Así que me parece que sería interesante investigar ese fenómeno desde otro punto de vista.

Elias de Santiago
21 marzo, 2014 Responder

Estoy plenamente de acuerdo contigo Luis Vicente. Lo de los muchachos lo disculpo o entiendo, pero lo de Leopoldo, como diría Talleirant fue peor que un crimen, fué un error político…

Orlando
23 marzo, 2014 Responder

Entiendo lo que Luis Vicente ha querido expresar con este articulo que no deja de ser cierto porque en las guerras no hay quien gane, todos pierden pero definitivamente hay que asumirlas, enfrentar y lo mas importante participar para defendernos de las agresiones de los enfermos del poder, asi como lo hizo Churchil cuando enfrento a Hitler y posteriormente el resto de los aliados. ellos entendieron que el dialogo y los metodos democraticos no funcionaban para frenar las pretensiones de ese tipo de personas. Asi mismo esta el caso Venezolano, estos malandros no entienden de dialogo, de democracia, de respeto a los mas elementales principios, quienes hemos enfrentado esta situacion por mas de 15 años sabemos que este regimen dictatorial no esta dispuesto a aceptar la salida del poder por ningun metodo asi que los que piensan que la via es la democratica ya la transitamos y nos robaron la eleccion, quien nos dice que no lo van a volver hacer. Lamentablemente nos queda es la lucha de calle con organizacion y articulacion politica que en estos momentos no hay por la mediocridad, los egoismos y el calculo politico de algunos lideres nacionales y de los partidos de la mesa de la unidad. Todos en este pais estamos llevando vainas por este mal gobierno inclusive los mismos simpatizantes de ellos y en estos momentos que los estudiantes han levantado la voz de lucha por un mejor pais entonces los dejamos solos y lo que es peor hay quienes los critican. Este es un momento HISTORICO,nuestro pais nos necesita a todos para enfrentar esta situacion tan terrible. asumamos el compromiso o callemos para siempre sin arrepentimiento, despues no lloremos.

..BUEN CRITERIO .. y no tengo yo porque dudar de sus palabras .. la política no es pasión ..

Dejar un comentario


error: Content is protected !!