Un extraño rumor de última hora: la moneda venezolana es el bolívar – Pedro Pablo Peñaloza

publicado el 28/05/15 por Ana Forero en El espacio de mis amigos Etiquetas:, , , ,

Por: Pedro Pablo Peñaloza

El debate sobre la dolarización se puso tan bueno quedescarga hasta Maduro terminó participando. La revelación de un obrero, que no es Presidente,  puso a temblar a la economía del país. La República está en manos de un colombiano: el dólar cucuteño.

El ministro de Planificación ha dado la noticia del año. “La única moneda de curso legal en Venezuela es el bolívar”. ¡Bombazo! Más que depreciado, el bolívar es despreciado. Nadie lo quiere. El propio Maduro le exigió a las empresas del Estado entregar dividendos en dólares para 2016. En realidad, nada que se llame ganancia puede ser en bolívares. Pero Menéndez no se deja. Se ha convertido en el único doliente de un muerto que está 400 metros bajo tierra. Y hundiéndose. El sucesor de Giordani es, también, el último romántico.

Algo hay que reconocerle a Menéndez: tiene coraje. El que le falta a los que defienden la tesis de vender automóviles en dólares. Hasta la fecha, el único que ha asomado ese tema es el dirigente sindical de la empresa que estaría negociando con el Gobierno. A diferencia del ministro de Planificación, el sindicalista quiere dólares. Para él y sus compañeros. El presidente de la Comisión de Finanzas, Ricardo Sanguino, admite su preocupación: “Tienen que hablarlo con quienes saben de eso, no te puedes dejar llevar por lo que te digan los empresarios”. ¿Y qué opinan Rodolfo Marco Torres y José David Cabello? Ellos deben saber de eso. Mientras en el terreno la dolarización marcha sobre ruedas, los ministros de Finanzas e Industrias echan el carro.

Para disipar los rumores, el Gobierno genera más rumores. Suspende la sesión de la Asamblea Nacional y dispara las especulaciones. Convoca una reunión privada con los banqueros, que de seguro será prolífica en versiones extraoficiales. Jura que pronto hará anuncios. En enero de este año, el diputado Jesús Faría advirtió: “Aquí hay tres tasas de cambio, además del mercado paralelo. Es imposible que una economía funcione así”. Acto seguido, Maduro reformó el sistema para mantener tres tasas de cambio, además del mercado paralelo. Ahora Faría dice: el Gobierno estudia una “simplificación cambiaria”. Debe ser verdad. En esa última declaración, el parlamentario descartó la dolarización porque “nos convertiríamos en un apéndice de la economía norteamericana”. ¡Jamás! La República Bolivariana solo se permite ser una extensión de la economía cucuteña.

Por alguna razón, Maduro resolvió dar su opinión sobre un asunto de interés nacional. “En Venezuela no habrá dolarización, nuestra moneda orgullosamente es y será siempre el bolívar”, sorprendió la noche del martes. Pensar que en abril, en el marco de una jornada de la Misión Vivienda, celebró con igual entusiasmo: “Este apartamento no baja en implementos de construcción y de acabado de 50.000 dólares. Yo te estoy entregando un apartamento y te estoy entregando un cheque de 50.000 dólares”. ¿Quién planteó aquí la dolarización? ¿Un obrero de la Ford? Seguro no fue Menéndez. El ministro de Planificación jamás habría propuesto vender carros en dólares. Él ama el bolívar.

@pppenaloza



WP_Post Object
(
    [ID] => 29672
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2015-05-28 06:30:36
    [post_date_gmt] => 2015-05-28 11:00:36
    [post_content] => 

Por: Pedro Pablo Peñaloza

El debate sobre la dolarización se puso tan bueno quedescarga hasta Maduro terminó participando. La revelación de un obrero, que no es Presidente,  puso a temblar a la economía del país. La República está en manos de un colombiano: el dólar cucuteño.

El ministro de Planificación ha dado la noticia del año. "La única moneda de curso legal en Venezuela es el bolívar". ¡Bombazo! Más que depreciado, el bolívar es despreciado. Nadie lo quiere. El propio Maduro le exigió a las empresas del Estado entregar dividendos en dólares para 2016. En realidad, nada que se llame ganancia puede ser en bolívares. Pero Menéndez no se deja. Se ha convertido en el único doliente de un muerto que está 400 metros bajo tierra. Y hundiéndose. El sucesor de Giordani es, también, el último romántico.

Algo hay que reconocerle a Menéndez: tiene coraje. El que le falta a los que defienden la tesis de vender automóviles en dólares. Hasta la fecha, el único que ha asomado ese tema es el dirigente sindical de la empresa que estaría negociando con el Gobierno. A diferencia del ministro de Planificación, el sindicalista quiere dólares. Para él y sus compañeros. El presidente de la Comisión de Finanzas, Ricardo Sanguino, admite su preocupación: “Tienen que hablarlo con quienes saben de eso, no te puedes dejar llevar por lo que te digan los empresarios”. ¿Y qué opinan Rodolfo Marco Torres y José David Cabello? Ellos deben saber de eso. Mientras en el terreno la dolarización marcha sobre ruedas, los ministros de Finanzas e Industrias echan el carro.

Para disipar los rumores, el Gobierno genera más rumores. Suspende la sesión de la Asamblea Nacional y dispara las especulaciones. Convoca una reunión privada con los banqueros, que de seguro será prolífica en versiones extraoficiales. Jura que pronto hará anuncios. En enero de este año, el diputado Jesús Faría advirtió: “Aquí hay tres tasas de cambio, además del mercado paralelo. Es imposible que una economía funcione así”. Acto seguido, Maduro reformó el sistema para mantener tres tasas de cambio, además del mercado paralelo. Ahora Faría dice: el Gobierno estudia una “simplificación cambiaria”. Debe ser verdad. En esa última declaración, el parlamentario descartó la dolarización porque “nos convertiríamos en un apéndice de la economía norteamericana”. ¡Jamás! La República Bolivariana solo se permite ser una extensión de la economía cucuteña.

Por alguna razón, Maduro resolvió dar su opinión sobre un asunto de interés nacional. “En Venezuela no habrá dolarización, nuestra moneda orgullosamente es y será siempre el bolívar”, sorprendió la noche del martes. Pensar que en abril, en el marco de una jornada de la Misión Vivienda, celebró con igual entusiasmo: “Este apartamento no baja en implementos de construcción y de acabado de 50.000 dólares. Yo te estoy entregando un apartamento y te estoy entregando un cheque de 50.000 dólares”. ¿Quién planteó aquí la dolarización? ¿Un obrero de la Ford? Seguro no fue Menéndez. El ministro de Planificación jamás habría propuesto vender carros en dólares. Él ama el bolívar.

@pppenaloza

[post_title] => Un extraño rumor de última hora: la moneda venezolana es el bolívar - Pedro Pablo Peñaloza [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => un-extrano-rumor-de-ultima-hora-la-moneda-venezolana-es-el-bolivar-pedro-pablo-penaloza [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2015-05-27 20:13:06 [post_modified_gmt] => 2015-05-28 00:43:06 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=29672 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw )

Dejar un comentario


error: Content is protected !!