Johnny Bench, el incomparable receptor – Mari Montes

Johnny Bench, el incomparable receptor
Johnny Bench, el catcher de la "Gran Maquinaria Roja" de los Rojos de Cincinnati. Cortesía: Getty Images / SPX. Circa 1973.

Johnny Bench es para muchos el mejor catcher en la historia y ciertamente el ser incomparable le da mayor dimensión a lo hecho por Salvador Pérez.

Publicado en: El Extrabase

Por: Mari Montes

Una de las trivias favoritas de mi papá consistía en preguntar si alguien sabía el nombre del receptor suplente de Johnny Bench en Cincinnati. Daba una pista…”Dirigió al Caracas”.

La dificultad para responder la pregunta obedecía a las pocas veces que Beach estaba fuera de acción detrás del plato, cuando descansaba de la posición y cubría la primera base o el jardín izquierdo. Johnny Bench fue un receptor extraordinario, integral, sabio para guiar al cuerpo de lanzadores de los Rojos de Cincinnati, único equipo para el cual jugó, cualidades defensivas sobresalientes y  fue un bateador temible.

Si creemos que la “Gran Maquinaria Roja de Cincinnati” fue un engranaje perfecto bajo el mando de Sparky Anderson, hay que ubicar a Bench como el eje, una pieza vital para que aquel mecanismo funcionara con la excelencia que los llevó a ganar dos Series Mundiales consecutivas (1975-1976). Los Rojos de Cincinnati, para quienes fuimos niños en los años 70 ‘s, eran el béisbol y Johnny Beach estaba entre sus figuras más brillantes.

«No quiero avergonzar a ningún otro catcher comparándolo con Johnny Bench», dijo una vez Sparky Anderson.

Recuerda el campocorto de la Maquinaria Roja, David Concepción

⁃ Los receptores son los guías del juego, él era un eje, sabía hacer su trabajo y además bateaba. Sabía llevar la comunicación con todo el equipo. Tenía estudiados a los bateadores rivales. Todos hacíamos bien las cosas… 

Describe sus cualidades defensivas, su calidad como bateador, y recuerda su estampa.

⁃ Bench tiene unas manos grandísimas,  un tipo fuerte, grande y ágil, un fajador; cuando descansaba, lo hacía los domingos, porque casi siempre teníamos libres los lunes y así descansaba dos días. 

La descripción de David Concepción me hizo recordar la tarde que fue retirado su número “13” de los Rojos, y antes de la ceremonia tuve unos instantes para conversar con Johnny Beach. Hablamos de David y también de sus años como compañeros. Le pedí que me dejara poner mi mano derecha sobre la suya. Mis manos no son pequeñas, pero por aquellos segundos, así lo recordaré, volví a tener manos de niña.

Ese día, por cierto, dijo Sparky Anderson en un encuentro de la Maquinaria Roja con la prensa: “Si le hubiera dado más descanso a Bench, tal vez habría jugado más”. 

David no da importancia a la discusión sobre el récord de cuadrangulares como catcher en una temporada que ahora está en poder de Salvador Pérez, reconocido así por MLB y el propio Johnny Bench, cuyo récord de 45 estacazos en una zafra, dejó atrás el venezolano la noche del lunes.

 

Estoy muy contento y orgulloso de que Salvador tenga ese récord, porque con ese récord, las invitaciones que ha tenido a los Juegos de Estrellas, su participación en la Serie Mundial  de 2015, que le valió un Premio Jugador Más Valioso, cinco Guantes de Oro y Bates de Plata, lo convierten en un gran candidato al Salón de la Fama de Cooperstown. Lo primordial que debe tener un catcher, para mí, es la defensa, pero además se ha convertido en un gran bateador. Tiene argumentos para el Salón de la Fama, si Dios quiere”.

David Concepción

 

Johnny Bench aplaude a Salvador Pérez

Al revisar el Twitter de Johhny Bench es fácil darse cuenta de cómo el legendario catcher ha estado pendiente de la temporada de Salvador Pérez. Ha dado RT (Retuit) a las informaciones que iban reseñando  su cercanía a la marca, lo saludó cuando lo igualó y fue de los primeros en felicitarlo cuando conectó el HR 46 para dejar atrás el récord para un receptor. Fue el reconocimiento de uno de los mejores de toda la historia, gesto muy bien recibido y valorado por Pérez.

Bench comenzó a escribir su gran historia desde que llegó a las Mayores en 1968, cuando ganó el premio Novato del Año (bateó .275  15 jonrones y 82 carreras impulsadas). Fue la primera vez que un receptor ganó la distinción. Johnny Bench fue el ganador más joven (22 años) de un MVP en la Liga Nacional, cuando se alzó con el premio en 1970. En esa temporada bateó .293, lideró la Liga Nacional con 45 jonrones, estableció un récord para el equipo con 148 remolques, y fue clave para que los Rojos ganaran la División Oeste de la Liga Nacional. Dos años después, volvió a liderar el Viejo Circuito en jonrones y  carreras impulsadas y de nuevo ganó el MVP, primer Rojo con esos dos trofeos.

En 1968 ganó también su primer Guante de Oro.  Estuvo detrás del plato en 154 juegos y cometió nueve errores. Fue la primera vez que un novato ganó el Guante de Oro (Ganó diez, todos en fila desde 1968 hasta 1977). Ese año fue el primero de trece años en fila (1968 a 1980) en que Bench estuvo en 100 o más juegos en el home, un récord de la Liga Nacional.

Pocos como él en la historia

Su ficha de presentación en la web del Salón de la Fama, dice: “Johnny Bench, criado en la pequeña ciudad de Binger, Oklahoma, debutó en las Grandes Ligas en 1967 a la edad de 19 años, jugaría toda su carrera  en las Grandes Ligas (1967-83) con los Rojos, reescribiendo los estándares para los receptores”. 

Su mejor descripción tal vez sea esta que dio el ejecutivo de Grandes Ligas, Frank Cashen: “A mi modo de ver, lo primero que quieres en un receptor es la habilidad de manejar a los lanzadores. Entonces quieres habilidad defensiva y, por supuesto, un buen brazo. Por último, si puede batear con poder, bueno, entonces tienes un Johnny Bench“.

No crean que quedé en deuda con la respuesta a la trivia de mi papá: Bill Plummer.

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *