“Terremoto” Ascanio, el venezolano de la Negro League – Mari Montes

“Terremoto” Ascanio, el venezolano de la Negro League - Mari Montes
Carlos «Terremoto» Ascanio.} Cortesía: Prodavinci

Publicado en: Prodavinci

Por: Mari Montes

Si no lo han hecho, los invito a que disfruten la emoción que da abrir el portal de estadísticas Baseball-Reference, escribir “Carlos Ascanio” en el buscador, y encontrarse con los números de su única temporada en las Ligas Negras, específicamente con los los “ New York Blacks Yankees”.

Esta semana que culmina, Baseball-Reference anunció la decisión de incluir en sus registros de Grandes Ligas, los números de la Negro League, sobre la base del anuncio que hizo el pasado mes de diciembre la oficina del comisionado Rob Manfred, en el que admitió como un “reconocimiento muy atrasado”, otorgar estatus de Grandes Ligas a 7 Ligas Negras profesionales que vieron acción entre 1920 y 1948: “Todos los que amamos el béisbol, sabemos desde hace mucho tiempo que las Ligas Negras produjeron a muchos de los mejores jugadores, innovaciones y triunfos de nuestro deporte en un contexto de injusticia. Ahora estamos agradecidos de contar a los jugadores de las Ligas Negras donde pertenecen: como Grandes Ligas dentro del récord histórico oficial”.

Esas ligas son:

  • La Liga Nacional Negra (I) (1920-31)
  • La Liga de Color del Este (1923-28)
  • La Liga Negra Americana (1929)
  • La Liga Este-Oeste (1932)
  • La Liga Negra del Sur (1932)
  • La Liga Nacional Negra (II) (1933-48)
  • La Liga Negra Americana (1937-48)

Desde el anuncio de Manfred, la lista de venezolanos en las Grandes Ligas, aumentó, convirtiendo a Carlos Ascanio en el tercero en el orden de los debutantes, detrás de Alejandro Carrasquel y Jesús “Chucho” Ramos ( en cuarto lugar seguiría entonces, Alfonso Carrasquel).

Con mucha justicia, en ese magnífico registro  “Venezolanos en las Grandes Ligas, sus vidas y hazañas (1939-1989)” de Carlos Daniel Cárdenas Lares, editado por primera vez por el Fondo Editorial Cárdenas Lares en 1990, se incluyó el nombre de Carlos “Terremoto” Ascanio como “El único venezolano en las Ligas Negras de Estados Unidos”. Carlos Daniel, muy acertadamente, no quiso dejar fuera de su libro al nacido en Santa Lucía el 5 de noviembre de 1915, dando justa dimensión tanto a Ascanio como a la Negro League. Como feliz casualidad, esta semana nos llegó desde España la tercera edición del libro, añadiendo a los autores: Alexander Mendoza, Emil Bracho y Giner García, en un esfuerzo coordinado por David Malavé y el mismo Fondo Editorial.

El capitulo dedicado a Ascanio recoge esta anécdota del periodista Herman Ettedgui, autor del mote del jugador: “Chiquitín me dijo una vez; ‘¿Cómo es posible que tú te pares así como si estuvieras tomando agua y de golpe salga una línea?’ Y yo le dije:’ Es que eso es un terremoto’ Y de ahí en adelante, a él se le ocurrió lo de Terremoto”.

“Terremoto” Ascanio, el venezolano de la Negro League - Mari Montes

Sobre su paso por las Ligas Negras, describió cómo fueron aquellos días duros de segregación, y conductas racistas y discriminatorias: “Fue en 1946, cuando me encontraba jugando en el Club Victoria, con el cual actué por convenio durante una temporada. Me recomendó el pitcher Dan Bankead, quien jugaba en Venezuela en juegos de exhibición. En esa ocasión, vino a Caracas un tal Parker, con su equipo de Estrellas Negras, me vio jugar y me dijo:’¿Tú quieres ir a jugar primera base con el Black Yankees?’. Yo le hice saber que no tenía inconvenientes, y encantado me fui a los Estados Unidos. Con los Black Yankees ganaba poquito, unos 100 dólares mensuales. Pagaban poquito, pero eso me rendía”.

Fue el único venezolano que participó de esa pelota reconocida por su calidad de grandes ligas del béisbol. Curiosamente, Carlos “Terremoto” Ascanio no era de tez negra, pero eso no fue motivo para ser discriminado.

Describió así el breve tiempo en el que jugó con los Black Yankees: “En las Ligas Negras jugué unos 3 meses porque resultaba que era una pelota incómoda. Los viajes eran en autobús. Cuando llegué a Nueva York, el bus del equipo estaba dañado, por lo que teníamos que viajar en otros autobuses donde los blancos iban adelante y los negros atrás. Eso fue por 15 días y era muy incómodo. Después teníamos nuestro propio autobús y viajábamos tranquilamente. El único problema era de noche, ya que había sitios donde los negros no podían entrar para comprar comida; así que me daban la plata a mí y yo se las compraba, ya que yo no soy negro. Me tenían que anotar todo lo que querían, porque tampoco hablaba inglés. Ellos estaban encantados conmigo y en realidad, cuando me vine, me dolió, porque se portaron muy bien conmigo”.

Volvió a Venezuela, los Sabios de Vargas le ofrecían mejor paga, así que fue uno de los primeros jugadores de la LVBP. Jugó 15 campeonatos en nuestra hasta 1961 vistiendo los uniformes del

Cervecería Caracas, Venezuela, Gavilanes, Valencia y Pampero.

Cuando se retiró se dedicó a atender su tienda de artículos deportivos, cerca de su casa, en la caraqueña parroquia Santa Rosalía.

Volvimos a saber de Carlos Ascanio, gracias a una entrevista desgarradora que recuerda en el portal “Triángulo Deportivo” el periodista Carlos Valmore Rodríguez. Murió el 27 de febrero de 1998 en Caracas,  en un geriátrico, donde fue abandonado por su hijo.

El 30 de noviembre de 2019, Carlos Ascanio fue exaltado al Salón de la Fama del Beisbol Venezolano.  El día de la exaltación, según informó Carlos Valmore: “No hubo en la ceremonia un familiar que recibiera la estatuilla en su nombre y contuviera el llanto en su memoria. No hubo forma de encontrar algún pariente que lo representara en aquel acto de desagravio”.

Saber que la historia de las Grandes Ligas reconoce su paso por la Negro League, es una reivindicación que aunque ha llegado tarde para todos ellos, nos obliga a recordar al nuestro, a quitarnos las gorras, y ofrendarle el aplauso que merece.

“Terremoto” Ascanio, el venezolano de la Negro League - Mari Montes

El comunicado de Baseball Reference sobre su decisión, emociona y echa por tierra afirmaciones basadas en mitos surgidos en la discriminación y el racismo de quienes por años se opusieron a la integración, y que pretendieron restar mérito a la calidad de la pelota de las Ligas Negras.

“Hemos ampliado drásticamente nuestra cobertura de las Ligas Negras y de los jugadores históricos de las Grandes Ligas Negras. Las Grandes Ligas Negras (de 1920 a 1948) ahora están incluidas en la Liga Nacional y la Liga Americana como ligas mayores.

No estamos otorgando un nuevo estatus a estos jugadores o sus logros. Las Ligas Negras siempre han sido ligas mayores. Estamos cambiando la presentación de nuestro sitio para reconocer adecuadamente este hecho.

De acuerdo con nuestra misión y valores en Sports Reference, cuando se trata de este esfuerzo, nuestra intención es celebrar a los jugadores, equipos y ligas que estamos agregando a nuestro sitio, así como educar a nuestros usuarios sobre la historia de estas ligas. Las Ligas Negras no son menos que las Ligas Nacional y Americana. Son diferentes, y admitimos que nuestro trabajo debe reconocer esas diferencias.

Estimulados por los comentarios reflexivos sobre este asunto el verano pasado, hemos estado trabajando diligentemente para incorporar esta parte de la historia de nuestro deporte, esperada desde hace mucho tiempo en nuestro sitio en Internet.

En diciembre de 2020, el Comisionado de Béisbol Robert D. Manfred, Jr. anunció una nueva política de Grandes Ligas, que reconoce  a las Ligas Negras como ligas mayores. Implementamos cambios de una manera consistente con el nivel de las Grandes Ligas en el que jugaban estas ligas, actuando con el mayor respeto por los jugadores, sus familias, los investigadores y los fanáticos de estas ligas.

Aunque nuestro trabajo se basa en gran medida en las estadísticas, reconocemos que la historia, la leyenda y la tradición de muchos de estos jugadores, existen más allá de los números. Para celebrar ese legado, hemos encargado numerosos artículos a expertos de la Liga Negra y otros, para explicar esta parte de la historia del béisbol. También le recomendamos encarecidamente que visite el Museo de Béisbol de la Liga Negra en persona o haga una donación .

Esta actualización no sería posible sin el trabajo de Gary Ashwill, Scott Simkus, Mike Lynch, Kevin Johnson y Larry Lester en la base de datos de la Liga Negra de Seamheads , de quienes adquirimos los datos. La Sociedad Americana para la Investigación del Beisbol  (SABR) y sus miembros, también han sido fundamental es en la investigación y publicación de la historia de las Ligas Negras. Considere unirse a SABR y hacer una donación para apoyar este trabajo.

Los datos de las Ligas Negras no están completos. Si bien la calidad del juego en las Ligas Negras estaba al nivel de las Grandes Ligas, los salarios, los viajes, las condiciones de juego, la cobertura de prensa y el mantenimiento de registros, eran diferentes, debido principalmente al racismo sistémico. Además, los equipos de la Liga Negra jugaron un calendario de temporada regular más corto, pero con una gran cantidad de exhibiciones y juegos emocionantes, que hicieron temporadas que a menudo se acercaban a 200 o más juegos en total. Estos juegos no formaban parte de su calendario de liga y, por lo tanto, no se incluyen en esta base de datos. Es por eso que la placa del Salón de la Fama de Josh Gibson dice que conectó «casi 800 jonrones», mientras que nuestros datos muestran 165.

También es importante recordar que la historia del “Beisbol Negro” no comienza en 1920, ni termina en 1948, e incluso desde 1920-1948 nuestra presentación está incompleta. Hubo cientos de equipos y miles de jugadores que conforman una historia del Béisbol Negro más completa y rica de la que podemos presentar aquí (…)

Tenga la seguridad de que la investigación aún está en curso y continuaremos publicando actualizaciones a medida que haya más información disponible. Cuando regrese al sitio en el futuro, debe esperar cambios significativos, y mejoras en nuestra cobertura de las Ligas Negras, a medida que se realicen más investigaciones y se compilen más estadísticas.

Finalmente, expresamos nuestro respeto a los miles de hombres y mujeres que estuvieron involucrados en las Ligas Negras, con un sentido reconocimiento a los pocos que aún están vivos. Asimismo, expresamos nuestro respeto a sus descendientes que mantienen vivas las historias de sus antepasados, sus luchas y también sus logros, no solo en el campo, sino también fuera del campo. Alentamos a nuestros lectores a buscar y apoyar fundaciones y causas apoyadas por las familias de Satchel Paige , Josh Gibson , Buck Leonard y otros.”

No es una “moda progre”. El beisbol de Grandes Ligas estaba en deuda con las mujeres y hombres que hicieron posible que los afroamericanos también fuesen parte del principal pasatiempo de los Estados Unidos, y enriquecieran su historia. Se trata de avanzar en todo.

Por eso también hubo actividades para celebrar el fin de la esclavitud este 19 de junio.

El beisbol de Grandes Ligas, ya tarde en el siglo XX, vio debutar a Jackie Robinson, y a partir de entonces, derribada la barrera, fue mejor.

Valorar la calidad de la pelota de las Ligas Negras, es reivindicar a todos los que estuvieron entre 1920 y 1948, como nuestro “Terremoto”.

El reconocimiento confirma valores fundamentales de los Estados Unidos que deben enaltecerse, como dijo el presidente Abrahm Lincoln en el extraordinario discurso de Gettysburb, el 19 de noviembre de 1863: “Hace 87 años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación concebida en la libertad, y consagrada en el principio de que todas las personas son creadas iguales”.

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *