Fantasmas – Willie Colón

Play fantasmas-willie-colon
Portada del disco

  Desesperado por romper con lo que había sido su pasado salsero duro, Willie Colón procuró, iniciando la década de los ochenta, este curioso disco con el titulo “Fantasma”. No fue gratuito buscar a Chico Buarque y su “Oh que será, que será”. Sin embargo, el título “Fantasma” venia por esta referencia lúgubre y trágica.

  “Como tu sombra te perseguía”. Así se convirtió en fantasma, Willie Colón de su hermana, quien murió trágicamente tiempo antes de esta producción. Ella fue la que motivó este vuelco, un tema mucho más reflexivo, una música mucho más reflexiva por parte de Willie  Colón.

  Sin embargo, el tema que realmente pegó y trascendió fue, esta liviandad. (Amor Verdadero)

  Recuerdo cuando Willie me invitó al estudio de La Tierra, donde delante de Jon Fausty, ingeniero de sonido, iba a oír el tema. Originalmente era Disco Music por la calle del medio, era la música que triunfaba, que imponía la moda en ese momento. Realmente sonó muy raro.

  Le dije, “Willie, ¿tú haciendo Disco Music?, Willie no tuvo una respuesta. Pero en definitiva se trataba de buscar y de experimentar. Y fuimos varios los que le dijimos, “Y, ¿qué tal si subes la tambora y la güira dominicana que está en el fondo?”. Lo que quedó  fue este merengue que se convirtió en un clásico en el repertorio de Willie Colón, lo cual no deja de ser extraño, que uno de los salseros más emblemáticos, grabase un merengue como este.

Etiquetas:

5 comments

  1. Exelente produccion del maestro willie colon. En ella, como lo dice cesar miguel, experimento hasta mas no poder. En particular me gusto la pieza “volar a puerto rico” , bello canto en tiempo de bomba a su isla, con mucho sentimiento, evocatorio de su isla del encanto.

  2. Este LP, “Fantasmas”, es muchísimo más sinfónico que “Solo”. Y por cierto, este LP junto con la noche caliente de Louie Ramírez y Ray de la Paz, dio paso a la naciente salsa romántica, o si no, acuérdense de “Mi sueño” (Disritmia), cover de Martinho da Vila y el mismísimo “Amor verdadero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *