El día que me quieras-Jesús Soto y Gualberto Ibarreto

Play El día que me quieras-Jesús Soto y Gualberto Ibarreto

Soto y Gualberto  Les decía días atrás, a propósito de esta navegación por el iPod de El día que me quieras, que siendo un tema clásico en el repertorio latinoamericano, ha tenido tantas tantas versiones, como cantantes, interpretes y arreglistas han querido destacarse en nuestro continente. Son innumerables las versiones. La que vamos a escuchar hoy, sin embargo, se las trae, a nuestros efectos, es única, a efectos de nosotros los venezolanos,  porque la dupla que se reunió para grabar El día que me quieras, pues es, sencillamente, irrepetible.

  Gualberto Ibarreto deja de lado el repertorio de la música oriental venezolana para dedicarse al tango. Pero lo hace en un disco único, en un sencillo homenaje nada menos que a Jesús Soto, -que como ustedes saben, cuando estaba en París en los 50’ tratando de consagrase en las artes plásticas, se ganaba la vida matando tigres en las plazas de Montparnasse con su guitarra y su voz, y él incluyó en su repertorio El día que me quieras.

  En este magnífico arreglo de Chucho Sanoja, el propio Jesús Soto está a la guitarra y canta a dúo en esta versión única e irrepetible de El día que me quieras.

Etiquetas:

13 comments

  1. Excelente narración es de esperarse, recordar cosas buenas es vivir, no soy contemporaneo de Gualberto y Barreto, pero si escuchado sus CANCIONES y me llevan a, LOS RECUERDOS DE MI NIÑEES VIVIENDO EN CASA DE MI ABUELA, PARA MI ESOS ASIDO MIS MEJORES AÑOS DE VIDA, RECORDAR CUANDO NOS REUNÍAMOS TODOS LOS [email protected] EN CASA DE LA ABUELA OSCARINA. Ademas son pocas las personas que valoran estas canciones, de estos grandes artistas.
    tas

  2. Gracias apreciado Sr. Cėsar Miguel. Ademas enternece tanto este par de voces de venezolanos eximios que es inevitable dejar asomar una lågrima por este país que pretenden arrebatarnos. Gracias !!!

  3. Escucho con mucha frecuencia, cuando el tiempo me lo permite, tu programa de radio por 103.1 en San Cristóbal y no he tenido la suerte de escuchar al cierre: “y … para variar The Beatles”: Happiness is a war gun. Seguiré con mi oído atento.

    Excelente Gualberto y Soto. Una obra cinética.

  4. Sencillamente hermosa por la canción en sí y por la insólita reunión de cantantes e interpretes. La música es el alimento del alma definitivamente

  5. Genial idea unir, a través artificios tecnológicos, a estos artistas, Soto del arte cinético prestado al canto y Gualberto del folclore de oriente al tango. Señor Rondón agradecería información de en que disco fue grabada esta pieza y si aun esta a la venta, a ver si es posible adquirirla, o si es posible obtenerla de internet.

  6. Formidable el logro de unir esas voces en tan dulce canción. Quisiera saber como se puede obtener esa maravilla, bien sea en pasta, cinta, CD o si es posible que usted me la hiciera llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *