Agua que no has de beber

Play agua-que-no-has-de-beber

  Luego de la primera lectura que le dimos a los titulares de la  prensa nacional y regional. Un oyente con mucho ingenio, el oyente Marcos Hurtado nos  escribió:

  “Ahora deberían prohibir hablar de la prohibición de hablar  sobre el agua piche”

  La humorada tiene  sentido porque estamos como empantanados, ya que de agua se trata, en una situación tan absurda que hay un momento que uno no sabe qué puede decir y qué no puede decir.

  Fíjense ustedes el tipo de titulares al día de hoy:

  El Oriental en Maturín: “Decisión del Ministerio Público cercena el derecho a informar”

  En el Diario El Tiempo de Puerto La Cruz: “Fiscalía busca  censurar las críticas sobre el servicio de agua”  Dice el Colegio Nacional de Periodistas y  Reporteros Sin Frontera.

  La Hora de Margarita: “CNP rechaza la intención de silenciar a los medios ante la contaminación del agua”.

  El Diario Últimas Noticias en su primera página destaca algo interesante: “Quien diga que el agua está mala debe probarlo” Examen bacteriológico es carísimo. CNP alerta (sobre lo que aquí definen)  “campaña de silenciamiento”.

  “La Fiscal pide pruebas a los denunciantes con el tema del agua” tal como la citan en la primera página del diario VEA ella dice: “Los medios actuaron de forma irresponsable en el tema del agua”.

  Finalmente, El Nacional en su primera página: “Gobierno debe pedir al OMS que evalúe calidad del agua”. Provea afirma que además de la protesta intentan criminalizar la denuncia.

  Las declaraciones del ministro Alejandro Hitcher sobre la prohibición de publicar las mediciones de potabilidad contradicen las leyes de ambiente y de aguas, que establecen la divulgación y libre consulta de los datos.

  Según Reporteros Sin Frontera citados en la primera página de Notitarde: ”Censura a los medios sobre el tema del agua deteriora el clima político prelectoral”.

  A ver. Ayer conversábamos con el Diputado Hiram Gaviria, Presidente de la Comisión del Ambiente en la Asamblea Nacional y el afirmaba: “El problema del agua no es un problema político, es un problema de salud pública, pero el gobierno lo ha convertido en un problema político”.

  De hecho Hugo Chávez ha llegado a decir que se trata de una campaña de terrorismo mediático.

   En el fondo ¿Qué es lo fundamental? ¿El agua está piche o no está piche? ¿Qué ocurre si usted abre el grifo y sale un chorro de agua turbia y maloliente? ¿Usted va tomar esa agua porque un anuncio oficial diga que  sí es potable?

  Usted hierve el agua y aun así usted desconfía ¿La desconfianza obedece a qué? ¿A qué algún medio en particular le ha insinuado, le ha conminado a que no debe tomar el agua?

  En el fondo hay algo crucial y es lo siguiente ¿Los medios qué hacen? ¿Los medios inventan una realidad y al inventarla manipulan a una inmensa colectividad de personas, sin criterio, que son como borregos, llevados de un lado para otro? O  los medios reflejan lo que una comunidad, no precisamente de borregos sino de ciudadanos pensantes, dicen y manifiestan.

  Según como se vea el problema podría tratar de esclarecerse. Según la Fiscal por lo visto ocurre lo primero, según usted ¿Qué ocurre? ¿Es borrego? ¿Es un ciudadano?

  En definitiva ¿Qué hace usted frente a un vaso de agua turbia?

7 comments

    1. Asi sale en Barcelona.Muy igual al agua del Rio Guere cuando esta crecido.Y el Ministro del Ambiente dice que el BEBE AGUA DE CHORRO. " Tu Crees Eso " . A no ser que tenga el Filtro ESPECIAL Q PURIFICA TODA. EL. AGUA DE LA TUBERIA. CHUPENSE ESE MAMON. SOCIALISTA EL. HOMBRE

  1. Señor Guzman estoy de acuerdo con usted, hay que EXIGIR, demandar EXPLICACIONES sobre la condición sucia del agua. El ALCALDE de Aragua de Barcelona, Juan del DIABLO Figueredo DEBERIA TOMAR la misma agua podrida, sucia, contaminada del TUBO, el grifo, el chorro delante sus empleadores (el pueblo) todos los dias, por el resto de la VIDA, hasta que se contaminé con diarrea, vomito, parasitos, y otras enfermedades. El ejemplo se muestra por la casa principal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *