Alguien que lo entienda

publicado el 3/12/14 por Ana Forero en Editoriales Etiquetas:, , ,

   Anunció Maduro que la cesta venezolana ya está en 63 dólares con 40 centavos. Apenas 3 dólares y 40 centavos por encima del precio que se ha estipulado para el presupuesto del 2015. El gobierno siempre contaba con un margen muy holgado entre lo que estimaba en el presupuesto y la realidad de los precios. Hubo tiempos en que el precio estaba en 120 dólares o por encima. De manera que ahora le toca la durísima realidad al gobierno nacional de un margen mínimo de diferencia. Y recordemos las declaraciones de Soto Rojas: “Si el dólar llega a 60 nos la veremos ruda”. Pues estamos cerquita ya.

  Ante esto hay titulares como estos: “Al gobierno le sale petrodieta, la época de las vacas flacas llega con la caída de los precios del petróleo”, dice 2001. El Nuevo País: “Nicolás Maduro se aprieta el cinturón. Y en función de esto aprobó un recorte del 20% en gastos suntuarios y la ampliación del mecanismo para acceder a divisa del Sicad II”. El diario oficialista Vea: “El gobierno reduce en 20% gastos suntuarios”. Pero no se nos explica qué son gastos suntuarios.

  En El Nacional le citan a Maduro: “Aprobé la reducción de 20% de los gastos suntuarios, improductivos, innecesarios y de otros tipos que no afectan en nada la inversión social en misiones, grandes misiones, en la vida social y económica del país. La reducción nos va a ayudar a la salud del Estado y de la economía”.

  Es decir, por fin está escuchando lo que desde hace ya varios años le vienen diciendo todos los economistas del país. Pero lo curioso es que el presidente reconoce que en su presupuesto hay gastos “suntuarios, improductivos,  innecesarios”. ¿Por qué usted desde un principio presupuestó gastos “innecesarios y de otro tipo”?

“He ordenado que se haga una revisión de los sueldos de la plana mayor. Y me hagan una propuesta de reducción sustancial de salarios de ministros, viceministros y directivos de empresas del Estado para dar el ejemplo. Pero ni un bolívar se va a tocar de las misiones”.

  Y nos dice El Nacional lo siguiente: “Una reducción de los sueldos de los altos funcionarios equivaldría a 216 millones de bolívares, un monto irrisorio comparado con el presupuesto de 741.700 millones de bolívares.”

  El Correo del Caroní toma con pinzas unas frases importantes del presidente: “Hay gente que se frota las manos, dicen que ojalá llegue a cero (el precio del petróleo) para que Maduro se vaya. ¿Qué idea es esa? El que quiera el poder que venga con un proyecto superior, no con una propuesta de desastre”.

“Aquí sólo exportamos petróleo y hace unos años se logró posicionar a empresas que penetraron algunos mercados, pero los descuidamos y así como subió, la idea se desinfló y ahora estamos en los mínimos. Tenemos que reconocerlo”

  Señor Presidente Maduro, antes de la llegada de la revolución bolivariana, el país exportaba otros productos además del petróleo. No en gran cantidad, es cierto, pero exportábamos caraotas, café, arroz, en fin. Todo eso que ahora importamos. Y ahora usted dice que se logró “posicionar empresas que penetraron algunos mercados, pero los descuidamos”. En efecto, empresa a la que el gobierno le metió la mano, empresa que terminó quebrada.

  Otra cita para el señor Presidente: “No es una tarea fácil, será difícil, complejo. Esa será la línea de trabajo en 2015, para conquistar mercados y eso implica mil cosas, incluyendo mejorar los procesos productivos”.

  Exactamente, señor Presidente, allí está el detalle: su gobierno volvió improductiva completamente la economía. Ahora, reconozca el error, reconozca lo que le han dicho a voces todos los economistas: el problema está en el modelo, no en la caída de los precios del petróleo.

  Y con relación al Sicad II leo esta cita en El Universal: “Estamos estudiando un perfeccionamiento del mecanismo, siempre trabajando para atender los mercados reales, los mercados de garantía podríamos llamarle, para garantizar todas las cadenas de suministros que necesita el país”.

  El que entienda es un privilegiado. ¿Qué dijo?

 



WP_Post Object
(
    [ID] => 26268
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2014-12-03 10:34:48
    [post_date_gmt] => 2014-12-03 15:04:48
    [post_content] => [sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/alguien-que-lo-entienda[/sonido]

   Anunció Maduro que la cesta venezolana ya está en 63 dólares con 40 centavos. Apenas 3 dólares y 40 centavos por encima del precio que se ha estipulado para el presupuesto del 2015. El gobierno siempre contaba con un margen muy holgado entre lo que estimaba en el presupuesto y la realidad de los precios. Hubo tiempos en que el precio estaba en 120 dólares o por encima. De manera que ahora le toca la durísima realidad al gobierno nacional de un margen mínimo de diferencia. Y recordemos las declaraciones de Soto Rojas: “Si el dólar llega a 60 nos la veremos ruda”. Pues estamos cerquita ya.

  Ante esto hay titulares como estos: “Al gobierno le sale petrodieta, la época de las vacas flacas llega con la caída de los precios del petróleo”, dice 2001. El Nuevo País: “Nicolás Maduro se aprieta el cinturón. Y en función de esto aprobó un recorte del 20% en gastos suntuarios y la ampliación del mecanismo para acceder a divisa del Sicad II”. El diario oficialista Vea: “El gobierno reduce en 20% gastos suntuarios”. Pero no se nos explica qué son gastos suntuarios.

  En El Nacional le citan a Maduro: “Aprobé la reducción de 20% de los gastos suntuarios, improductivos, innecesarios y de otros tipos que no afectan en nada la inversión social en misiones, grandes misiones, en la vida social y económica del país. La reducción nos va a ayudar a la salud del Estado y de la economía”.

  Es decir, por fin está escuchando lo que desde hace ya varios años le vienen diciendo todos los economistas del país. Pero lo curioso es que el presidente reconoce que en su presupuesto hay gastos “suntuarios, improductivos,  innecesarios”. ¿Por qué usted desde un principio presupuestó gastos “innecesarios y de otro tipo”?

“He ordenado que se haga una revisión de los sueldos de la plana mayor. Y me hagan una propuesta de reducción sustancial de salarios de ministros, viceministros y directivos de empresas del Estado para dar el ejemplo. Pero ni un bolívar se va a tocar de las misiones”.

  Y nos dice El Nacional lo siguiente: “Una reducción de los sueldos de los altos funcionarios equivaldría a 216 millones de bolívares, un monto irrisorio comparado con el presupuesto de 741.700 millones de bolívares.”

  El Correo del Caroní toma con pinzas unas frases importantes del presidente: “Hay gente que se frota las manos, dicen que ojalá llegue a cero (el precio del petróleo) para que Maduro se vaya. ¿Qué idea es esa? El que quiera el poder que venga con un proyecto superior, no con una propuesta de desastre”.

“Aquí sólo exportamos petróleo y hace unos años se logró posicionar a empresas que penetraron algunos mercados, pero los descuidamos y así como subió, la idea se desinfló y ahora estamos en los mínimos. Tenemos que reconocerlo”

  Señor Presidente Maduro, antes de la llegada de la revolución bolivariana, el país exportaba otros productos además del petróleo. No en gran cantidad, es cierto, pero exportábamos caraotas, café, arroz, en fin. Todo eso que ahora importamos. Y ahora usted dice que se logró “posicionar empresas que penetraron algunos mercados, pero los descuidamos”. En efecto, empresa a la que el gobierno le metió la mano, empresa que terminó quebrada.

  Otra cita para el señor Presidente: “No es una tarea fácil, será difícil, complejo. Esa será la línea de trabajo en 2015, para conquistar mercados y eso implica mil cosas, incluyendo mejorar los procesos productivos”.

  Exactamente, señor Presidente, allí está el detalle: su gobierno volvió improductiva completamente la economía. Ahora, reconozca el error, reconozca lo que le han dicho a voces todos los economistas: el problema está en el modelo, no en la caída de los precios del petróleo.

  Y con relación al Sicad II leo esta cita en El Universal: “Estamos estudiando un perfeccionamiento del mecanismo, siempre trabajando para atender los mercados reales, los mercados de garantía podríamos llamarle, para garantizar todas las cadenas de suministros que necesita el país”.

  El que entienda es un privilegiado. ¿Qué dijo?

  [post_title] => Alguien que lo entienda [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => alguien-que-lo-entienda [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2014-12-03 10:34:48 [post_modified_gmt] => 2014-12-03 15:04:48 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=26268 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 3 [filter] => raw )

3 Responses to “Alguien que lo entienda”


pedro taibel
3 diciembre, 2014 Responder

QUE DICE HARRY??? QUE DICE??? QUE DICE HARRY??? QUE DICE???

angiums
3 diciembre, 2014 Responder

Reducir 20% gasto suntuario? a ver, en finanzas personales para bajar el gasto suntuario de seguro hay que PAGAR DEUDAS, y eso se hace sacando de ahorros, es decir parte del patrimonio baja en valor. Será a esto a lo que se refiere Maduro? pero a nivel Macroeconomico por supuesto.

Rafael Alvarado
3 diciembre, 2014 Responder

Como en la comiquita: Qué dijo Barry, qué dijo?

Dejar un comentario


error: Content is protected !!