Amuñuñamiento y abusos

Play amuñuñamiento-y-abusos

  Congestión. Aunque hay una palabra más criolla, más coloquial, que quizás sea más gráfica: Amuñuñamiento. Este es un país congestionado, este es un país donde las imágenes recurrentes nos dan esa sensación de desorden, de caos, de  amuñuñamiento.

  Estos días pasados hemos venido hablando de la situación planteada en el puerto de La Guaira y en todos los puertos venezolanos. Pues bien, hoy nos levantamos con esta noticia: “Aplican un operativo especial para desalojar los puertos.” El ministro de Industrias, Ricardo Menéndez, anunció la ejecución de un plan especial en todos los puertos de uso público y comercial hasta el 29 de diciembre. Incluye la extensión del horario bancario, la ampliación del permiso de circulación de vehículos pesados y la operatividad ininterrumpida durante toda la semana.

  Una pregunta, ministro Menéndez, ¿no se veía venir esta situación de caos, de congestión, de amuñuñamiento de barcos, mercancías y containers?

  Esta es la característica del gobierno, es un gobierno reactivo. Un gobierno incapaz de prevenir nada, hasta lo evidente.  Diciembre es el mes, lo sabemos, de los pinos y de las compras especiales. ¿No podían tomar previsiones? Todo es siempre una reacción de última hora, cuando ya las pérdidas son considerables.

  Otra congestión importante que nos trae la prensa en la mañana de hoy: ayer fue un día de protestas en la ciudad de Caracas, y la ciudad colapsó. De todas las protestas, nos llama la atención la tranca organizada por los motorizados en la avenida Francisco Fajardo. Acá, pues, un enjambre de motocicletas se atravesó a lo ancho de las dos vías, ida y vuelta, y paralizaron la ciudad.

  2001, parafraseando aquella vieja y terrible expresión –condenable expresión–  “dispara primero, averigua después”, aquí titulan: Primero trancan, luego advierten”. Mototaxistas de Petare impidieron ayer la circulación por la avenida Francisco de Miranda y la autopista Francisco Fajardo, agravando el caos viario. Demandan seguridad y exigen más zonas de control.

  Dicen en algunos diarios que la protesta era por la muerte de algún compañero motorizado. Dice 2001: …habían aplicado la misma medida para protestar –esto es insólito–  contra el exceso de vigilancia en las calles que les impide desplazarse con entera libertad.

  Lamentablemente, en estos tiempos de polarización, no sólo la polarización es entre chavistas y antichavistas, es también entre, digamos, conductores y motorizados y lo pobres peatones a la buena de Dios.

 ¿Pero cómo van los motorizados que, son el súmmun del abuso, “Protestar contra el exceso de vigilancia que les permite desplazarse con entera libertad”? ¡Pero es que si ustedes se desplazan como les viene su realísima gana! Invadiendo vías y espacios y abusando de todos los demás. Dice 2001: Aseguran los motorizados que no quieren tomar la justicia –contra el hampa, se entiende- por sus manos. Mientras manifestaban se robaron dos motos.

  Tiempos de revolución, pues…

 

 

 

Etiquetas:

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *