Capriles lo tiene loco

  Recuerdo a Diosdado Cabello, hace ya unos cuantos años, bailando en la Plaza Oleary mientras improvisaba una pegajosa melodía: “Chávez los tiene locos… Chávez los tiene locos”. La frase se hizo muy popular, no así el baile. Pero, parafraseando a Cabello, podríamos decir que a Maduro Capriles lo tiene loco. El presidente ya acusa una obsesión enfermiza por el gobernador de Miranda. El gobernador viaja a Washington para entrevistarse con Luis Almagro, el Secretario Ejecutivo de la OEA, y el presidente Maduro sorprende viajando entonces a Nueva York para entrevistarse con Ban Ki Moon, el Secretario General de Naciones Unidas, a propósito del tema del Esequibo. Antes fue al Estado Miranda y allí no se ahorró en insultos y señalamientos en contra de Capriles. Señalamientos gruesos: dijo que estaba vinculado al narcotráfico y que le habían encontrado un núcleo o centro de “esclavismo sexual”. En su obsesión, inclusive, volvió a insistir en el tema de que si la oposición gana habrá una revolución. Tal Cual le cita: “No ha nacido quien nos gane las elecciones. Si gana la oposición las legislativas el próximo 6 de diciembre se desataría una nueva revolución, quizás miles de 27 de febreros de 1989”.

 Esto es muy grave porque está convocando, sencillamente, a patear la mesa. Su amenaza directa es el consabido palo a la lámpara. Quien vocifera altanero que desconocerá el resultado electoral si pierde, es cualquier cosa menos un demócrata. Ayer lo comentábamos: ¿para que entonces las elecciones? El temor de perderlas, evidentemente, es muy alto.

  El Nacional nos da hoy la encuesta Venebarómetro-Ivad, según la cual: La inseguridad y la escasez avivan el voto castigo contra el oficialismo. 32,6% se inclina por la oposición, 27,6% se inclina por independientes y 20,8% con el chavismo, el restante 19% se declara indeciso. Pero cuando se polariza la intención de voto entre opositores y chavistas, los opositores suman 41,8%, los chavistas solo 22,1%, los indecisos llegan a 20,6%. Según esta encuesta, pues, la oposición doblaría en intención de voto al chavismo. 71,2% de los consultados consideran mala la gestión del presidente Nicolás Maduro para el bienestar del país, 3,9 puntos porcentuales más que en mayo, 27,4% solamente le calificó de buena.

  Quizás esto sea lo que verdaderamente lo tiene loco: 71,2% de la población encuestada dice que su gobierno es malo, muy malo.

Etiquetas:

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *