Cuestión de perspectiva

  La actriz Gwyneth Paltrow, ganadora del Oscar, llega a un acuerdo en el divorcio de su esposo Chris Martin integrante de la banda Coldplay. Estamos hablando de gente de mucho éxito en la farándula internacional, gente que, como se sabe, gana mucho dinero. Pues bien, en el divorcio, según he leído, le ha reportado a cada uno, tanto a la señora Paltrow como a Martin, 40 millones de dólares. Es un dineral, 40 millones de dólares.

  Cuando se habla de la pelea del siglo entre Pacquiao y Mayweather se está hablando de millones. Pacquiao, el retador, va por una bolsa de 200 millones de dólares, y Mayweather se llevaría 250 millones de dólares. Eso es un dineral, todo el mundo está impresionado con el dineral que se va a llevar esta gente por caerse a golpes.

  Sin embargo, estás cifras son minucias, cuando a uno le dicen que un puñadito de venezolanos ha manejado 14.800 millones de dólares en el caso de HSBC. O cuando a uno le recuerdan los 4 mil millones de dólares en juego del escándalo de Andorra.

  Imagínese usted, a Diego Salazar le han bloqueado en la Banca de Madrid 200 millones de dólares, es lo que va a ganar Pacquiao, pero sin ser Pacquiao por supuesto.

  Al Capitán Carlos Aguilera 90 millones de dólares por comisiones en empresas en España.

  Por no entrar en la denuncia que desesperadamente ha querido olvidar el régimen, de los 25 mil millones de dólares que se fueron por Cadivi, según denuncia de Giordani y Edmée Betancourt.

  Es tan grande la distorsión que vivimos los venezolanos que el mundo con razón se alarma por la pega millonaria allá en Las Vegas. Pega millonaria, mil millonaria, abusadora, cruel, inhumana, insana es la que nos están dando a todos los venezolanos.

  Ayer comentábamos lo irresponsable del gobierno, a propósito del caso de los apagones. Hoy El Nacional da un titular importante: “Centrales eléctricas funcionan mal y a la mitad de su capacidad”. El racionamiento energético impuesto por el gobierno y los cortes parciales de energía no se deben a la ola de calor ni a reparaciones específicas, sino a la falta generalizada de mantenimiento de las centrales termoeléctricas.  Eso es un mensaje a Chacón.

  Y nos dicen que el nuevo horario sólo ahorra un pellizco. La que faltaba, después de golpes, pellizcos también.

  Hablando de irresponsabilidad, el señor Presidente de la República ha dicho que él no está apurado con el tema de la gasolina. Como si fuese un asunto personal de él llegar o no llegar a tiempo a un sitio. Él dice que antes, hay que garantizar un 2015 victorioso. Es decir, lo importante para el Presidente Maduro no es la salud de la economía venezolana, es sólo ganar las elecciones del 2015.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *