Disparate

   El país en crisis, en una crisis severa de salud. En El Tiempo de Puerto La Cruz hemos leído que el acetaminofén se está vendiendo en la zona en 50 bolívares.  El acetaminofén es lo único que se recomienda para combatir el dengue y el chikungunya, y no hay.

  El Carabobeño, en Valencia: “Farmacias de Carabobo no tiene acetaminofén”. Y este titular se puede repetir en prácticamente todas las principales ciudades del país. Sin embargo, como si fuese el presidente de una nación sin problemas, una nación en bonanza, Nicolás Maduro ha llegado a Naciones Unidas y, pomposamente, contra el gran mal de la humanidad actual ha donado 5 millones de dólares para combatir el Ébola. ¡En fin!.

  Mientras este señor regala 5 millones de dólares para el ébola y para nada se preocupa por el chikungunya y el dengue porque se trata -como la ha dicho- de una campaña terrorista, leo en El Nacional una noticia realmente insólita, ahora que estamos empezando clases.

  La firma Andrea Montilla:

  El secretario nacional de Contratación y Conflicto del Colegio de Profesores de Venezuela, Frank Andrade, denunció el despido de más de 3.000 docentes de 8 municipios del estado Lara.

  En su mayoría son educadores integrales egresados de la Misión Sucre, quienes han trabajado desde hace tres años en escuelas rurales de educación básica, dijo Andrade.

  Señaló que el lunes pasado los docentes fueron notificados de su despido por parte de los coordinadores municipales de las zonas educativas, según instrucción del ministro de Educación, Héctor Rodríguez.

  “Ellos argumentan que la decisión fue por falta de matrícula estudiantil y presupuesto para pagarles.

  ¿No hay estudiantes? ¿No hay dinero? ¿Cómo que no hay estudiantes? ¡Esto es absurdo!

  “Ellos argumentan que la decisión fue por falta de matrícula estudiantil y presupuesto para pagarles. Pero en el Centro Educativo Hermanas Jiménez, que fue inaugurado hace poco, había 24 aulas y construyeron ahora otras 19. Eso contradice la posición oficial que indica que este año se incrementó la matrícula escolar y había presupuesto suficiente para atender ese incremento”, manifestó.

  El directivo nacional del Colegio de Profesores afirmó que el viernes 19 de septiembre, durante la inauguración de la escuela Hermanas Jiménez, en el municipio Crespo, el ministro declaró públicamente que en el país existen 127.000 docentes en nómina del ministerio que cobran sin trabajar.

  Al respecto, señaló que esos 127.000 educadores de la mención Integral fueron incorporados por el gobierno al campo de trabajo sin conocer si existía suficiente demanda de maestros en los niveles de primero a sexto grado.

  ¡Otro absurdo! ¿No es que no hay profesores? ¿Ahora resulta que botan a los profesores porque no hay alumnos? ¿Y no y que se había incrementado la matricula? ¿Qué es eso? Aquí alguien miente.

  Refirió Andrade que más de 700 docentes del municipio Torres y alrededor de 160 del municipio Crespo han protestado en contra de la decisión (…) Denunció que a los docentes del estado Lara los están presionando para que asistan a un acto mañana a las 4:00 pm en el Teatro Teresa Carreño en el que el presidente Nicolás Maduro hará entrega de unos beneficios al gremio; sin embargo, aseguró que esos pagos –prestaciones sociales e intereses de mayo a septiembre de este año– ya fueron realizados. “Esto es demagogia, pura política”.

  ¿Alguien tendría la cortesía de explicar este disparate?

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *