No son las trabas, son las divisas que no llegan

  La noticia del día, tal como se reseña en la prensa nacional, tiene que ver con la liberación de las trabas burocráticas para facilitar y agilizar las importaciones. Últimas Noticias lo destaca de manera un poco estruendosa: “Abren chorro a importaciones”. Hay una trampa aquí porque no es que se está abriendo un chorro de dinero; sencillamente se están liberando trabas burocráticas. Más exacto es el titular de El Universal: “Flexibilizan trámites para importar bienes prioritarios y básicos. Con el fin de impulsar la producción y el abastecimiento el Ejecutivo Nacional decidió simplificar y reducir los trámites para la importación de productos terminados, insumos y materias primas prioritarias. Se incluyen rubros como pollo, carne, ganado para reproducción, pernil, leche en polvo, formula lácteas infantiles entre otros, asi como productos de aseo e higiene personal.”

  Destaca Tal Cual en su editorial de hoy –con la firma de  Xavier Coscojuela-, que esta medida es una evidencia más de que no existe tal guerra económica:

  El cuento de la “guerra económica” queda desnudo también en la Gaceta Oficial del martes 27 de enero. En ella el presidente Maduro decreta una simplificación de trámites para agilizar la importación de todo lo que los venezolanos no logran comprar en los mercados y de los insumos médicos que no hay en farmacias y hospitales.

  Si fuera cierta la referida guerra, los alimentos e insumos médicos estarían en el país, pero los malvados derechistas los tendrían escondidos para sabotear las bondades de la “revolución”. La verdad verdadera es que no hay suficiente cantidad ni de alimentos ni de medicinas. Las afirmaciones del ministro Osorio, según las cuales hay comida para dos meses y medio por lo que nadie debería preocuparse, quedan como poco serias ante el referido decreto.

  Con relación al tema médico, recordarán el foro que hicimos días atrás donde hubo revelaciones patéticas, dramáticas. El doctor Cristino García informó, por ejemplo, que ante la escasez de marcapasos, estos se le quitaban a los muertos para colocárselos a los vivos. Hoy Notitarde, en Valencia, destaca en primera página: “El presidente de la Cámara de Clínicas del Centro del país, Cacentro, José Luis Maldonado, advirtió que si el gobierno nacional no toma la decisión de adjudicar divisas en este momento y liquidar las que ya adjudicó, en 45 o 60 días los hospitales privados van a estar en escasez absoluta. Maldonado señaló que desde noviembre las clínicas han tenido limitaciones para adquirir materiales y medicamentos, sin embargo, este año la situación ha empeorado. Agregó que de 236 centros de salud que integran la asociación de clínicas 79 han tenido que suspender las operaciones selectivas”. En estas palabras se resalta la nuez del problema: no basta con agilizar los tramites, lo fundamental es otorgar las divisas”.

  Esto se destaca también en El Nacional: “El gobierno eliminó la presentación de solvencias y otros papeles, pero no toca la liquidación de divisas. Fedecamaras señala que además de acelerar la burocracia, el ejecutivo debe entregar los dólares pendientes para poder restablecer las relaciones con los proveedores en el exterior y reactivar las compras”.

  Eso también lo había dicho el doctor García en nuestro foro: ya los proveedores no confían en los venezolanos, más nunca nos van a dar las mismas cantidades. No somos gente confiable. Nos tratan con cautela, estamos bajo sospecha.

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *