El ejemplo de Petare y Terrazas del Ávila

  Las fotografías de María Corina Machado cubierta con la bandera de Venezuela, el gesto lloroso, las venas tensas por el ardor y el esfuerzo, auxiliada por un muchacho y una muchacha, entre sus seguidores, huyendo de la humareda de las lacrimógenas. Esas fotografías que aparecen en la prensa de hoy con la rúbrica de las agencias internacionales Reuters, EFE, AP, le deben estar dando ya la vuelta al mundo e ilustran lo que se está viviendo en el país. Ilustran eso que Amnistía  Internacional ha calificado con mucha alarma. En El Nacional leo: Amnistía Internacional calificó de grave la situación que pudo evitarse si el gobierno hubiese priorizado los Derechos Humanos”.

  Pero al gobierno nunca le interesó priorizar los Derechos Humanos. Por ello, la primera víctima en todo esto han sido, precisamente, esos derechos. Ahora, mientras vemos las fotografías de una María Corina afectada por las lacrimógenas, fotos de toda la represión y un nuevo herido de gravedad con bala en la cabeza en Margarita, el diario Vea nos dice: “Movimientos sociales -vaya usted a saber cuáles- solicitan investigar a María Machado. Y marcharon ayer hacia la Fiscalía para entregar documentos.” Y lo ilustran con una foto en la primera página que no sé si corresponde a la marcha del día de ayer. En todo caso, el diario Últimas Noticias -que como sabemos está muy lejos de ser ya un diario opositor-publica en primera página la foto de un puñado de personas, básicamente mujeres, manifestando ante la Fiscalía. “Piden enjuiciar a María Corina Machado por traición a la patria”. Y dice Últimas Noticias: “Y luego caminaron al Capitolio sin problemas.”

  Ese es el apartheid político que vivimos en el país, unos salen y reciben toda la violencia y la represión del régimen. Otros salen con el cielo limpio, ni una nubecita como consecuencia de las lacrimógenas. Y mientras las marchas y las concentraciones opositoras son cada vez más nutridas, las del oficialismo son cada vez -miren que ironía- más escuálidas. Ello se compadece con que hemos leído en todas las encuestas: va en picada la popularidad del régimen todo en general y del señor Maduro en particular, por no hablar de Diosdado Cabello que, según ayer nos informaba el periodista Eugenio Martínez, su grado de popularidad es del 2%. Ese 2% forma parte, evidentemente, del error muestral.

  Ahora, ¿en efecto el país está dividido en dos? Les invito a que se detengan en una noticia muy importante que leo en El Universal: “Terrazas de Ávila y Petare protestan unidos. El lunes en la noche, una manifestación por agua derivó en una asamblea ciudadana en la que se unieron el barrio y la urbanización, y vecinos de ambas zonas respiraron lacrimógenas juntos.

  He aquí algo muy importante, mientras el gobierno se empeña en dividir al país, el país, en su penuria, por debajo se  está uniendo cada vez más.

  La periodista Elisa Vásquez reseña:

  “El lunes a las 6:00 pm., después de mes y medio sin agua, un grupo de casi 60 personas decidió quemar cauchos y cerrar el paso en un tramo de la carretera Petare-Guarenas, a la altura del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) La Urbina. Una vecina de Terrazas del Ávila se unió a la manifestación, y la incorporación a la protesta de más habitantes de esa urbanización ocasionó en la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) “un cambio de actitud”, según define José Antonio García, presidente de la Asociación de Vecinos de Terrazas del Ávila.

  “Carolina González, habitante de Alcabala, asegura que los funcionarios de la GNB dijeron que no agredirían a una manifestación del barrio, pero cuando las personas de Terrazas pasaron a ser partícipes, con groserías aseguraron que les iban a “meter duro”, e inclusive hicieron amenazas de muerte, según relata González.

  “García cuenta que los vecinos de la urbanización se encontraban en una asamblea dentro del sector, en la cual estuvo el dirigente estudiantil Julio “Coco” Jiménez. Tras conocer de la manifestación en la autopista, decidieron bajar a la entrada de Terrazas, donde dieron espacio a los dirigentes de las zonas populares para que contaran los motivos de su protesta. “Nosotros también tenemos un mes y medio sin recibir agua constante. A nosotros nos dicen que es culpa de Hidrocapital que manda el agua para el barrio y a ellos les dicen que es culpa del Instituto Municipal de Aguas de Sucre (Imas) que la manda a zonas de clase media. Nos dimos cuenta de que nuestros problemas son los mismos, y que el hecho de que nos unamos molesta al poder”.

  Y la manifestación fue una sola y entonces cambió la actitud de la Guardia. La GNB no tiene instrucciones de disparar lacrimógenas contra el barrio, sí contra la clase media. Una vez que la clase media y el barrio se unieron las lacrimógenas fueron para todos.

  Señor Maduro, creo que allí es donde está su verdadero problema: la unidad es la que va a resolver esto, la verdadera unión de todos los venezolanos, como ocurrió el lunes en Petare y Terrazas del Ávila.

Etiquetas:

8 comments

  1. lamentablemente les interesa que estemos desunidos.UNA DE ELLOS ES DIVIDE Y VENCERAS. Por eso se dice en la union esta la fuerza,pueblo unido jamas sera vencido.

  2. Algo parecido viene ocurriendo en el este de Caracas, donde la unión del barrio Las Minitas y la urbanización Santa Fe ha hecho imposible a la GNB controlar la autopista que ha sido serrada por dos días consecutivos, por más de cuatro horas.

  3. Anoche 1ro de Abril volvió a ocurrir, la GNB nos lanzo toda clase de cosas, incluyendo granadas aturdidoras dentro de la urbanización, sin decoro alguno, sin respeto por niños, ancianos, enfermos, totalmente despreciable!!

  4. Y aunque no se haya documentado, u observado, creo que los manifestantes de Chacao no representan una clase media o media baja. La unión del pueblo en contra del régimen es cada día más evidente.

    En San Cristóbal Táchira, la historia es parecida. Los que arman barricadas y tiran piedras son muchachos muy humildes, algunos, aunque suene irónico, ni estudian, pero por otra parte es la clase media quien los alimenta, les dan refugio y los motivan para que sigan en la protesta. Es la verdad y es la unión de un pueblo, como decimos los gochos “mamados” de este régimen dictatorial.

    Tremenda editorial!!! Gracias. Lo ocurrido en Petare y Terrazas, da esperanzas y me recuerdan al titulo del libro de Alvaro Uribe: “No hay causa perdida”. Desde una ciudad militarizada “hasta el tuétano”, donde se está acabando la esperanza, te digo gracias por el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *