El legado

  El Presidente ha convertido a los venezolanos en motivo de burla en todo el mundo con sus ocurrencias sobre las supuestas apariciones del difunto presidente Chávez. Hoy El Nuevo País, en Caracas, hace una reseña sobre este tema y comenta las notas, por ejemplo, en el ABC de Madrid que vienen cargados de sorna.

  La verdad es que un presidente que hable con un pajarito, que vea la cara de Chávez en el subsuelo caraqueño en las excavaciones del metro, reconozca que es Chávez por la mirada y además tenga el tupé de decir que “así como apareció, desapareció”, pues nos pone en una situación bastante complicada.

  Lo habíamos comentado días atrás, porque nos llamó la atención, inclusive, su expresión “se me eriza el cogote cuando lo cuento”. Bueno, los venezolanos tienen el cogote erizado, la verdad, por tantas y tantas dificultades.

  A un mes apenas del proceso electoral del 8 de diciembre, el Gobierno se aferra a lo que llaman “el legado de Chávez”, sea por visiones esotéricas, mágicas, como estas del señor Maduro, o bien con un discurso político también un tanto esotérico, pero curioso; porque el gran titular de Vea en este mañana dice: “A consulta preservación del legado de Chávez”. La frase no se entiende muy bien. ¿Qué van a consultar? ¿El legado de Chávez? ¿Cómo se mantiene el legado de Chávez? En definitiva, ¿qué entienden por el legado de Chávez?

  En el Correo del Orinoco dice el joven Vicepresidente Arreaza: “La derecha continúa estrategia de golpe continuado contra el Gobierno”. FANB,  instituciones y pueblo deben estar unidos. Están procurando excusas para decir que el gobierno revolucionario debe salir.

  No. Entienda usted, Arreaza, no se están buscando excusas, todas las encuestas dicen que los venezolanos -no la oposición- consideran que el Gobierno es malo y debe salir. De manera tal que no hay que buscar excusas.

  Además, dice el señor Arreaza: Vienen (la oposición) con el mismo plan, el golpe continuado. Joven, no hay golpe. Si usted está esperando y convocando a elecciones quiere decir que usted está ratificando su fe en la democracia. No hay tal golpe. Golpe, para que lo sepa usted, fue lo que ocurrió, por ejemplo (intentona golpista, en realidad, porque no triunfó), el 4 de Febrero de 1992.

  El gobernador del estado Barinas, Adán Chávez, dijo que para preservar la patria es fundamental la divulgación del pensamiento y el legado del comandante presidente.

  Mientras se ocupan de estudiar este “legado”, resulta que la situación del régimen es realmente delicada. Recomendamos la lectura del editorial de Tal Cual, firmado por Fernando Rodríguez bajo el titulo “¿Maduro se tambalea?”

  Y el problema está en que el país está haciendo aguas. El Mundo hoy en su gran titular: “La inflación mata el presupuesto fiscal del 2014”. El déficit entre ingresos y gastos es de 60% en términos reales. Según la cuenta sacada por Transparencia Venezuela. Reseñado en Notitarde: “El Presupuesto Nacional del 2014 no llegará ni para medio año”.

  Y mientras Arreaza, Maduro y los demás se preocupan por el legado de Chávez, ¿de qué se preocupan los venezolanos? Tenga usted la decencia señor Arreaza de leer esto:

 Gran titular en El Nacional: “300 enfermos con cáncer de mama en riesgo mortal”. Si fallecen allí hay una negligencia espantosa que ha de pesar sobre el Gobierno. “Hasta en 90 bolívares venden los frigoríficos el kilo de pechuga”. ¿Sabe usted, Arreaza, que el cartón de huevos ya llegó a 120 bolívares? Por si fuera poco, en el Táchira si usted quiere cambiar la batería tiene que hacer una cola desde las 4 de la mañana para que le den un ticket, y tiene que llevar la batería vieja de su carro para que le den una nueva.

  De eso es de lo que hay que ocuparse. Dice uno.

PS: “El legado de Chávez” es un libro del economista José Guerra, altamente recomendable.

Etiquetas:

2 comments

  1. El Legado de Chavez, no es mas que la absoluta ruina moral, economica e institucional del pais, arrasaron con todo lo que habia para implantar un modelo fracasado y extemporaneo. No hay legado, solo escombros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *