Entre María Corina y Mario Silva

Play Entre María Corina y Mario Silva

  La grabación de la conversación entre María Corina Machado y Germán Carrera Damas, sigue dando mucho que hablar. Ayer conversábamos aquí en el programa con Henrique Capriles Radonski, quien nos dijo en tono de primicia, que allí lo fundamental era el hecho mismo de la grabación y no lo que allí se decía, en realidad nada importante, porque era todo algo más bien ridículo y esto, de ninguna manera podía opacar la contundencia, por ejemplo, del audio de Mario Silva.

  En El Nuevo País: “El audio de María Corina no sacude a la unidad”: En rueda de prensa con los principales dirigentes de la MUD, Henrique Capriles calificó como ridícula la grabación que salpicó a la diputada y consideró mucho más grave el “Silvagate“.

  Hay que hacer una precisión importante: el audio  de Mario Silva lo grabó el propio Silva, y eso se evidencia en el largo audio, cuando él hace varias alusiones a que está grabando, además hay varias personas allí en la conversación entre Silva y el  agente cubano del G2. En el caso de la grabación de Machado y Carrera Damas, ellos están en una biblioteca, en una casa particular y no hay micrófonos a la vista. No sospechan para nada que los están grabando. La manera como se les graba, se entiende, ha debido ser a través de un muy sofisticado mecanismo de espionaje. Quizás –nos han informado- una camioneta con micrófonos telescópicos que pueden lograr este tipo de grabación tan sofisticada. Además, al oírla se notan fácilmente todas las ediciones que tiene la conversación, todos los saltos que ésta tiene, y el que hizo la trampa colocó una especie de ruido de tierra de manera tal de darle cierta uniformidad a la edición.

  Esto nos pone en el terreno del espionaje, justo cuando Nicolás Maduro, tratando de defender a Snowden, dice que espiar es malo y que va contra las leyes internacionales (sic). Pues resulta que su Gobierno espía a mansalva, espía sin pudor alguno y con los más caros y sofisticados mecanismos. Ese es el punto hasta este momento.

  En la prensa oficialista tenemos titulares de este tenor. El Correo del Orinoco: “Villegas solicitó a la oposición democrática deslindarse de los planes golpistas”. En ningún momento el ministro Villegas, quien aparece entonces como sapo, porque es el que divulga la información, hace alusión a cómo se obtuvo esa grabación, al acto de espionaje en sí, a la invasión de la privacidad, de la vida privada de los venezolanos.

  El Nacional hoy en su editorial se refiere al “agente Villegas”, y alude a la película alemana que ganara el Oscar como película extranjera años atrás, La vida de los otros, donde, en tiempos de la Alemania comunista, la República Democrática Alemana, la Stasi, la policía política, grababa a todos los ciudadanos sospechosos.

  El editorial de Analítica.com también alude a la película, y eso es lo que estamos viviendo en este momento. Estamos bajo un régimen policial donde todos somos susceptibles de ser grabados e investigados, en clara violación de nuestras leyes y de nuestra Constitución. Eso es lo medular, lo fundamental. Lo demás, como dice Capriles, es una ridiculez.

Etiquetas:

4 comments

  1. Comparto su criterio. Hoy para estupor escuché a unos periodistas quejándose que la charla del CP era la misma: que si la amenaza a la libertad de expresión cuando en Venezuela no hay un periodista preso. Así se largaban a enumerar los privilegios que tenemos como una de las sociedades con más libertad de expresión!! Sí, vivo en Acarigua y la lluvia gubernamental a través de las radios comunitarias es un palo de agua llanero.

  2. Ambos audios delatan cosas muy grabes, en el de maria corina, ella afirma que desde hace tiempo conspiran con eeuu para desestabilizar el pais, yo lamento que los medios que sigo y periodistas que respetp no le hayan dado la importancia y gravedad que reviste lo dicho por maria corina y si a lo de mario silva, al final los dos bandos nos tratan como imbeciles. Aclaro, no soy chavista y vote por capriles, pero lamento sus declaraciones al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *