La guerra contra Mendoza

  Es correcto el gran titular de El Nuevo País: “Maduro aplica su guerra económica. Tras la expropiación del centro de distribución de Empresas Polar, para el área metropolitana de Caracas, Vargas y Miranda, en el marco de la Misión Vivienda, la crisis alimentaria se profundizará –y aquí viene la pregunta crucial- ¿esto es un golpe a Lorenzo Mendoza o un golpe al pueblo?” Es correcta esa pregunta, porque la obsesión que tiene el régimen con Empresas Polar es tal, que están dispuestos a arrasar con todo, perjudicando así, considerablemente, al pueblo consumidor de todos los productos de Empresas Polar.

  Dice El Impulso, de Barquisimeto: “La ocupación de galpones de Polar afectó los despachos de alimentos. La acción del Ministerio para la Vivienda y Habitat en la Yaguara, paralizó en la tarde ayer el suministro de productos hacia Miranda, Caracas y Vargas, según informó el Director de Alimentos de Polar, Manuel Felipe Larrazabal. Victor Maldonado, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas, consideró un error económico y político esta medida que impacta la distribución de más de 5.600 clientes.” La Verdad, en Maracaibo: “Atentan contra el trabajo y la arepa. 2.000 empleos están en riesgo ante esta medida de expropiación”. Citan el testimonio de Jesús Graterol, trabajador de Pepsi-Cola: “No se justifica que con tantos terrenos baldíos el gobierno se enamore de empresas que están produciendo”.

  En realidad no es un problema de amor, más bien es un problema de odio. Pero la pregunta es válida, ¿por qué esta acción contra Polar con tantos terrenos baldíos? El Nacional, en Caracas: “La toma de galpones paraliza el despacho de alimentos. Cerca de 12 mil toneladas de comida y cerca de 6 millones de litros de bebidas son distribuidos mensualmente a más de 9.900 clientes en el área metropolitana de Carcas, Vargas y Miranda.”

  Allí van a construir 140 viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que después seguramente entrarán, por lo que se ha conocido en estos días, en ese círculo vicioso del delito y la criminalidad que entonces llevará a un posterior allanamiento de la OLP (Operación para la Liberación del Pueblo). Cosa curiosa ésta, bizarra, absurda, inexplicable.

  Leo en RunRunes:Walter Jacob Gavidia Flores, hijo de Cilia Flores, la “Primera Combatiente”, preside “Pro-Patria 2000″, fundación responsable de la construcción de un urbanismo de la Gran Misión Vivienda Venezuela en los terrenos expropiados a Empresas Polar, el miércoles 29 de julio de 2015.”

 

  Sobran los comentarios. Sólo agrego, para cerrar, esta noticia publicada en El Aragüeño, en Maracay: “Empresas Uruguayas enviarán alimentos a Venezuela”. Un grupo de empresarios uruguayos acordó la venta de 235 mil toneladas de alimentos por más de 300 millones de dólares. El acuerdo lo firmaron en Caracas el miércoles por la noche.”

   Ese mismo miércoles por la noche, mientras le daban los dólares a los uruguayos, allanaban los galpones de la Polar.

 

Etiquetas:

1 comment

  1. Este gobierno va en contra del que produce,con la finalidad de ellos tener sometido al pueblo con productos importados de 2 clase,tienen industrias bajo su responsabilidad y no producen nada,arremeten contra todo aquello que favorece al pueblo,tienen en envidia contra la Polar desde hace tiempo,este pueblo debe reaccionar y salir a votar el 6 de Diciembre para derrotarlos en las Parlamentarias y luego en las presidenciales,pronto caeran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *