Manos blancas y nalgas blancas

publicado el 4/03/13 por Laura Rodriguez en Editoriales Etiquetas:, , ,

Play Manos blancas y nalgas blancas

  Los estudiantes habían convocado a una marcha en solidaridad con los que están encadenados frente a la Dirección Ejecutiva de la Magistratura. Y como bien reseña hoy El Nuevo País: “La marcha sorprendió a propios y extraños”. Fue una marcha realmente multitudinaria, una marcha compacta, que avanzó desde la Plaza Brión hasta la Dirección Ejecutiva de la Magistratura para respaldar a estos estudiantes que, como ustedes saben, desde aquella primera manifestación frente a la embajada de Cuba, sólo solicitan saber la verdad sobre el presidente Hugo Chávez.

  Estos tiempos de revolución se han caracterizado por una polarización en extremo. Si uno sale a la calle, el otro tiene que salir a juro. Así pues, bajo ese criterio se convocó ayer a una concentración chavista en la Plaza O’Leary del Silencio. Según la gráfica del diario oficialista El Correo del Orinoco, esta multitud es bastante escuálida, apenas un cuarto de la plaza O’Leary es lo que se ve lleno. El criterio con el que se convocó, según la juventud del PSUV: “no les daremos ni un milímetro de calle a los manos blancas”. Vaya concepto de democracia: sólo yo tengo derecho a la calle, sólo yo tengo derecho a vivir, sólo yo tengo derecho a cédula, solo yo tengo derecho a la patria. Eso es fascismo puro y duro.

  Ahora, mientras los estudiantes por lo menos los llaman manos blancas, un prominente dirigente de la revolución, otrora dirigente estudiantil, otrora Ministro de Relaciones Interiores y ahora Gobernador de Aragua, Tareck El Aissami  vino a esta concentración en la Plaza O’Leary y dijo, según se le cita en El Nacional: “Sepan ustedes, nalgas blancas, que aquí estaremos. No se equivoquen con nuestro pueblo. Los vamos a enfrentar en el terreno que sea”. Eso es el lenguaje de una especie de azote de barrio pero medieval. El Aissami usó varios descalificativos contra los estudiantes que manifestaron en Chacao: resaltaron los de “pendejos”, “sifrinos” ymamitas”. “No han olido una bomba de gas nunca porque les da alergia. Ellos creen que con esas protestas van a venir a boicotear nuestro Gobierno”.

  Esto no amerita mayor comentario, solo que cuando uno lee estas declaraciones entiende lo que puede tener en la cabeza el señor El Aissami, si así razona, uno entiende más o menos porque el Gobierno va como va.

 Lo cierto es que los jóvenes permanecen encadenados, y cuando estamos ya cerca de tres meses sin noticias reales de Hugo Chávez, la sospecha y la incertidumbre permanecen.



WP_Post Object
(
    [ID] => 10409
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2013-03-04 14:59:06
    [post_date_gmt] => 2013-03-04 14:59:06
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play" track="Manos blancas y nalgas [email protected]"] [vc_separator]

  Los estudiantes habían convocado a una marcha en solidaridad con los que están encadenados frente a la Dirección Ejecutiva de la Magistratura. Y como bien reseña hoy El Nuevo País: “La marcha sorprendió a propios y extraños”. Fue una marcha realmente multitudinaria, una marcha compacta, que avanzó desde la Plaza Brión hasta la Dirección Ejecutiva de la Magistratura para respaldar a estos estudiantes que, como ustedes saben, desde aquella primera manifestación frente a la embajada de Cuba, sólo solicitan saber la verdad sobre el presidente Hugo Chávez.

  Estos tiempos de revolución se han caracterizado por una polarización en extremo. Si uno sale a la calle, el otro tiene que salir a juro. Así pues, bajo ese criterio se convocó ayer a una concentración chavista en la Plaza O’Leary del Silencio. Según la gráfica del diario oficialista El Correo del Orinoco, esta multitud es bastante escuálida, apenas un cuarto de la plaza O’Leary es lo que se ve lleno. El criterio con el que se convocó, según la juventud del PSUV: “no les daremos ni un milímetro de calle a los manos blancas”. Vaya concepto de democracia: sólo yo tengo derecho a la calle, sólo yo tengo derecho a vivir, sólo yo tengo derecho a cédula, solo yo tengo derecho a la patria. Eso es fascismo puro y duro.

  Ahora, mientras los estudiantes por lo menos los llaman manos blancas, un prominente dirigente de la revolución, otrora dirigente estudiantil, otrora Ministro de Relaciones Interiores y ahora Gobernador de Aragua, Tareck El Aissami  vino a esta concentración en la Plaza O’Leary y dijo, según se le cita en El Nacional: “Sepan ustedes, nalgas blancas, que aquí estaremos. No se equivoquen con nuestro pueblo. Los vamos a enfrentar en el terreno que sea”. Eso es el lenguaje de una especie de azote de barrio pero medieval. El Aissami usó varios descalificativos contra los estudiantes que manifestaron en Chacao: resaltaron los de “pendejos”, “sifrinos” ymamitas”. “No han olido una bomba de gas nunca porque les da alergia. Ellos creen que con esas protestas van a venir a boicotear nuestro Gobierno”.

  Esto no amerita mayor comentario, solo que cuando uno lee estas declaraciones entiende lo que puede tener en la cabeza el señor El Aissami, si así razona, uno entiende más o menos porque el Gobierno va como va.

 Lo cierto es que los jóvenes permanecen encadenados, y cuando estamos ya cerca de tres meses sin noticias reales de Hugo Chávez, la sospecha y la incertidumbre permanecen.

[post_title] => Manos blancas y nalgas blancas [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => manos-blancas-y-nalgas-blancas [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2013-03-04 14:59:06 [post_modified_gmt] => 2013-03-04 14:59:06 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://cesarmiguelrondon.com/?p=10409 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 3 [filter] => raw )

3 Responses to “Manos blancas y nalgas blancas”


Augusto Azahuanche Maúrtua
4 marzo, 2013 Responder

Mucha gente pensara que la forma de pensar o mejor dicho las politicas que dicte el gobierno en su actuar administrativo no importan mucho si en ese momento estan ganando suficiente dinero para tratar de mantenerse al margen de todo, mas temprano que tarde la realidad te dira que las cosas van muy mal porque el gobierno se equivoco en su politica, el mal hablar, la falta de respeto al projimo, las mentiras como parte de la forma de vivir, sembrar y promover el odio entre las personas, buscar la separación de la gente por estratos economicos, por formas de pensar diferentes, el no saber escuchar, en dar respuestas altisonantes y siempre plagadas de insultos al que no comparte tu opinión o reclama un derecho, en ver al enemigo a donde hay otra persona que simplemente piensa diferente, todo esto, a las finales tiene su consecuencia, la que vive en venezuela es la de tener actualmente una sociedad dividida, llena de frustraciones, donde el valor del trabajo queda por debajo del que se esfuerza por salir adelante con iniciativa, perseverancia y honradez, solo comprendiendo que reclamar un derecho no te hace enemigo de tu projimo, rescatando los valores morales en la familia, los colegios y sobre todo incentivar una paterniad responsable, solo asi tendremos una esperanza de un mejor fututo en nuestras generaciones de relevo.

rayna petkofg
4 marzo, 2013 Responder

Da risa que el gobernador llame sifrinos a estos muchachos, que nada tienen de eso, al contrario!! Y si lo fueran, que? La protesta no distingue condicion economica, ni la constitucion tampoco!! Buenss reflecciones…

Freddy Morales
5 marzo, 2013 Responder

¿De qué color tendrá las nalgas el gobernador de Aragua? Si él llama a los estudiantes “nalgas blancas”, debe ser que él se las ha visto y las tiene de otro color ¿serán acaso rojas? ¿o serán negras? bueno, el asunto concreto es que las tiene diferente a la de los valientes estudiantes y si es así, al menos debería mostrarlas ¿no creen?

Dejar un comentario


error: Content is protected !!