Medio millón por un dólar

  En el portal Sunotieciero.com se lee muy en grande: “No lo podrás creer, el dólar paralelo despegó y pasó los 540 bolívares”. Y nos dan el cálculo de Dólar Today: 542,78 bolívares. El diario La Verdad, en Maracaibo: “El negro no tiene techo. La moneda local pierde fuerza cada semana ante el billete verde”.

   En las redes sociales circula un cuadro donde colocan el precio del dólar junto al presidente de la época. Por ejemplo: Bs. 4,30 en los tiempos de Carlos Andrés Pérez en su primera presidencia. Luego la devaluación de Luis Herrera, y así sucesivamente hasta que llegan a Nicolás Maduro: ya no son 540, sino 540 mil bolívares. Estamos hablando, pues, de que el dólar está costando medio millón de bolívares de los de antes. Medio millón de bolívares por un simple billete de un dólar, en los tiempos de Nicolás Maduro.

  Ante esto, ¿qué dice el presidente? Nada. Su interés está en otro lado. Diario Vea: “Vamos a obtener la victoria en la Guayana Esequiba”. Ya inclusive la llama Guayana Esequiba, que era como se le refería en los tiempos cuando Guyana todavía no era un país indepeniente. Es decir, está regresando al tono más bélico posible: “Vamos a obtener la victoria, así lo siento, así lo creo y así lo veo”. Cuando el presidente dice “victoria”, la palabra sólo aplica en el caso de un enfrentamiento bélico. Porque si estuviésemos hablando de diplomacia, diría: vamos a una solución en el caso de Guayana. Más, por lo visto, no le interesa la solución, le interesa es el alborotar el ambiente porque el fantasma de Galtieri es el que esta flotando en el enrarecido aire de Miraflores.

  Días atrás entrevistamos al General José Antonio Olavarría, quien fuera Comandante del Ejército y también uno de los negociadores en el caso Guyanés, quien nos afirmó que la posibilidad de alentar un enfrentamiento bélico con Guyana es muy alta en el gobierno, y que, de ser este el caso, nuestras Fuerzas Armadas las tienen todas en contra.

  Pero la trampa está aquí. Últimas Noticias titula: “Rollo con Guayana une al país”. Y es entonces cuando uno debe detenerse y reflexionar. Una cosa es tener un diferendo con Guyana, tener una reclamación con este país vecino, y otra muy distinta alentar una guerra con Guyana. Que es lo que pareciera esta alentando el presidente con sus palabras.

  ¿En el caso de una guerra el país está unido entorno al Presidente de la República? Responda usted, estimado lector.

Etiquetas:

3 comments

  1. mis respetos y saludos, me parece muy oportuno del gobierno comenzar otra estrategia de distracción ante la grave situación que vivimos desde hace mucho tiempo y que día a día se hace peor e insostenible
    no tienen dakazos ni misiones u otro asunto que les pueda mejorar las posibilidades de éxito en los próximos comicios.
    un posible conflicto con guyana podría ser la fórmula para suspender las elecciones y no afrontar lo que según los expertos será inevitable, el fin de este gobierno, si será verdad que vamos para peor, será inevitable.
    mi tesis es que no es verdad que el ejecutivo controla los otros poderes y relacionados, no, es una gran componenda, todos han acordado seguir en lo suyo, beneficios y negocios para todos y cada quien haga lo que que le de la gana, todos ciegos, sordos y mudos
    no señalo, no acuso, no juzgo, solo hago lo mio

  2. No estamos ni en condiciones militares ni de ninguna clase, se imaginan a esa gran cantidad de heridos a los cuales atender, pues donde? si los hospitales se están cayendo, si no hay medicinas, si no hay comida, ni dolares y pare de contar?. Pues conmigo ni con mis hijos cuente para una guerra con ningún país, para que? para salvarles el pellejo a ellos, ya se les olvido que nos han llamado escuálidos, ratas, pitiyankees, apátridas… , pues ahora si existimos, que va, vayan donde los cubanos, los nicaragüenses, bolivianos, ecuatorianos y demás chulos y pídanle a ellos que vayan a la guerra por lo menos en agradecimiento a todos los regalos que en 16 años han recibido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *