Silencio cómplice

En estos días en la oposición, en el marco de la Mesa de la Unidad Democrática, se discute cómo elegir a los candidatos que se postularán a las elecciones parlamentarias que se realizarán -se supone- en algún momento de este año. Hay una discusión interna: ¿será por consenso, será por primarias? Hoy leo en Últimas Noticias: “Las primarias van a costar 15 millones de bolívares y solo se van a realizar en 35 circuitos”.

Sea la vía que se escoja, primarias o consensos para llegar a designar a los candidatos, es bueno que estos sean gente trabajadora y gente que se tome en serio el oficio de representar a un sector de la colectividad que votó por ellos.

Lo digo porque, por ejemplo, días atrás el diputado Miguel Pizarro reveló que, en una discusión en una de las comisiones parlamentarias, la relación era de 9 diputados oficialistas contra solo 2 opositores, cuando ha debido ser 9 a 7. Es decir, 5 diputados opositores de esa comisión no asistieron. Y son frecuentes las denuncias de que muchos diputados opositores tampoco van a la Asamblea.

Y, además de ese terrible inconveniente, tenemos eso que se ha conocido como el salto de talanquera. Hoy, en la primera página del diario Vea, Ricardo Sánchez alza la Constitución en un acto donde los chavistas le aplauden y Jorge Rodríguez sonríe complacido. Dice la leyenda a esta foto: “Dejando de lado las diferencias políticas con la revolución, los diputados opositores Ricardo Sánchez y Carlos Vargas respondieron a la campaña “Obama deroga el decreto ya”, que empezó ayer a nivel mundial. “Debemos unirnos por nuestra patria”, dijo Sánchez.”

En primer lugar, estos dos caballeros dejaron de ser diputados de la oposición hace ya mucho rato. ¿Por qué y cómo dejaron de ser representantes de la oposición? ¿Por qué y cómo traicionaron a los votantes que los llevaron al parlamento? Eso es otra discusión. Pero aquí están los dos, ahora plenamente identificados con el chavismo.

Ahora bien, dice Jorge Rodríguez que, ante la agresión de Estados Unidos, todos los venezolanos tenemos que firmar el documento este “Obama deroga el decreto ya”. ¿Y por qué va uno a firmar un documento de una supuesta guerra en la cual uno no cree? Si la lógica del señor Rodríguez funciona, entonces uno tendría que reclamarle, por ejemplo, ¿por qué ninguno de los altos dirigentes del régimen chavista se ha manifestado con relación a los casos de corrupción desatados en el HSBC, en el Andorra y en el Banco de Madrid? ¿Por qué nada se ha dicho al respecto?

Y con relación a esto, hoy El Nuevo País nos dice: “Millonada en euros cobraban los boligarcas. Según El Mundo de España un grupo empresarial ibérico pagó 50 millones de euros a Nervis Villalobos, quien fue Vice Ministro de Energía y Presidente de Enelven, por asesorarlos, todo a través del banco intervenido por lavado de dinero.”

Y, en la primera página de El Mundo de España, leo: “Duro Felguera dio 50 millones a un chavista por asesorarle. Nervis Villalobos cobraba a través del banco intervenido, según afirma Antiblanqueo. La empresa pagó por información oral y logró a cambio contratos por 1.500 millones de dólares en Venezuela”.

Sería bueno oír una opinión de Jorge Rodríguez al respecto, por ejemplo.

Etiquetas:

2 comments

  1. Como siempre su comentario es muy acertado, yo particularmente considero que las personas que vayan a ser elegidos como representantes del pueblo a la asamblea nacional debe ser elegidos en primaria no por consenso porque eso es casi como a dedo. Otra cosa, las personas deben ser escogidas por sus méritos para que no pase como esta sucediendo con Sánchez y Vargas que representaban sectores estudiantiles en su momento pero que habidos de notoriedad se venden al mejor postor.
    Gracias por dejarme exteriorizar mis pensamientos.

  2. Seria muy bueno, si pudieramos saber los nombres de los diputados opositores que no “asisten” a su trabajo,,,ADEMAS,,, deberiamos saber : 1.- fueron elegidos a dedo, 2.- de cual tolda politica son, 3.- estan otra vez nominados a dedo,, o a primarias???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *