¿Qué es la calle? – Soledad Morillo Belloso

Por: Soledad Morillo Belloso

Soledad Morillo Belloso

La calle es la vía de tierra y asfalto. Pero también es la acera y la plaza, el parque, la oficina y la tienda, el café, el botiquín y la arepera, el hospital y el ambulatorio, la universidad, el laboratorio y la cancha deportiva, la sala, el cuarto y el pasillo de la vivienda; es el sindicato y el gremio, la barbería y la peluquería, la farmacia, la verdulería y el mercado. Calle es el partido político y la ONG. Calle es la iglesia y el rezo. Es el autobús, el metro, el taxi y el por puesto. Es la televisión, la radio y el chat de WhatsApp. Es la cámara y el micrófono. Es el Twitter, el YouTube  y el Instagram. Es la marcha, las cacerolas que suenan, la bandera puesta de cabeza.  Es el hablar, el escuchar, el escribir y el leer. Es el asunto permanente de discutir, debatir, exigir, reclamar, retar. Es el no conformarse, no aceptar domesticación de nadie, no dejarse ningunear. Calle es cuestionar al poder que se cree por encima. Es votar para elegir y no meramente simular. La calle es la ciudadanía que no se arrodilla ante nadie, sea vestido de civil, de uniforme o de sotana. La calle es el estudiante que cuestiona al profesor y lo inunda de chorros de por qué. La calle es el periodista que indaga sin cesar. Calle es el intelectual que se plantea dudas baja a tierra y busca respuestas. No existe democracia sin calle, tanto como no existe nación sin ciudadanos. Una democracia sana tiene calle, mucha calle. Tiene calle que obliga al que se cree superior a escuchar, a atender. La calle es el contacto con la realidad, con la verdad, con la vida, con la demanda de respeto a los derechos y la enseñanza de la importancia de los deberes.

Todo eso es la calle. Y mucho, mucho más. La calle no es silencio. Nunca. Y a veces, sí, es “sangre, sudor y lágrimas”. Pero también es triunfo. Es “dejar de llorarse las mentiras y pasar a cantarse las verdades”.

Lea también: Shopping list de ‘la mesita’“, de Soledad Morillo Belloso

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *