El insulto de Maduro

La isla que vamos siendo

Crisis es…

El culpable

¡Tranquilo, Niño Jesús!