¿Huye la juez?

Sucio comienzo de campaña

Ni unidad ni cordura