Ridículo en Washington

¿Qué logra la carta?