Los 84 años de Tío Simón

publicado el 12/08/12 por Laura Rodriguez en Arte Etiquetas:,

Play los-84-años-de-tio-simon

iconosdevenezuela

  Para los que decían que se me había caído la cédula,  cuando uno era pequeño, antes de que Simón Díaz se convirtiese en ese gran y bellísimo fenómeno de nuestra música folklórica, era un gran músico popular, eran muy famosas sus gaitas y éste tipo de temas como “El Superbloque”. Usted escucha la letra y se da cuenta que se estaban poniendo de moda los superbloques, que era algo muy fastuoso. Pareciera que estamos hablando de la pre-historia. Hoy en día, piensa uno en el superbloque y piensa en el “23 de Enero” y las penurias del 23. Además, él decía allí: “Yo soy llave de Martín, yo soy  pana de Julián”.  Pana se sigue usando, uno dice llave y se delata.

  Hemos querido arrancar así muy festivo, por esta faceta, desconocida para las nuevas generaciones, del gran talento inconmensurable de Simón Díaz, quien al día de hoy (08 de agosto) está cumpliendo 84 años. Así que vamos a bailar con Tío Simón. En la línea telefónica está su hija, la poeta Betsimar Díaz.

  César Miguel Rondón (CMR): Betsimar, buenos días.

  Betsimar Díaz (BD): Hola César ¿Cómo estás? ¡Qué gusto oírte!

  CMR: Muy bien. Pero un gusto te debe dar oír “El Superbloque”, ése lo saqué del iPod.

  BD: Cuando empecé a escucharlo me dio muchísima risa. Todo el mundo pone “La Vaca Mariposa”, “Caballo viejo”, “Tonada de luna llena”, pero nadie pone “El Superbloque”.

  CMR: ¡Claro! Había que hacer algo distinto. ¿Cómo está tu papá hoy?

El Nacional

  BD: En verdad, el cumpleaños empezó ayer. Aquello fue impresionante, la cantidad de mensajes y de llamadas que recibió, todo el mundo poniéndose como en primera fila para sumarse a la celebración. Papá amaneció muy contento,  muy amado. Esa es la palabra y el verbo que más lo acompaña a él. Está muy amado, muy querido, muy consentido. Todos muy contentos, todos celebrando su nuevo año.

  CMR: Cuando comentaba lo de “El Superbloque” y hablaba de las gaitas, de las cuñas, que hacía con su hermano Joselo, además de que hizo radio por mucho tiempo, se llamaba Joselo y Simón.

  DB: Sí el “Show de Joselo y Simón”.

  CMR: “El Show de Joselo y Simón” que hacían por Radio Rumbos, además uno recuerda aquel programa de humor que tenía por televisión “La Quinta  de Simón” donde popularizaba “caracha negro”. Tu papá ha tenido muchas etapas, Betsimar,  hoy en día nos queda sólo de él, la de cantor de nuestra música, ese Simón que escuchamos al fondo, el Simón de las tonadas, pero son muchos Simón.

venezuelasegun.blogspot

  BD: Cuando queremos hacer un resumen de la vida de él, tenemos que obligatoriamente, diferenciar las facetas como humorista, como actor, como cantante, compositor, animador, publicista. Tiene montón de oficios, en los que en cada uno fue dejando, un poco, su personalidad, su sello muy venezolano. Pero, te quería comentar, que cuando el tiempo pasa, y uno ve que el pueblo va haciendo una especie de logotipo  del personaje,  en una feria que hubo en Barquisimeto  hicieron unas carrozas, en el desfile había un “Tío Simón” con una vaca y un terné. Entonces, yo dije, probablemente, la última imagen que permanezca de él, sea él vestido de liqui-liqui con su Cuatro, al lado de su vaca  Mariposa y del ternerito. Eso me conmovió muchísimo.

  CMR:  En algún momento, cuando se le rindió un homenaje en Banesco, recordabas como él componía, sentado en la cama, descalzo, en la hamaca o en la cama.

  BD: En la cama, muy temprano. Papá, cuatro y media de la mañana, ya la casa olía a café y era él que lo estaba preparando. Componía con su pierna metidita debajo de la otra, sentado en la cama, con los periódicos y los papeles regados allí, su Cuatro, y un lápiz para ir anotando como unas notas particulares que sólo él entendía: flechas, garabatos, que al final eran el jeroglífico, que quería decir o Caballo Viejo, o Clavelito colorado, o Tonada de Luna llena, ¿no? De allí salían esas canciones,  de ese silencio, de ese rito secreto que él tenía en la mañana.

  CMR:  Ese personaje que tiene la  picardía y el humor popular, para retratar y hacer esa crónica magnífica tan risueña de “El superbloque”, pero que también es capaz de componer esa belleza que está al fondo, la “Tonada de Luna llena”, ¿Cómo era en la cotidianidad? ¿Cómo ha sido vivir con Simón Díaz?

lanacion.com.ve

  BD: Papá ha sido siempre un hombre introvertido y emocionalmente muy tranquilo.  Es decir, nunca bravo, nunca muy triste,  nunca deprimido y tampoco extremadamente feliz, ni excitado, no. Sino un hombre muy controlado, muy lleno de sus propias satisfacciones, calmado, humilde. Creo que  vivir con él  era como vivir con alguien a quien había que verlo vivir, porque era más verlo que interactuar. Siendo tan introvertido, estaba todo el tiempo trabajando y todo el tiempo  pensando. De manera que, cuando él salía de ese mundo de él, entonces, era que uno podía jugar o echar broma, o hablar, pero, en verdad, yo me la pasé viéndolo vivir, viéndolo actuar, viéndolo reaccionar. Cosa que me ha parecido el regalo más grande de mi vida, es haber podido estar con una persona de tanto conocimiento natural, de tanta sabiduría.

  CMR: Betsimar haznos el favor de mandarle un abrazo inmenso, creo que no abuso si lo hago a nombre de todos los oyentes. Un abrazo inmenso a Simón, pero que sea un abrazo lleno de gratitud. Le agradecemos todas esas cosas maravillosas, es música extraordinaria, que nos ha dado a lo largo de todos estos años.

  BD: Así es. Muchas gracias César , la verdad es conmovedor todo lo que se mueve con el cumpleaños de Simón y todo lo que Simón mueve todos los días con su ejemplo, con su legado, con su sonrisa permanente.

  CMR: Betismar Díaz, la poeta Betsimar Díaz, la hija de Simón Díaz.

  Por alguna razón esa canción es la más versionada. Tradicionalmente era “Ansiedad” de Chelique Sarabia, que recibió un impulso inmenso cuando la grabó Nat King Cole, esa fue la canción venezolana más grabada en el mundo, pero la destronó hace rato “Caballo Viejo”. Sobre todo  para los que hablan español y entienden muy bien lo que está diciendo la letra, porque se paró toda una humanidad de Caballos Viejos a aplaudir y a buscar su sabana.

  Gracias a Simón Díaz.



WP_Post Object
(
    [ID] => 4807
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2012-08-12 14:03:33
    [post_date_gmt] => 2012-08-12 14:03:33
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play" track="los-84-añ[email protected]"] [vc_separator]

[caption id="attachment_4823" align="alignleft" width="266"] iconosdevenezuela[/caption]

  Para los que decían que se me había caído la cédula,  cuando uno era pequeño, antes de que Simón Díaz se convirtiese en ese gran y bellísimo fenómeno de nuestra música folklórica, era un gran músico popular, eran muy famosas sus gaitas y éste tipo de temas como “El Superbloque”. Usted escucha la letra y se da cuenta que se estaban poniendo de moda los superbloques, que era algo muy fastuoso. Pareciera que estamos hablando de la pre-historia. Hoy en día, piensa uno en el superbloque y piensa en el “23 de Enero” y las penurias del 23. Además, él decía allí: “Yo soy llave de Martín, yo soy  pana de Julián”.  Pana se sigue usando, uno dice llave y se delata.

  Hemos querido arrancar así muy festivo, por esta faceta, desconocida para las nuevas generaciones, del gran talento inconmensurable de Simón Díaz, quien al día de hoy (08 de agosto) está cumpliendo 84 años. Así que vamos a bailar con Tío Simón. En la línea telefónica está su hija, la poeta Betsimar Díaz.

  César Miguel Rondón (CMR): Betsimar, buenos días.

  Betsimar Díaz (BD): Hola César ¿Cómo estás? ¡Qué gusto oírte!

  CMR: Muy bien. Pero un gusto te debe dar oír “El Superbloque”, ése lo saqué del iPod.

  BD: Cuando empecé a escucharlo me dio muchísima risa. Todo el mundo pone “La Vaca Mariposa”, “Caballo viejo”, “Tonada de luna llena”, pero nadie pone “El Superbloque”.

  CMR: ¡Claro! Había que hacer algo distinto. ¿Cómo está tu papá hoy?

[caption id="attachment_4824" align="alignright" width="300"] El Nacional[/caption]

  BD: En verdad, el cumpleaños empezó ayer. Aquello fue impresionante, la cantidad de mensajes y de llamadas que recibió, todo el mundo poniéndose como en primera fila para sumarse a la celebración. Papá amaneció muy contento,  muy amado. Esa es la palabra y el verbo que más lo acompaña a él. Está muy amado, muy querido, muy consentido. Todos muy contentos, todos celebrando su nuevo año.

  CMR: Cuando comentaba lo de “El Superbloque” y hablaba de las gaitas, de las cuñas, que hacía con su hermano Joselo, además de que hizo radio por mucho tiempo, se llamaba Joselo y Simón.

  DB: Sí el “Show de Joselo y Simón”.

  CMR: “El Show de Joselo y Simón” que hacían por Radio Rumbos, además uno recuerda aquel programa de humor que tenía por televisión “La Quinta  de Simón” donde popularizaba “caracha negro”. Tu papá ha tenido muchas etapas, Betsimar,  hoy en día nos queda sólo de él, la de cantor de nuestra música, ese Simón que escuchamos al fondo, el Simón de las tonadas, pero son muchos Simón.

[caption id="attachment_4825" align="alignleft" width="221"] venezuelasegun.blogspot[/caption]

  BD: Cuando queremos hacer un resumen de la vida de él, tenemos que obligatoriamente, diferenciar las facetas como humorista, como actor, como cantante, compositor, animador, publicista. Tiene montón de oficios, en los que en cada uno fue dejando, un poco, su personalidad, su sello muy venezolano. Pero, te quería comentar, que cuando el tiempo pasa, y uno ve que el pueblo va haciendo una especie de logotipo  del personaje,  en una feria que hubo en Barquisimeto  hicieron unas carrozas, en el desfile había un “Tío Simón” con una vaca y un terné. Entonces, yo dije, probablemente, la última imagen que permanezca de él, sea él vestido de liqui-liqui con su Cuatro, al lado de su vaca  Mariposa y del ternerito. Eso me conmovió muchísimo.

  CMR:  En algún momento, cuando se le rindió un homenaje en Banesco, recordabas como él componía, sentado en la cama, descalzo, en la hamaca o en la cama.

  BD: En la cama, muy temprano. Papá, cuatro y media de la mañana, ya la casa olía a café y era él que lo estaba preparando. Componía con su pierna metidita debajo de la otra, sentado en la cama, con los periódicos y los papeles regados allí, su Cuatro, y un lápiz para ir anotando como unas notas particulares que sólo él entendía: flechas, garabatos, que al final eran el jeroglífico, que quería decir o Caballo Viejo, o Clavelito colorado, o Tonada de Luna llena, ¿no? De allí salían esas canciones,  de ese silencio, de ese rito secreto que él tenía en la mañana.

  CMR:  Ese personaje que tiene la  picardía y el humor popular, para retratar y hacer esa crónica magnífica tan risueña de “El superbloque”, pero que también es capaz de componer esa belleza que está al fondo, la “Tonada de Luna llena”, ¿Cómo era en la cotidianidad? ¿Cómo ha sido vivir con Simón Díaz?

[caption id="attachment_4828" align="alignright" width="290"] lanacion.com.ve[/caption]

  BD: Papá ha sido siempre un hombre introvertido y emocionalmente muy tranquilo.  Es decir, nunca bravo, nunca muy triste,  nunca deprimido y tampoco extremadamente feliz, ni excitado, no. Sino un hombre muy controlado, muy lleno de sus propias satisfacciones, calmado, humilde. Creo que  vivir con él  era como vivir con alguien a quien había que verlo vivir, porque era más verlo que interactuar. Siendo tan introvertido, estaba todo el tiempo trabajando y todo el tiempo  pensando. De manera que, cuando él salía de ese mundo de él, entonces, era que uno podía jugar o echar broma, o hablar, pero, en verdad, yo me la pasé viéndolo vivir, viéndolo actuar, viéndolo reaccionar. Cosa que me ha parecido el regalo más grande de mi vida, es haber podido estar con una persona de tanto conocimiento natural, de tanta sabiduría.

  CMR: Betsimar haznos el favor de mandarle un abrazo inmenso, creo que no abuso si lo hago a nombre de todos los oyentes. Un abrazo inmenso a Simón, pero que sea un abrazo lleno de gratitud. Le agradecemos todas esas cosas maravillosas, es música extraordinaria, que nos ha dado a lo largo de todos estos años.

  BD: Así es. Muchas gracias César , la verdad es conmovedor todo lo que se mueve con el cumpleaños de Simón y todo lo que Simón mueve todos los días con su ejemplo, con su legado, con su sonrisa permanente.

  CMR: Betismar Díaz, la poeta Betsimar Díaz, la hija de Simón Díaz.

  Por alguna razón esa canción es la más versionada. Tradicionalmente era “Ansiedad” de Chelique Sarabia, que recibió un impulso inmenso cuando la grabó Nat King Cole, esa fue la canción venezolana más grabada en el mundo, pero la destronó hace rato “Caballo Viejo”. Sobre todo  para los que hablan español y entienden muy bien lo que está diciendo la letra, porque se paró toda una humanidad de Caballos Viejos a aplaudir y a buscar su sabana.

  Gracias a Simón Díaz.

[post_title] => Los 84 años de Tío Simón [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => los-84-anos-de-tio-simon [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2012-08-12 14:03:33 [post_modified_gmt] => 2012-08-12 14:03:33 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://cesarmiguelrondon.com/?p=4807 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw )

Dejar un comentario


error: Content is protected !!