Las apariencias engañan

publicado el 14/07/14 por Ana Forero en También Sucede Etiquetas:, , ,
Joseph Goebbels

Joseph Goebbels

  Las apariencias engañan, claro que sí. En el mundo de la comunicación de masas esas apariencias pueden convertirse en un engaño tan grande que pueden devolverse como un boomerang. El Dr. Joseph Goebbels, quien fue el gran estratega comunicacional del nazismo, el ministro de propaganda, cuyas enseñanzas terribles todavía son tomadas en cuenta hoy en día, dada su altísima eficacia. Pues, sin ir más lejos nuestro propio régimen. El régimen que hemos vivido en estos 15 años ha tratado de implementar muchas normas de esa propaganda Goebbeliana , eso de por ejemplo, “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, lo ha puesto en práctica el régimen chavista, así como la reinvención de la historia. Eso también es un elemento propagandístico. A los venezolanos de hoy en día se les está contando una génesis de nuestra nación, de nuestra república, muy distinta a la que realmente ocurrió.

  Pero no es el momento de hablar de nuestro régimen. Es el momento de hablar de Joseph Goebbels y de cómo al principio, en efecto las apariencias engañan, que hasta el propio Goebbelss  se vio engañado.

  Descubro en una nota de la BBC, la verdadera historia de una jovencita que en su niñez se convirtió en la “bebé ario perfecta”. La historia tal como nos dice, nos lleva al año de 1935. Cuando eso, en la revista familiar del nazismo, “Sonne ins Haus” “El Sol dentro de la casa” en esta revista apareció publicada en la portada lo que Goebbels asumía era el “bebé ario perfecto”. Era la foto de una bebita Hessy Levinson, y el detalle está en que Hessy  era en efecto judía. ¿Cómo pudo una judía llegar a ser tomada por el bebe ario perfecto? La historia es la siguiente

Hessy fue elegida para protagonizar la portada de una revista nazi y acabó huyendo a Estados Unidos. (BBC)

Hessy fue elegida para protagonizar la portada de una revista nazi y acabó huyendo a Estados Unidos. (BBC)

  Los padres de Hessy se habían mudado a Berlin desde Letonia en 1928 para iniciar una carrera en la música clásica. El ministerio dirigido por Goebbels buscaba un símbolo de la supuesta superioridad ario.  Y todo en realidad fue una broma, confiesa hoy por hoy Hessy:

  “Cuando cumplí seis meses, mis padres querían tener una foto mía y mi madre me llevó a uno de los mejores fotógrafos de Berlín” (…) El fotógrafo decidió enviarla a un concurso de belleza organizado por los nazis para encontrar al bebé ario perfecto. La imagen elegida sería luego portada de la revista.

Portada Revista “Sonne ins Haus” 1935

Portada Revista “Sonne ins Haus” 1935

  Cuando la madre de Hessy se enteró de que su hija aparecía en la primera página de un panfleto nazi, que en el mismo número sacaba a Adolfo Hitler pasando revista a las tropas, corrió “horrorizada” al estudio del fotógrafo.

  La publicación tenía una gran tirada y la foto de la niña llegó incluso a los escaparates de ropa de bebés. Una tía de Hessy encontró la foto de su sobrina en una postal de felicitación de cumpleaños en Memel, ahora parte de Lituania.

  Si los nazis lo hubieran sabido entonces, no estaría viva”

  “¿Por qué la enviaste al concurso si sabes que somos judíos?”, le preguntó la madre de Hessy al fotógrafo.

  Respondió con una carcajada,”Quería permitirme a mí mismo el placer de esta broma”.

  La broma no le gustó a la madre de Hessy, pero allí quedo intacta, Goebbels nunca se enteró que “el bebé perfecto ario” en realidad era un perfecto bebe judío. Las apariencias engañan, engañan con más frecuencia de la que sospechamos y hasta el propio Goebbels  fallaba y se equivocaba.

  Todo aquel que pretenda manejar con niveles propagandísticos, con pretensiones propagandísticas la comunicación de masas, puede correr riesgos como estos.

  Díganme la de errores que tendrán nuestros propagandistas oficialistas en estos 15 años.



WP_Post Object
(
    [ID] => 22943
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2014-07-14 06:10:25
    [post_date_gmt] => 2014-07-14 10:40:25
    [post_content] => [sonido]https://soundcloud.com/lux-off/las-apariencias-enganan[/sonido]

[caption id="attachment_22946" align="alignleft" width="141"]Joseph Goebbels  Joseph Goebbels[/caption]

  Las apariencias engañan, claro que sí. En el mundo de la comunicación de masas esas apariencias pueden convertirse en un engaño tan grande que pueden devolverse como un boomerang. El Dr. Joseph Goebbels, quien fue el gran estratega comunicacional del nazismo, el ministro de propaganda, cuyas enseñanzas terribles todavía son tomadas en cuenta hoy en día, dada su altísima eficacia. Pues, sin ir más lejos nuestro propio régimen. El régimen que hemos vivido en estos 15 años ha tratado de implementar muchas normas de esa propaganda Goebbeliana , eso de por ejemplo, “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, lo ha puesto en práctica el régimen chavista, así como la reinvención de la historia. Eso también es un elemento propagandístico. A los venezolanos de hoy en día se les está contando una génesis de nuestra nación, de nuestra república, muy distinta a la que realmente ocurrió.

  Pero no es el momento de hablar de nuestro régimen. Es el momento de hablar de Joseph Goebbels y de cómo al principio, en efecto las apariencias engañan, que hasta el propio Goebbelss  se vio engañado.

  Descubro en una nota de la BBC, la verdadera historia de una jovencita que en su niñez se convirtió en la “bebé ario perfecta”. La historia tal como nos dice, nos lleva al año de 1935. Cuando eso, en la revista familiar del nazismo, “Sonne ins Haus” “El Sol dentro de la casa” en esta revista apareció publicada en la portada lo que Goebbels asumía era el “bebé ario perfecto”. Era la foto de una bebita Hessy Levinson, y el detalle está en que Hessy  era en efecto judía. ¿Cómo pudo una judía llegar a ser tomada por el bebe ario perfecto? La historia es la siguiente

[caption id="attachment_22944" align="aligncenter" width="300"]Hessy fue elegida para protagonizar la portada de una revista nazi y acabó huyendo a Estados Unidos. (BBC) Hessy fue elegida para protagonizar la portada de una revista nazi y acabó huyendo a Estados Unidos. (BBC)[/caption]

  Los padres de Hessy se habían mudado a Berlin desde Letonia en 1928 para iniciar una carrera en la música clásica. El ministerio dirigido por Goebbels buscaba un símbolo de la supuesta superioridad ario.  Y todo en realidad fue una broma, confiesa hoy por hoy Hessy:

  "Cuando cumplí seis meses, mis padres querían tener una foto mía y mi madre me llevó a uno de los mejores fotógrafos de Berlín" (…) El fotógrafo decidió enviarla a un concurso de belleza organizado por los nazis para encontrar al bebé ario perfecto. La imagen elegida sería luego portada de la revista.

[caption id="attachment_22945" align="aligncenter" width="252"]Portada Revista “Sonne ins Haus” 1935 Portada Revista “Sonne ins Haus” 1935[/caption]

  Cuando la madre de Hessy se enteró de que su hija aparecía en la primera página de un panfleto nazi, que en el mismo número sacaba a Adolfo Hitler pasando revista a las tropas, corrió "horrorizada" al estudio del fotógrafo.

  La publicación tenía una gran tirada y la foto de la niña llegó incluso a los escaparates de ropa de bebés. Una tía de Hessy encontró la foto de su sobrina en una postal de felicitación de cumpleaños en Memel, ahora parte de Lituania.

  Si los nazis lo hubieran sabido entonces, no estaría viva"

  "¿Por qué la enviaste al concurso si sabes que somos judíos?", le preguntó la madre de Hessy al fotógrafo.

  Respondió con una carcajada,"Quería permitirme a mí mismo el placer de esta broma".

  La broma no le gustó a la madre de Hessy, pero allí quedo intacta, Goebbels nunca se enteró que “el bebé perfecto ario” en realidad era un perfecto bebe judío. Las apariencias engañan, engañan con más frecuencia de la que sospechamos y hasta el propio Goebbels  fallaba y se equivocaba.

  Todo aquel que pretenda manejar con niveles propagandísticos, con pretensiones propagandísticas la comunicación de masas, puede correr riesgos como estos.

  Díganme la de errores que tendrán nuestros propagandistas oficialistas en estos 15 años.

[post_title] => Las apariencias engañan [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => las-apariencias-enganan [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2014-07-13 13:46:25 [post_modified_gmt] => 2014-07-13 18:16:25 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=22943 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 1 [filter] => raw )

One Response to “Las apariencias engañan”


CandelariaTz
14 julio, 2014 Responder

Como decía mi abuelita:
hasta los ojos te engañan,
pues a veces crees que es agua
y tomas jugo de caña.
Excelente como su programa.

Dejar un comentario


error: Content is protected !!