La estrategia perversa y la rabia de Laureano

publicado el 2/11/12 por Laura Rodriguez en Editoriales Etiquetas:, , ,

Play la-estrategia-perversa-y-la-rabia-de-laureano

   La estrategia del CNE para desanimar y apabullar a los electores opositores es un tanto perversa, porque no han tomado una sola medida que uno pueda considerar medianamente ecuánime, olvídese usted que favorezca al sector opositor: todas arriman hacia el lado oficialista.

   El Nuevo País hoy titula: “Más ventajas para el PSUV”. El CNE aprobó el voto entubado para las próximas elecciones, lo cual favorece a un chavismo que no juega tranquilo si Chávez no es el candidato.

   Esa es la última: el voto “entubado”. Este es el gran titular en el diario Últimas Noticias. También en el diario El Nacional: CNE aprobó botón en boleta que permite “entubar votos”. La decisión tomada por la mayoría del organismo electoral, con la excepción del rector Vicente Díaz, facilita votar de una vez por gobernador y diputados a consejos legislativos de la misma alianza política.

   Vicente Díaz sostuvo que la medida cohíbe al elector que desea escoger a un gobernante de una tendencia y a legisladores de otra. Anunció que la próxima semana pedirá formalmente la eliminación de la estación electoral, por ser innecesaria.

   Como les decía, ni una sola de las medidas pareciera estar marcada por la sensatez y la ecuanimidad. En esa tónica, viene el editorial de hoy de Laureano Márquez, en la primera página del diario Tal Cual. Lejos del humor que promete -“humor en serio”- el artículo de hoy es muy serio, furioso diría yo, y lo suscribo plenamente. “¡Auxilio Socorro!” es el título, y la Socorro que está aquí es Socorro Hernández, quien destaca un dedo índice -ha podido ser el medio- con una franela del PSUV. Leamos a Laureano:

  Verdaderamente, nosotros somos un país de comiquita. El CNE decide migrar un grupo de electores oficialistas fuera del lapso en que la ley y los reglamentos lo permiten y encima modificar el tarjetón violentando la norma que lo impide, para incluir a un candidato que no estaba en el programa y no hay institución que diga “esta boca es mía”. Qué lecturas podemos darle a esto:

• La primera y más sociológica es que la ley en Venezuela es solo para los bolsas. Que cada vez que obedezco una norma en Venezuela demuestro que soy un pobre pendejo que no tiene los recursos, la influencia o el poder para usar la norma con el fin de higienizar con ella el sitio por donde se descome. Que mal esta un país cuando los funcionarios violan la ley de manera abierta, pública y notoria, sin que ninguna institución del país se mueva un dedo para impedirlo. ¿Es esto lo que tú quieres que continúe? ¿Es esto correcto?

• La segunda es el efecto desmoralizador que se pretende crear. Ese “sí, ¿y qué?” tan nuestro, tan auténticamente nuestro y cotidiano. Es el “me sale del forro” ontológico, olímpico con el que todo el que puede o tiene poder para ello, pisotea el derecho ajeno, usado para medir con raseros distintos, para cambiar el reglamento a mitad del juego. Definitivamente el CNE tiene interés en que se pierda el entusiasmo por votar, de que uno crea que es peor de lo que efectivamente es. Una razón adicional para votar: quieren hacernos desistir y por algo será.

• La tercera la noción de “relativismo jurídico” que impera. La rectora nos informa lo siguiente: “Del análisis de la actuación (del CNE) no se desprende ningún hecho ilícito. . Los 108 casos son excepcionales y de ninguna manera es la regla, los 108 casos, en un universo electoral de más de 17 millones representan incidencia alguna. Eso es insignificante. Representa 0,006% de los electores. (…) Eso no decide ni cambia alguna elección”. Entonces según este principio, el homicida que asesinó a un médico esta semana en su consultorio, no tendría por qué ir preso porque el asesinó al 0, 000003333 del total de la población, mucho menos incluso que el 0,006. ¿Se trata de un homicidio significativo? ¿Qué pensarán sus familiares? Cómo es eso de que se puede medio violar la norma, porque son casos excepcionales. Ciertamente, la estrofa menos veraz y oportuna de nuestro himno es la que dice: “la ley respetando, la virtud y el honor”.

  Todo lo señalado configura una sensación de abandono de la que brota un grito de: “¡oohh! ¿ y ahora quién podrá defendernos?” El mismo grito del 99 cuando apareció un Chapulín Colorado que terminó empeorando la vaina. Sin embargo, no soy pesimista. Algún día Venezuela cambiará y hombres de bien, con sentido de justicia y respeto conducirán nuestras instituciones, gente de verdadera estatura moral que despierte admiración y respeto y no pena ajena. No me importa si es este siglo o el que viene, seguiré luchando y votando. Porque, con todo y lo maltrecho que está, la del voto es la única institución que sobrevive.

   Así las cosas.



WP_Post Object
(
    [ID] => 6968
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2012-11-02 15:54:04
    [post_date_gmt] => 2012-11-02 15:54:04
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play" track="[email protected]-Noviembre.mp3"] [vc_separator]

   La estrategia del CNE para desanimar y apabullar a los electores opositores es un tanto perversa, porque no han tomado una sola medida que uno pueda considerar medianamente ecuánime, olvídese usted que favorezca al sector opositor: todas arriman hacia el lado oficialista.

   El Nuevo País hoy titula: “Más ventajas para el PSUV”. El CNE aprobó el voto entubado para las próximas elecciones, lo cual favorece a un chavismo que no juega tranquilo si Chávez no es el candidato.

   Esa es la última: el voto “entubado”. Este es el gran titular en el diario Últimas Noticias. También en el diario El Nacional: CNE aprobó botón en boleta que permite “entubar votos”. La decisión tomada por la mayoría del organismo electoral, con la excepción del rector Vicente Díaz, facilita votar de una vez por gobernador y diputados a consejos legislativos de la misma alianza política.

   Vicente Díaz sostuvo que la medida cohíbe al elector que desea escoger a un gobernante de una tendencia y a legisladores de otra. Anunció que la próxima semana pedirá formalmente la eliminación de la estación electoral, por ser innecesaria.

   Como les decía, ni una sola de las medidas pareciera estar marcada por la sensatez y la ecuanimidad. En esa tónica, viene el editorial de hoy de Laureano Márquez, en la primera página del diario Tal Cual. Lejos del humor que promete -“humor en serio”- el artículo de hoy es muy serio, furioso diría yo, y lo suscribo plenamente. “¡Auxilio Socorro!” es el título, y la Socorro que está aquí es Socorro Hernández, quien destaca un dedo índice -ha podido ser el medio- con una franela del PSUV. Leamos a Laureano:

  Verdaderamente, nosotros somos un país de comiquita. El CNE decide migrar un grupo de electores oficialistas fuera del lapso en que la ley y los reglamentos lo permiten y encima modificar el tarjetón violentando la norma que lo impide, para incluir a un candidato que no estaba en el programa y no hay institución que diga “esta boca es mía”. Qué lecturas podemos darle a esto:

• La primera y más sociológica es que la ley en Venezuela es solo para los bolsas. Que cada vez que obedezco una norma en Venezuela demuestro que soy un pobre pendejo que no tiene los recursos, la influencia o el poder para usar la norma con el fin de higienizar con ella el sitio por donde se descome. Que mal esta un país cuando los funcionarios violan la ley de manera abierta, pública y notoria, sin que ninguna institución del país se mueva un dedo para impedirlo. ¿Es esto lo que tú quieres que continúe? ¿Es esto correcto?

• La segunda es el efecto desmoralizador que se pretende crear. Ese “sí, ¿y qué?” tan nuestro, tan auténticamente nuestro y cotidiano. Es el “me sale del forro” ontológico, olímpico con el que todo el que puede o tiene poder para ello, pisotea el derecho ajeno, usado para medir con raseros distintos, para cambiar el reglamento a mitad del juego. Definitivamente el CNE tiene interés en que se pierda el entusiasmo por votar, de que uno crea que es peor de lo que efectivamente es. Una razón adicional para votar: quieren hacernos desistir y por algo será.

• La tercera la noción de “relativismo jurídico” que impera. La rectora nos informa lo siguiente: “Del análisis de la actuación (del CNE) no se desprende ningún hecho ilícito. . Los 108 casos son excepcionales y de ninguna manera es la regla, los 108 casos, en un universo electoral de más de 17 millones representan incidencia alguna. Eso es insignificante. Representa 0,006% de los electores. (…) Eso no decide ni cambia alguna elección”. Entonces según este principio, el homicida que asesinó a un médico esta semana en su consultorio, no tendría por qué ir preso porque el asesinó al 0, 000003333 del total de la población, mucho menos incluso que el 0,006. ¿Se trata de un homicidio significativo? ¿Qué pensarán sus familiares? Cómo es eso de que se puede medio violar la norma, porque son casos excepcionales. Ciertamente, la estrofa menos veraz y oportuna de nuestro himno es la que dice: “la ley respetando, la virtud y el honor”.

  Todo lo señalado configura una sensación de abandono de la que brota un grito de: “¡oohh! ¿ y ahora quién podrá defendernos?” El mismo grito del 99 cuando apareció un Chapulín Colorado que terminó empeorando la vaina. Sin embargo, no soy pesimista. Algún día Venezuela cambiará y hombres de bien, con sentido de justicia y respeto conducirán nuestras instituciones, gente de verdadera estatura moral que despierte admiración y respeto y no pena ajena. No me importa si es este siglo o el que viene, seguiré luchando y votando. Porque, con todo y lo maltrecho que está, la del voto es la única institución que sobrevive.

   Así las cosas.

[post_title] => La estrategia perversa y la rabia de Laureano [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => la-estrategia-perversa-y-la-rabia-de-laureano [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2012-11-02 15:54:04 [post_modified_gmt] => 2012-11-02 15:54:04 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://cesarmiguelrondon.com/?p=6968 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 1 [filter] => raw )

One Response to “La estrategia perversa y la rabia de Laureano”


si seguimos pensando en pajaritos preñados……………. ya nacieron! algún día nada es ahora o nunca! los dirigentes tienen q apretarse el cinturón y echar pa lante no juegue! hasta cuando …. algún día, ya veremos…., nojoda!

Dejar un comentario


error: Content is protected !!