Militares vs civiles

publicado el 5/11/14 por Ana Forero en Editoriales Etiquetas:, ,

   ¿Por qué los militares, que son una porción tan pequeña de la población, sí? ¿Por qué los civiles que son la abrumadora mayoría de la población, no? Evidentemente, estamos hablando del incremento salrial. El gobierno entendió que esto ha creado un desequilibrio importante, y decidió corregir la medida. ¡Pero vaya manera! A los militares 45% de aumento, a los civiles 15%. Hoy El Nuevo País titula: “Peligrosa medida el aumento dispar. Privilegiar a los militares sobre los civiles en el aumento de sueldos y salarios, divide a los venezolanos justo cuando más unidos debemos estar para emprender la reconstrucción de la patria”.

  Para el gobierno, sin embargo, la situación es positiva. En El Correo del Orinoco se cita al vicepresidente Jorge Arreaza afirmando: “Con el último aumento el salario se coloca por encima de la inflación”. ¿Cómo llegan a esta conclusión Arreaza y el Ministro de Planificación Ricardo Menendez? “Este año el salario se ha incrementado un 64,5%, y si se suma el ticket alimentación el aumento está por encima del 68%.” Esas son las cuentas de Jorge Arreaza.

  El Ministro del Trabajo, Jesús Martínez, citado en El Mundo: “El alza del salario minimo busca distribuir la riqueza”. Uno no sabe si se trata de una ironía o de pésimo sentido del humor. ¿Cuál riqueza está distribuyendo usted, ministro? ¿De cuánta plata estamos hablando? El Nacional nos dice: “Aumento salarial diario alcanza para pan sobado. La mejora en 15% del salario mínimo anunciada por el Presidente Nicolás Maduro fue ayer tema recurrente de conversación en la calle y en las redes sociales. De 4.215 bolívares pasará a ganar, a partir del 1º de diciembre, 4.888,65 bolívares, lo que se traduce entonces en un incremento diario de 21 bolívares”. Aquí nos informan qué puede usted comprar con 21 bolívares: un pan sobado que cuesta Bs. 18; un cuarto de litro de jugo que cuesta Bs. 15; un pasaje ida y vuelta de una camioneta que cuesta Bs. 17. Y usted no puede comprar con este aumento un refresco de lata que cuesta Bs. 35 bolívares, o un café pequeño está en 25 bolívares. Tampoco puede comprar una empanada de queso que cuesta Bs. 25.

  A todas estas, el gran titular del diario Vea se lo lleva el Presidente de la República, Nicolás Maduro, quien afirma: “Tenemos que avanzar en la nueva identidad y en la nueva conciencia socialista”; o lo que eso quiera decir.



WP_Post Object
(
    [ID] => 25701
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2014-11-05 11:25:42
    [post_date_gmt] => 2014-11-05 15:55:42
    [post_content] => [sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/militares-vs-civiles[/sonido]

   ¿Por qué los militares, que son una porción tan pequeña de la población, sí? ¿Por qué los civiles que son la abrumadora mayoría de la población, no? Evidentemente, estamos hablando del incremento salrial. El gobierno entendió que esto ha creado un desequilibrio importante, y decidió corregir la medida. ¡Pero vaya manera! A los militares 45% de aumento, a los civiles 15%. Hoy El Nuevo País titula: “Peligrosa medida el aumento dispar. Privilegiar a los militares sobre los civiles en el aumento de sueldos y salarios, divide a los venezolanos justo cuando más unidos debemos estar para emprender la reconstrucción de la patria”.

  Para el gobierno, sin embargo, la situación es positiva. En El Correo del Orinoco se cita al vicepresidente Jorge Arreaza afirmando: “Con el último aumento el salario se coloca por encima de la inflación”. ¿Cómo llegan a esta conclusión Arreaza y el Ministro de Planificación Ricardo Menendez? “Este año el salario se ha incrementado un 64,5%, y si se suma el ticket alimentación el aumento está por encima del 68%.” Esas son las cuentas de Jorge Arreaza.

  El Ministro del Trabajo, Jesús Martínez, citado en El Mundo: “El alza del salario minimo busca distribuir la riqueza”. Uno no sabe si se trata de una ironía o de pésimo sentido del humor. ¿Cuál riqueza está distribuyendo usted, ministro? ¿De cuánta plata estamos hablando? El Nacional nos dice: “Aumento salarial diario alcanza para pan sobado. La mejora en 15% del salario mínimo anunciada por el Presidente Nicolás Maduro fue ayer tema recurrente de conversación en la calle y en las redes sociales. De 4.215 bolívares pasará a ganar, a partir del 1º de diciembre, 4.888,65 bolívares, lo que se traduce entonces en un incremento diario de 21 bolívares”. Aquí nos informan qué puede usted comprar con 21 bolívares: un pan sobado que cuesta Bs. 18; un cuarto de litro de jugo que cuesta Bs. 15; un pasaje ida y vuelta de una camioneta que cuesta Bs. 17. Y usted no puede comprar con este aumento un refresco de lata que cuesta Bs. 35 bolívares, o un café pequeño está en 25 bolívares. Tampoco puede comprar una empanada de queso que cuesta Bs. 25.

  A todas estas, el gran titular del diario Vea se lo lleva el Presidente de la República, Nicolás Maduro, quien afirma: “Tenemos que avanzar en la nueva identidad y en la nueva conciencia socialista”; o lo que eso quiera decir.

[post_title] => Militares vs civiles [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => militares-vs-civiles [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2014-11-05 11:25:42 [post_modified_gmt] => 2014-11-05 15:55:42 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=25701 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw )

Dejar un comentario


error: Content is protected !!