Presidente sin rostro

publicado el 22/05/12 por Laura Rodriguez en Editoriales

Play presidente-sin-rostro

  El editorial de hoy de Tal Cual, firmado por Teodoro Petkoff, trae como título una pregunta, por demás pertinente: “¿Debe Chávez ser candidato?”.

  Leemos un párrafo del editorial: ¿Debe una persona padeciendo de un cáncer, hasta donde se presume grave, enfermedad con un elevado índice de letalidad, ser postulada para ocupar la primera magistratura del país? Peor aún, ¿debe esa misma persona, que se ha negado a revelar los detalles de su mal, hasta el punto de que en el país existe, incluso, un porcentaje de gente que duda de que sea verdad lo de la enfermedad, inscribirse sin que los venezolanos de todas las pintas políticas sepan cuál es el verdadero estado de salud de alguien que en teoría podría ser Presidente? Tal cosa, para decirlo con toda propiedad, constituiría un acto de irresponsabilidad para con el país de una colosal desmesura.

  Ayer, el Presidente de la  República intervino en una rueda de prensa. Es cierto, dijo algunas cosas importantes. Reveló, por ejemplo, que sí había negociado con los “pranes”. Así habrá llegado el poder de unos delincuentes en el país, que unos “pranes”, unos malandros líderes de otros malandros presos, que han puesto en jaque al país, sólo terminan saliendo cuando el Presidente de la República termina negociando con ellos. Ese es el Estado que hemos tenido. De manera tal que no fue mérito de la señora Verela, tampoco mérito de Diosdado Cabello, por más que apantalló e hizo parecer lo contrario. La Planta, por lo visto, se soluciona, según su propia revelación, porque Hugo Chávez “negocia” con los pranes.

  Por otra parte, el Presidente decide no responderle a Uribe, y, marcando una distancia de 180 grados con lo que ha sido la posición tradicional de su Gobierno, dice: “No nos inmiscuimos en problemas ajenos”; y  le garantiza al Presidente Santos que no entrará la guerrilla en el país.

  Decimos 180 grados de distancia porque recordarán ustedes que, temprano en el poder, el Presidente dijo: “Ante el problema de Colombia, somos neutrales”. Con lo cual le daba beligerancia total  a las guerrillas de las FARC.

  Además, Chavéz mencionó ayer que sí estaba trabajando, que había aprobado créditos por esto, por lo otro. Pero el detalle está en que el Presidente no salió, no dio la cara. La declaración la da a través de una llamada telefónica. En tiempos de alta tecnología, de internet, de Skype, en tiempos donde prácticamente, en el teléfono, en el  móvil, usted puede ver todo tipo de imágenes y videos, al Presidente de la República no podía vérsele.

  ¿Por qué lo ocultan? ¿Por qué se esconde una persona que hasta ayer era omnipresente, que estaba prácticamente a toda hora en nuestros hogares?

  Sospecha uno que quizás la salud del Presidente no está también como él la pregona. Porque ahora dice que “no se siente como un caballo sino como un búfalo”. ¡Caray!

  Por ello, la pregunta de Tal Cual es pertinente: ¿Debe Chávez ser candidato? ¿Está realmente en condiciones no sólo de ser candidato sino, eventualmente, Presidente de la República?

  De allí que el oficialismo se aferre a las encuestas. Porque en todas ellas, compradas o no, dicen: “Chávez le gana a Capriles”. ¿Pero y si Chávez no es el candidato? Parece que, entonces, Capriles le ganaría a cualquier otro eventual sucesor.

  Ahí está el detalle, Poleo.



WP_Post Object
(
    [ID] => 3038
    [post_author] => 4
    [post_date] => 2012-05-22 17:12:01
    [post_date_gmt] => 2012-05-22 17:12:01
    [post_content] => [vc_separator] [mp3t play="Play" track="[email protected]"] [vc_separator]

  El editorial de hoy de Tal Cual, firmado por Teodoro Petkoff, trae como título una pregunta, por demás pertinente: “¿Debe Chávez ser candidato?”.

  Leemos un párrafo del editorial: ¿Debe una persona padeciendo de un cáncer, hasta donde se presume grave, enfermedad con un elevado índice de letalidad, ser postulada para ocupar la primera magistratura del país? Peor aún, ¿debe esa misma persona, que se ha negado a revelar los detalles de su mal, hasta el punto de que en el país existe, incluso, un porcentaje de gente que duda de que sea verdad lo de la enfermedad, inscribirse sin que los venezolanos de todas las pintas políticas sepan cuál es el verdadero estado de salud de alguien que en teoría podría ser Presidente? Tal cosa, para decirlo con toda propiedad, constituiría un acto de irresponsabilidad para con el país de una colosal desmesura.

  Ayer, el Presidente de la  República intervino en una rueda de prensa. Es cierto, dijo algunas cosas importantes. Reveló, por ejemplo, que sí había negociado con los “pranes”. Así habrá llegado el poder de unos delincuentes en el país, que unos “pranes”, unos malandros líderes de otros malandros presos, que han puesto en jaque al país, sólo terminan saliendo cuando el Presidente de la República termina negociando con ellos. Ese es el Estado que hemos tenido. De manera tal que no fue mérito de la señora Verela, tampoco mérito de Diosdado Cabello, por más que apantalló e hizo parecer lo contrario. La Planta, por lo visto, se soluciona, según su propia revelación, porque Hugo Chávez “negocia” con los pranes.

  Por otra parte, el Presidente decide no responderle a Uribe, y, marcando una distancia de 180 grados con lo que ha sido la posición tradicional de su Gobierno, dice: “No nos inmiscuimos en problemas ajenos”; y  le garantiza al Presidente Santos que no entrará la guerrilla en el país.

  Decimos 180 grados de distancia porque recordarán ustedes que, temprano en el poder, el Presidente dijo: “Ante el problema de Colombia, somos neutrales”. Con lo cual le daba beligerancia total  a las guerrillas de las FARC.

  Además, Chavéz mencionó ayer que sí estaba trabajando, que había aprobado créditos por esto, por lo otro. Pero el detalle está en que el Presidente no salió, no dio la cara. La declaración la da a través de una llamada telefónica. En tiempos de alta tecnología, de internet, de Skype, en tiempos donde prácticamente, en el teléfono, en el  móvil, usted puede ver todo tipo de imágenes y videos, al Presidente de la República no podía vérsele.

  ¿Por qué lo ocultan? ¿Por qué se esconde una persona que hasta ayer era omnipresente, que estaba prácticamente a toda hora en nuestros hogares?

  Sospecha uno que quizás la salud del Presidente no está también como él la pregona. Porque ahora dice que “no se siente como un caballo sino como un búfalo”. ¡Caray!

  Por ello, la pregunta de Tal Cual es pertinente: ¿Debe Chávez ser candidato? ¿Está realmente en condiciones no sólo de ser candidato sino, eventualmente, Presidente de la República?

  De allí que el oficialismo se aferre a las encuestas. Porque en todas ellas, compradas o no, dicen: “Chávez le gana a Capriles”. ¿Pero y si Chávez no es el candidato? Parece que, entonces, Capriles le ganaría a cualquier otro eventual sucesor.

  Ahí está el detalle, Poleo.

[post_title] => Presidente sin rostro [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => presidente-sin-rostro [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2012-05-22 17:12:01 [post_modified_gmt] => 2012-05-22 17:12:01 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://cesarmiguelrondon.com/?p=3038 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 2 [filter] => raw )

2 Responses to “Presidente sin rostro”


Ana Allegri
22 mayo, 2012 Responder

No solo hay que preguntar si Chávez debe ser candidato, también hay que preguntarse si debe seguir siendo presidente y hasta cuando vamos a permitir que gobierne vía twiter, telefono etc… Y que bueno que mencionas a Poleo, muy desubicado….así mismo fueron sus comentarios durante el proceso de las primarias. Hay que decirle que con amigos como él, no se necesitan enemigos.

Edelis Chamoo
22 mayo, 2012 Responder

Esto es insólito!! Sólo sucede en Venezuela! Porque los presidentes de otros países que tienen o han padecido cáncer lo aceptan e informan al pueblo con honestidad las condiciones reales !al menos así parece) en que se encuentran! Tanto misterio es lo que hace dudar de la realidad o la falsedad de la enfermedad, y todo se diluye en opinar barbaridades que han convertido a nuestra Patria en un paíis SÚPER ESTRESADO!!

Dejar un comentario


error: Content is protected !!