La gran estafa – Soledad Morillo Belloso

publicado el 28/04/16 por Ana Forero en El espacio de mis amigos Etiquetas:, , , ,

Por: Soledad Morillo Belloso

Nos pasan tantas cosas malas que nos resulta difícil llevarles lamk9HMijk_400x400 cuenta. Pero hagamos memoria.

Cuando Chávez fue reelegido, debía juramentarse. Estaba muy enfermo y, por increíble que resulte, se argumentó que como él ya se había juramentado no era necesario que jurara de nuevo. Maduro quedó como encargado de la presidencia, dada la falta temporal de Chávez por enfermedad. A su muerte, como ello constituye falta absoluta, el VP, es decir, Maduro, asumió la presidencia. Pero como la falta absoluta se produjo antes de los cuatro años del mandato, fue necesario convocar a elecciones presidenciales. Así se hizo y Maduro “ganó” ese proceso electoral. La toma de posesión de su mandato, su juramentacion, ocurrió el 19 de abril de 2013.

La Constitución marca que la toma de posesión debe ocurrir el 10 de enero. Pero también dice que el periodo presidencial es de 6 años. No aclara taxativamente cuál prela. Si se cuenta que el periodo de Maduro comenzó en enero y no en abril, entonces se le estaría tasajeando meses de mandato propio a Maduro. Y el derecho a revocarlo nació en enero y no recién en abril. Eso contraría lo que Tibisay dijo.

Cuando Maduro juró en abril de 2016 ni el TSJ ni la AN dijo que ese mandato venceri en enero de 2016. Tampoco lo dijo el CNE.

Ahora conviene decir que es en enero. Conviene porque,  si le dan largas a todo, podrían, con la venia de la oficina judicial del gobierno (el TSJ), hacer que el revocatorio ocurra en enero para forzar así que queden dos años de mandato y éste sea completado por el VP en ejercicio, por ahora Aristóbulo Istúriz.

Si a ver vamos, la oficina judicial del gobierno (el TSJ) y la oficina electoral del gobierno (el CNE) pueden convertir a Cilia en Miss Venezuela.

Pero la jugarreta maléfica, la maroma perversa, la tremenda cabra de dejar apenas lunes y martes como días laborables en el sector público, para que así los tiempos convengan para así lograr mandar para enero de 2017 el revocatorio es una prominente estafa al pueblo. Y es en los hechos un golpe de estado. Un autogolpe del gobierno.

¿Lo van a ejecutar? ¿De veras lo vamos a permitir? ¿Seremos tan idiotas? ¿Nos convertiremos en sumisos súbditos del Reino Rojito de Venezuela? ¿Le pondrán la corona a un VP que ni tan siquiera tiene legitimidad electoral?

[email protected]com
@solmorillob



WP_Post Object
(
    [ID] => 37151
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2016-04-28 06:33:22
    [post_date_gmt] => 2016-04-28 11:03:22
    [post_content] => 

Por: Soledad Morillo Belloso

Nos pasan tantas cosas malas que nos resulta difícil llevarles lamk9HMijk_400x400 cuenta. Pero hagamos memoria.

Cuando Chávez fue reelegido, debía juramentarse. Estaba muy enfermo y, por increíble que resulte, se argumentó que como él ya se había juramentado no era necesario que jurara de nuevo. Maduro quedó como encargado de la presidencia, dada la falta temporal de Chávez por enfermedad. A su muerte, como ello constituye falta absoluta, el VP, es decir, Maduro, asumió la presidencia. Pero como la falta absoluta se produjo antes de los cuatro años del mandato, fue necesario convocar a elecciones presidenciales. Así se hizo y Maduro "ganó" ese proceso electoral. La toma de posesión de su mandato, su juramentacion, ocurrió el 19 de abril de 2013.

La Constitución marca que la toma de posesión debe ocurrir el 10 de enero. Pero también dice que el periodo presidencial es de 6 años. No aclara taxativamente cuál prela. Si se cuenta que el periodo de Maduro comenzó en enero y no en abril, entonces se le estaría tasajeando meses de mandato propio a Maduro. Y el derecho a revocarlo nació en enero y no recién en abril. Eso contraría lo que Tibisay dijo.

Cuando Maduro juró en abril de 2016 ni el TSJ ni la AN dijo que ese mandato venceri en enero de 2016. Tampoco lo dijo el CNE.

Ahora conviene decir que es en enero. Conviene porque,  si le dan largas a todo, podrían, con la venia de la oficina judicial del gobierno (el TSJ), hacer que el revocatorio ocurra en enero para forzar así que queden dos años de mandato y éste sea completado por el VP en ejercicio, por ahora Aristóbulo Istúriz.

Si a ver vamos, la oficina judicial del gobierno (el TSJ) y la oficina electoral del gobierno (el CNE) pueden convertir a Cilia en Miss Venezuela.

Pero la jugarreta maléfica, la maroma perversa, la tremenda cabra de dejar apenas lunes y martes como días laborables en el sector público, para que así los tiempos convengan para así lograr mandar para enero de 2017 el revocatorio es una prominente estafa al pueblo. Y es en los hechos un golpe de estado. Un autogolpe del gobierno.

¿Lo van a ejecutar? ¿De veras lo vamos a permitir? ¿Seremos tan idiotas? ¿Nos convertiremos en sumisos súbditos del Reino Rojito de Venezuela? ¿Le pondrán la corona a un VP que ni tan siquiera tiene legitimidad electoral?

[email protected]com @solmorillob

[post_title] => La gran estafa - Soledad Morillo Belloso [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => la-gran-estafa-soledad-morillo-belloso [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-04-27 19:59:04 [post_modified_gmt] => 2016-04-28 00:29:04 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=37151 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw )

Dejar un comentario


error: Content is protected !!