Vivir para no contarla-Maria Alesia Sosa

publicado el 8/04/14 por Ana Forero en El espacio de mis amigos Etiquetas:, ,
Por: Maria Alesia Sosa
Dos amigos, Gustavo y Luis Daniel, salen un sábado a montar bicicleta.Maria Normal. Los secuestran. Normal. Los matan. Normal ¿Quién cuenta lo que pasó? Nadie, porque los mataron.
García Márquez tiene un libro que se llama ‘Vivir para contarla’, es el primero de tres volúmenes de relatos autobiográficos. Supongo que García Márquez ha vivido cosas insólitas, interensantísimas, difíciles, emocionantes, terribles. Y supongo que cree que vale la pena contarlas.
Para nosotros, los venezolanos, la realidad de García Márquez es algo como de cuento, es como sus libros, es como Macondo, es realismo mágico, es algo que no conocemos. Y nos preguntamos con estupor, ¿hay todavía gente en el mundo que vive para contarla? Y nos impresionamos de que eso nos impresione.
Los venezolanos podríamos cambiarle el título al libro: ‘La suerte de vivir para contarla’. Porque aquí en Venezuela, vivimos cosas insólitas, interensantísimas, difíciles, emocionantes, terribles, pero es casi un sueño imposible, vivir para contarlas.
Me entero de los asesinatos de Gustavo y Luis Daniel, los dos amigos que salieron a montar bicicleta, justo el día que se cumplen tres meses del asesinato de Mónica Spear y Thomas Berry, otros dos que no pudieron contar lo que pasó, porque los mataron. Gustavo y Luis Daniel, tienen dos hijos cada uno, en edades muy parecidas a la de Maya, la hija de Mónica Spear.
¿Quién le va a contar a los hijos de Gustavo y Luis Daniel los paseos que hacían sus papás en bicicleta? ¿Quién le va a contar a Maya, que su mamá amaba Venezuela y quería ir con ella a recorrerla toda? ¿Quién le dice a los hijos de Gustavo y Luis Daniel, que a pesar de todo, sus papás estaban aquí apostando por este país? (Porque seguir aquí ya es apostar) ¿Quién le cuenta a Maya que su mamá un día fue la mujer más linda de Venezuela y que casi casi la más linda del universo? ¿Quién le cuenta a los hijos de Gustavo y Luis Daniel los viajes a la playa, los chistes y las tremenduras con los amigos que hicieron sus papás? ¿Quién le cuenta a Maya que su mamá y su papá estaban enamorándose otra vez? Nadie. Porque a Mónica, a Henry, a Gustavo y a Luis Daniel, los mataron. Porque en Venezuela se viven cosas alucinantes, impresionantes, insólitas, pero aquí, se vive para no contarla. Normal.


WP_Post Object
(
    [ID] => 20543
    [post_author] => 8
    [post_date] => 2014-04-08 09:30:38
    [post_date_gmt] => 2014-04-08 09:30:38
    [post_content] => 
Por: Maria Alesia Sosa
Dos amigos, Gustavo y Luis Daniel, salen un sábado a montar bicicleta.Maria Normal. Los secuestran. Normal. Los matan. Normal ¿Quién cuenta lo que pasó? Nadie, porque los mataron.
García Márquez tiene un libro que se llama ‘Vivir para contarla’, es el primero de tres volúmenes de relatos autobiográficos. Supongo que García Márquez ha vivido cosas insólitas, interensantísimas, difíciles, emocionantes, terribles. Y supongo que cree que vale la pena contarlas.
Para nosotros, los venezolanos, la realidad de García Márquez es algo como de cuento, es como sus libros, es como Macondo, es realismo mágico, es algo que no conocemos. Y nos preguntamos con estupor, ¿hay todavía gente en el mundo que vive para contarla? Y nos impresionamos de que eso nos impresione.
Los venezolanos podríamos cambiarle el título al libro: ‘La suerte de vivir para contarla’. Porque aquí en Venezuela, vivimos cosas insólitas, interensantísimas, difíciles, emocionantes, terribles, pero es casi un sueño imposible, vivir para contarlas.
Me entero de los asesinatos de Gustavo y Luis Daniel, los dos amigos que salieron a montar bicicleta, justo el día que se cumplen tres meses del asesinato de Mónica Spear y Thomas Berry, otros dos que no pudieron contar lo que pasó, porque los mataron. Gustavo y Luis Daniel, tienen dos hijos cada uno, en edades muy parecidas a la de Maya, la hija de Mónica Spear.
¿Quién le va a contar a los hijos de Gustavo y Luis Daniel los paseos que hacían sus papás en bicicleta? ¿Quién le va a contar a Maya, que su mamá amaba Venezuela y quería ir con ella a recorrerla toda? ¿Quién le dice a los hijos de Gustavo y Luis Daniel, que a pesar de todo, sus papás estaban aquí apostando por este país? (Porque seguir aquí ya es apostar) ¿Quién le cuenta a Maya que su mamá un día fue la mujer más linda de Venezuela y que casi casi la más linda del universo? ¿Quién le cuenta a los hijos de Gustavo y Luis Daniel los viajes a la playa, los chistes y las tremenduras con los amigos que hicieron sus papás? ¿Quién le cuenta a Maya que su mamá y su papá estaban enamorándose otra vez? Nadie. Porque a Mónica, a Henry, a Gustavo y a Luis Daniel, los mataron. Porque en Venezuela se viven cosas alucinantes, impresionantes, insólitas, pero aquí, se vive para no contarla. Normal.
[post_title] => Vivir para no contarla-Maria Alesia Sosa [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => vivir-para-no-contarla-maria-alesia-sosa [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2014-04-07 23:12:09 [post_modified_gmt] => 2014-04-07 23:12:09 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => http://www.cesarmiguelrondon.com/?p=20543 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 1 [filter] => raw )

One Response to “Vivir para no contarla-Maria Alesia Sosa”


douglascolmenarez
8 abril, 2014 Responder

La verda siento mucho dolor y pena ber como matan, a gente buena gente trabajadora enprenderora q inpotencia.

Dejar un comentario


error: Content is protected !!