Willie Mays, en todas las discusiones – Mari Montes

Willie Mays, en todas las discusiones - Mari Montes
Fotografía de William C. Greene

Publicado en: Prodavinci

Por: Mari Montes

Mari Montes¿Lo discutimos? ¿Es Willie Mays el mejor pelotero de la historia? ¿En que puesto está en las listas? Porque lo que sí no tiene discusión, es que está en todas las listas.

Para muchos es el mejor, por ejemplo decía Ted Williams: “Los Juegos de Estrellas se inventaron para Willie Mays”.

Para el periodista deportivo Harry Jupiter, The San Francisco Chronicle: “Ningún libro de récords refleja la concentración, determinación, perseverancia o habilidad. Como jugador, Willie Mays nunca pudo ser capturado por simples estadísticas».

Debutó en las Mayores el 25 de mayo de 1951, con veinte años recién cumplidos. Llegó con la experiencia profesional ganada desde los dieciséis años de edad, cuando inició su carrera con los Barones de Birmingham, equipo de la Negro American League.

Desde los primeros desafíos demostró habilidades para permanecer en las Grandes Ligas, en tiempos en los que los jugadores afroamericanos aún enfrentaban episodios de racismo y discriminación. Mays supo sobreponerse a todo eso, jugando con niveles de excelencia por encima del promedio.

Por siempre se discutirá sobre si es  Mays el mejor jugador de todos los tiempos. Su nombre es citado junto con Babe Ruth, Ty Cobb, Lou Gehrig, Ted Williams, Roberto Clemente, Mickey Mantle o Ken Griffey Jr, cuando el debate es sobre los mejores bateadores, pero cuando se habla del pelotero más completo, el que podía hacerlo todo: batear, fildear, correr las bases y ejecutar los fundamentos del juego con genialidad superior, el nombre de Willie Mays adquiere categoría de sobresaliente, como Cobb o Clemente.

Cuando alguien se “hace el loco”, se dice que se “Se hace el Willie Mays”. La explicación  que tiene más fuerza es la habilidad que tenía para robar bases cuando nadie lo esperaba.

En la película “Manhattan”, de Woody Allen (a quien hasta entonces no imaginábamos muy pendiente de un juego de beisbol), aparece el nombre de Willie Mays.

El alter ego del cineasta, Isaac Davis, reflexiona: “¿Por qué vale la pena vivir? Esa es una buena pregunta. Bueno, hay varias cosas que creo que hacen que valga la pena. Eeeh, ¿como cuales?… Bien, para mí, yo diría Groucho Marx, por nombrar alguna,  Willie Mays, el segundo movimiento de la sinfonía ‘Júpiter’ de Mozart, Louis Armstrong y su grabación de ‘Potatohead Blues’, las películas suecas, naturalmente, ‘La educación Sentimental’ de Flaubert, Marlon Brando, Frank Sinatra, esas increíbles manzanas y peras de Cézanne, y los cangrejos de Sam Wo’s”

Cuando se habla del jonrón más impresionante que se ha conectado en nuestro estadio Universitario de Caracas, algún testigo recuerda a Willie Mays.

Se dice que aún no ha caído la pelota. Ocurrió en la Serie del Caribe de 1955 y se lo dio a Ramón Monzant, lanzador de los Navegantes del Magallanes, con el juego empatado a dos carreras en el inning once y con Roberto Clemente abordo. Santurce ganó cuatro a dos.

De esa VII Serie del Caribe se hizo inolvidable un batazo que bañó a Earl Rapp, jardinero izquierdo del Almendares de Cuba. Con Roberto Clemente  en primera, Mays voló por las bases de forma impresionante. Según describe el cronista cubano Andrés Pascual, “‘Say Hey Kid’ se deslizó en home, casi encima de Roberto Clemente, que era un gran corredor, y se calcula que dio la vuelta al cuadro  en menos de 12 segundos, para concretar jonrón dentro del terreno”.

También aparece el nombre de Willie Mays cuando se discute la mejor atrapada de la historia. El video circula con frecuencia y revive la discusión sobre si debe ser la número uno, trascendió como “The Catch”. De esa jugada opinó el propio Mays una de las tantas veces que ha sido interrogado sobre ella: “La gente habla de ‘La captura’, lo he dicho muchas veces, hice mejores atrapadas que esa muchas veces en la temporada regular, pero en mis tiempos, no había mucha televisión durante la temporada regular. Mucha gente no me vio hacer un montón de cosas.”

Entre mis mejores recuerdos de los cuentos de Alfonso “Chico” Carrasquel,  regresa el nombre de Willie Mays. Lo he contado otras veces. Fue en un juego en el que Mays se embasó por doblete. Alfonso cubría el short stop y el mexicano Beto Ávila la segunda base,  así que la comunicación era en español. “Chico”, con el humor que no perdía nunca, le dijo al camarero: “¡Bueno, Beto, vamos a sacar out a este maricón!”

La sorpresa fue grande para los dos, cuando con su

característica voz, Willie Mays le gritó, tambien en español: “¡Hey, Chico, mi no maricón, Ok?” El “Cuentacuentos” del campo corto imitaba su tono y yo moría de la risa. Era una de sus historias favoritas.

Nació el 6 de mayo de 1931, el mundo del béisbol celebra sus 89 años.

Fresco Thompson (ex segunda base y ejecutivo de los Dodgers al momento de la cita),  dejó para la historia esta descripción en una frase: “Willie Mays y su guante, donde los triples van a morir”.

 

 

 

 

Referencias

Baseball Almanac

https://sabr.org/search/node/Willie%20Mays

https://beisbol007.blogia.com/2011/020602-un-corring-suicida-y-espectacular-de-willie-mays.php

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *