Los grandes de la flauta: Richard Egües y José Fajardo

Richard Egües y José Fajardo
Richard Egües y José Fajardo
José Fajrado y Richard Egües

  La flauta cubana es la que se define y  caracteriza de esos pitazos altísimos que marcara Richard Egües con la orquesta Aragón. En el tiempo de oro de Richard en la orquesta Aragón solo le hacía sombra su gran rival, José Fajardo.

  Mucho se ha dicho, mucho se ha escrito y mucho más se podría escribir sobre esa rivalidad de leyenda, casi un duelo del oeste americano, en esos dos grandes flautista: Richard y el gran José Fajardo. No pierda usted el tiempo de cuál fue el mejor, preferible, guarde los discos.

Etiquetas:

1 comment

  1. Para hacer este tipo de articulo no solo se debe dominar el arte periodistico sino la musica , comcretamente la flautistica cubana . Fajardo no solo escribia sus improvisaciones en la partitura de cada tema por tanto el nivel de improvisacion es directo y pautado ademas que lo hacia en una tonalidad muy comoda Do Mayor . Como pueden ver en la foto , dominaba la flauta de madera de 5 lliaves o francesa teniendo limitaciones con la flauta de sistema por no tener una formacion clasica de conservatorio , ni incurcional la musica culta o clasica , como fue el caso de Richard . Como dato curioso y personal fueron grandes amigo e incluso Fajardo tuvo una hija con una hermana de Richard . Pero no puede quedar duda en la flutistica cubana , existe un antes y un despues de Richard Egues como lo dijera el Maestro Jose Loyola Fernandez en su ultimo libro titulado La charanga y sus maravillas. En la esfera mundial Richard logro ubicarse dentro de los 5 grandes flautista del mundo como lo destaca la prestijiosa Revista The Bristish Flute Society y en el año 2007 la destacada fabrica de instrumento de vientos ORPHEUS saca al mescado Orpheus Model Flute Richard Egues .Espero que mi comentario aclare cualquier duda sobre la figura del Maestro Richard Egues y le agradesco con todo respeto a Cesar Miguel Rondo por recordar resapetuosamente a mi padre Richard Egues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *