Spellbound – Coleman Hawkins.

Portada del disco
Portada del disco
Portada del disco

  Esta semana vamos a navegar con ese gran saxofonista de los 40’ y 50’ como lo fue  Coleman Hawkins. Y el saxofonista tenía su saxo tenor pero le sacaba notas muy graves, un saxo pesado, en algunos casos sonaba más cercano a un barítono. Y además, en medio de esto lo tocaba con una suavidad. Era de repente el susurro, y ya que era tan pesado, permítanme la metáfora, era algo asi como el susurro de una gandola. Había mucha ternura en esto, aunque no lo crean. Spellbound es un buen ejemplo.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *