En el largo mientras tanto…

  Ayer comentábamos que era una buena señal la reunión del Ministro de Interior Justicia y Paz con el Gobernador  de Miranda y los Alcaldes de la Gran Caracas, para abordar el tema de la inseguridad y establecer medidas conjuntas. De esa reunión surgió la división del territorio en cuadrantes con todos los cuerpos policiales trabajando mancomunadamente. Un primer paso que, dicen los expertos, va en sentido positivo. Pero mientras las soluciones parecen venir muy lentas, frenadas quizá por exceso de burocracia, porque no hay una estructura lubricada luego de tantos años de parálisis, de inercia y de haberle dado la espalda a la realidad, esas medidas –insisto- le llegan esa misma realidad con retraso, de manera terrible.

  Anoche el twitter estalla dando voces de alarma por una balacera en plena autopista Francisco Fajardo; como en las películas, decían algunos. ¿Qué ocurrió? Esta nota la leo de la página web de Últimas Noticias, porque la información no dio tiempo para ser publicada en los diarios. “Dos muertos deja tiroteo en la Francisco Fajardo. En la noche de este martes se conoció que dos personas resultaron muertas luego de que funcionarios del Cicpc y Visipol se enfrentaran a unos plagiarios durante una operación de rescate, en la autopista Francisco Fajardo.

  Uno de los fallecidos es Johan Alberto Machado, quien habría sido secuestrado en el Multicentro Empresarial del Este en Chacao por 8 sujetos que se encontraban fuertemente armados, según reseñó Globovisión.

  “El otro fallecido es uno de los plagiarios quien fue abatido por los efectivos policiales.

  “Más temprano, se conoció que se había registrado un tiroteo en la autopista Francisco Fajardo a la altura de San Agustín y que las autoridades habían interrumpido el paso de vehículos mientras realizaban las pesquisas correspondientes”.

  ¿Qué ocurrió también ayer?

  “Cuatro mujeres drogaron y robaron a estudiantes en la UCAB. En la tarde del lunes, tres estudiantes del primer semestre de Comunicación Social fueron drogados con “burundanga” en dicha casa de estudios, según informó la hermana de una de las víctimas. Los jóvenes, quienes eran menores de edad, fueron rociados por un polvo por cuatro personas desconocidas en un estacionamiento de la universidad y posteriormente los despojaron de sus pertenencias. La hermana de la victima explicó que a los jóvenes no los secuestraron porque no tenían vehículo”.

  ¡Qué ironía esto! No tener carro es un problema, una penuria, pero se salvaron, precisamente, gracias a esa carencia.

  Y así, en medio de todo esto, hasta a la Virgen en Cantaura le robaron la corona. “La réplica de la corona de la Virgen de la Candelaria y una reliquia de la Madre María de San José sustrajeron del santuario Mariano en Cantaura, a pocos días de celebrarse la aparición de la patrona”, según leo en El Universal.

   Como decía al principio, tarde se están atacando los problemas. Celebramos que haya reuniones, que haya buena voluntad de parte del Ministro y del Gobierno. Pero apúrense, porque no puede ser muy largo el mientras tanto: nos están matando.

Etiquetas:

1 comment

  1. Saludos… Luego de todo ese menú de crímenes en Caracas, sin contar los ocurridos en el resto del país, la buena voluntad para el “diálogo” donde el resultado es la creación de cuadrantes territoriales, no me vislumbra ninguna esperanza. ¿Será que soy pesimista o realista? La otra opción es ser ingenua y creer que esos diálogos darán frutos positivos para los ciudadanos, y esa opción realmente, no me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *