Dear Ivanka – Carolina Espada

Dear Ivanka - Carolina Espada
Cortesía: Tal Cual

Publicado en: Tal Cual

Por: Carolina Espada

Perdona que no te escriba en inglés. Yo lo entiendo clarito y me defiendo bastante al hablar, pero soy un desastre con la escritura. Nunca he podido entender como, por ejemplo, una palabra que se pronuncia “inof” se escribe “enough”. ¡Ustedes tienen cada cosa!

Mi nombre es María Joaquina, pero prefiero que me llamen MaryJO, como JLo, pero Mary y con jota. Sabrás que yo también nací el 30 de octubre de 1981, solo que tú en Nueva York y yo en Caracas. No te cuento de la situación política en mi país, porque la verdad es que no la entiende nadie. El único que sí comprende todo clarito el señor Elliott Abrams, que definió esto como el “realismo mágico” de Gabriel García Márquez, y yo me dije: a eso también le dicen lo “real maravilloso”, que aquí de maravilloso no tiene nada.

Lo que sí entiendo perfecto es el panorama en los EE. UU. No porque yo sea una destacada politóloga internacional, sino porque la cosa está de anteojitos. Te cuento: yo me vi la Convención Demócrata y, a la semana siguiente, la Republicana. Los demócratas perdieron por gafos. No se la veían venir. El mensaje que quisieron transmitir fue el de la unión, la fraternidad, la igualdad, la paz y la armonía. Sin gritos, ni estridencias y todo muy civilizado, pero eso es muy abstracto para lo que ustedes llaman “la base” y que aquí le decimos “el pueblo mismo”.

Además, eso no arrastra, no tiene rating y es la mar de aburrido. Convención candor, Bambi y cotufa. ¡En cambio ustedes los republicanos apelaron a un sentimiento que padecemos todos los seres del universo: el Mieeedo! Ponle que si miedo a la muerte o a la enfermedad o a las cucarachas voladoras… Todos sabemos lo que es eso. Y el miedo petrifica, pero moviliza (aunque suene a oxímoron). ¡El miedo consigue votantes! Quedó clarito que allá deben portar armas legalmente (si son blancos).

Hay que defenderse cuando hordas violentas de gente de cierto color invadan los suburbios. Tu papá impondrá la ley y el orden; va a acabar con las manifestaciones e incendios y saqueos de esa poblada tan oscura y mal vestida. Pero no lo pueden acusar de racista: le concedió el perdón presidencial a un negro que asaltaba bancos. Nótese que no perdonó a un blanquito vendedor de crack. Se congració, pues, para que no digan.

Por cierto, ya ustedes se dejaron de eufemismos y dicen “black”; tiempo sin oír esa ridiculez de “African American”. Pero vuelvo a tu papi a quien no lo detiene nadie. Negocia la libertad de rehenes americanos en países malvados como de película y que la mayoría no sabe ni dónde quedan. Y juramenta a nuevos ciudadanos: Happy American Dream! ¿Qué más? Ah, y haaablaaa todos los días (se encandena: “chaining”) y garantiza la recuperación económica y la vacuna contra el covid-19 (que él insiste en llamar “China virus”).

¡Tu papi es recio! No usa mascarilla y le sabe a chayota la distancia social. Y es súper chistoso cuando se burla de sus adversarios y les encasqueta sobrenombres que los ridiculizan y los denigran. ¿Y dónde me dejas cuando se pone guachamarón y lo aplauden como focas y le ríen las gracias? Acá sabemos de eso.

De igual forma los prepara psicológicamente y les advierte que si pierde las elecciones va a ser por fraude, que no quepa la menor duda. ¡Y es todo un valiente! ¿Tú sabes lo que es atreverse a decir que los millones soldados que han muerto en todas las guerras –en las que ustedes han participado con tanto entusiasmo– son unos tontos y unos perdedores? O sea, wow.

Y cuenta con el apoyo de Kanye West, el rapero insólito que se lanzó para presidente con el único fin de restarle votos a Biden. ¿Te imaginas a Kim Kardashian de Primera Dama? Me estortillo. Pero no nos vamos a preocupar, ya Kanye lo dijo varias veces cuando visitó a tu papi en la Sala Oval: “I love this man!!!”. Sí, él ama a ese hombre. ¡¿Y cómo no amarlo?! Basta con verlo haciéndole propaganda a todos los productos Goya con esa sonrisota. “Display” de alimentos tercermundistas sobre el escritorio “Resolute”, regalo de la reina Victoria.

Y no te creas que se me olvidó tu foto con cara de “Querida Amiga Mía” con unas caraotas negras enlatadas. Un lujo de promoción. Hasta los que tanto desprecian a los “hispanos” compraron una lata. A lo mejor no se la comieron, pero la compraron. La lealtad de la base misma que llaman. The same people.

Me preocupan Stephen Colbert, Jimmy Kimmel, Trevor Noah y el “Dream Team”, “La Santísima Trinidad” de CNN: Anderson Cooper, Chris Cuomo y Don Lemon. Tienen cuatro años yéndose en sangre y hablando pestes de tu papá. No van a soportar otro periodo. Van a morir de un mal.

Estaba sacando cuentas, en 2024 vamos a tener 43 años. ¿Y si la dinastía Trump continúa en el poder? ¡Tú tienes “slogan” desde ahorita! Tu mensaje a los desempleados es “Find something new”. Consigue algo nuevo. Facilito. ¿Cómo no se le había ocurrido a alguien antes? ¿Y si te conviertes en la primera mujer presidente de los Estados Unidos? ¿Y si “new” eres tú?

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *